Volvió Draymond: el mejor regalo de cumpleaños para Stephen Curry

Este lunes en el Chase Center llegó el momento del esperado regreso a las canchas de Draymond Green, que había estado inactivo desde el 9 de enero por una lesión en la parte baja de la espalda. Significó la primera vez en algo más de 1000 días que el histórico Big-Three de los Golden State Warriors compartió cancha, más precisamente desde el 13 de junio de 2019, en el juego 6 de aquellas accidentadas Finales de la NBA para la franquicia californiana, las últimas a las que accedieron.

Dray salió desde la banca en el partido frente a Washington Wizards, algo que Steve Kerr ya aclaró que es «muy temporal», debido a que estará en restricción de minutos hasta que recupere su mejor forma física. Todo esto no impidió que deje su marca: En los 20 minutos que disputó, aportó 6 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias y tuvo el +/- más alto del equipo con +24. Impacto inmediato en la victoria guerrera por 126-112.

Durante los más de dos meses de inactividad que atravesó el DPOY de 2017, los Warriors tuvieron un récord de 16-13, apenas el 13° mejor balance de la liga en ese tramo. Además, ocuparon el puesto número 12 en rating defensivo (111.1) en ese lapso. Para añadir contexto, los de la Bahía contaban con la mejor defensa de la liga por cada 100 posesiones (101.9) antes de la lesión de Day-Day.

Post-partido, se viralizó un dato que le llamó soberanamente la atención: Steph, en el día de su compleaños, anotó 41 puntos (de sus 47 totales) mientras compartía cancha con Green. Habían jugado juntos ¡15! minutos. No era posible, carecía de sentido.

Por eso, en De Faja nos dirigimos a la fiel sección de estadísticas de la NBA a chequear semejante locura y no sólo nos encontramos con que era totalmente acertado, sino que también nos topamos con otro dato que resume el impacto de Draymond en el sistema ofensivo del equipo (y en su principal arma).

Stephen Curry CON Draymond Green en cancha (15 minutos): 41 puntos, 13/16 en tiros de campo y 7/9 desde el triple.

Stephen Curry SIN Draymond Green en cancha (20 minutos): 6 puntos, 3/9 desde el campo y 0/5 desde la tercera dimensión.

Otro apartado en el que se vio reflejada la huella que deja Green es en la responsabilidad en la generación de juego que toma cuando pisa el parqué, lo que le saca presiones a Curry en ese aspecto del juego: 5 pases-gol para el Steph cuando jugó sin él y solo 1 cuando compartió minutos con el ala-pívot.

Tras 2 largos meses, volvió Draymond y se convirtió en el mejor regalo de cumpleaños para Stephen Curry.