Vasilije Micic, el serbio que podría arribar a los Sixers

Muchas veces sucede que, durante el Draft de la NBA, las franquicias seleccionan jugadores a los que no tienen pensado adquirir inmediatamente. Esto sucedió, por ejemplo, con el argentino Juan Pablo Vaulet, que en el 2015 fue elegido por Charlotte Hornets y luego traspasado a Brooklyn Nets. Pero no era la intención del equipo contar con él en ese momento, por lo que adquirieron sus derechos para que, si eventualmente llegaba a la liga, fuera un activo suyo. Algo similar sucedió con Vasilije Micic y los Philadelphia 76ers en el puesto 52 del 2014. Ahora, en medio de la incertidumbre por la continuación de la temporada, empezó a sonar fuerte la idea de que el base serbio pegue el salto en la 2020/2021.

Es el prototipo de jugador de la zona de los Balcanes: alto, duro y con buena mano. Si bien las comparaciones suelen reducir mucho los conceptos, su estilo de juego puede ser equiparable, en un punto, con el de Luka Doncic. Su metro 97 de altura le permite tener una gran visión de la cancha, y si a eso se le suma la precisión en sus pases, los Sixers pueden haber encontrado el relevo perfecto para cuando Ben Simmons no esté en cancha.

“¿La NBA? Ojalá. Pero no solo quiero ir ahí, sino que quiero jugar. Si eso no pasa, me quedaré en Europa”, había dicho el guardia en agosto de 2019, durante una entrevista con el medio Talk Basket. Desde que fue elegido, no solo se hizo más fuerte físicamente, sino que se fue armando un nombre entre los fanáticos del baloncesto del viejo continente. En la última edición de la Euroliga –se anunció su suspensión definitiva luego de que dejara de jugarse el 12 de marzo- tuvo unos muy buenos números individuales: 14,5 puntos, casi 6 asistencias, más de un robo por juego y casi 40% de efectividad en tiros de tres puntos, aspecto en el que sobresalió. Pero no es solo eso, ya que su aporte sirvió para que el Anadolu Efes, de Turquía, quedara puntero con 24 victorias y 4 derrotas.

Si alguien piensa que el nivel actual de Micic es casualidad, está muy equivocado. El año anterior no solo había conseguido llevar a su equipo a la final, que perderían con el CSKA Moscú; también había tenido grandes cifras. El hecho de promediar más de 12 puntos, 5,5 asistencias, 1 robo y 37% de acierto de atrás de la línea 7,24 metros, hizo que se comenzara a sospechar sobre su partida a Estados Unidos.

Pero los periodistas Rich Hoffman y Derek Bodner explicaron, en el podcast Sixers Beat, que no todo es color de rosas; el contrato es una pequeña traba a la hora de pensar en el base de 26 años y el equipo de Pensilvania. No solo deberían pagar una cláusula para sacarlo de la plantilla turca, sino que tendrían que convencerlo de que gane una suma sustancialmente menor a la que cobra actualmente. El salario mínimo para alguien sin experiencia en la NBA es de casi 900 mil dólares por año y, según contaron Hoffman y Bodner, serían aproximadamente 200 mil menos que lo que gana hoy en Turquía.

Pero volviendo al básquet, la incorporación de Micic no sería similar a la de un novato convencional. Como es simple de deducir, es un jugador que ya cuenta con una amplia experiencia como profesional. No solamente formó parte durante más de una temporada de otro equipo de primer nivel, como el Bayern Munich de Alemania; con su selección participó del Eurobasket 2017, en el que perdieron la final ante Eslovenia, y del Mundial 2019. Sin dudas, un jugador de su calibre sería mucho más que una apuesta para Philadelphia.

*La imagen principal es de ANDY WONG / AP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *