Un tapón que vale (casi) oro: Francia es finalista olímpico

En el que posiblemente sea, hasta ahora, el mejor duelo de Tokio 2020, Francia derrotó a Eslovenia por 90 a 89 y enfrentará a Estados Unidos en la final. El partido fue un ida y vuelta constante que se definió en la última jugada, con apenas dos segundos en el reloj. Nicolas Batum, héroe de la noche: exhibición defensiva del jugador de Clippers, quien dejó el tapón que aseguró la victoria. A su lado, Nando de Colo y Evan Fournier volvieron a ser los motores ofensivos del conjunto dirigido por Vincent Collet. Luka Dončić tuvo una noche histórica, pero su aporte no alcanzó y deberá conformarse con la lucha por el cobre frente a Australia.

El partido

Ya en la previa se anticipaba un cruce de altísimo vuelo, con dos seleccionados que pasaron invictos en la fase de grupos demostrando rendimiento colectivos e individuales muy positivos. La dupla Dončić-Tobey comenzó desde temprano a conectar, aunque la defensa gala poco a poco logró contener los embates eslovenos. La brecha en el marcador era mínima y ninguno de los dos equipos lograba despegarse del todo.

En el complemento, de Colo y Fournier comenzaron a encontrar su mejor versión desde el perímetro al igual que un sorprendente Timothé Luwawu-Cabarrot. Luka estaba errático pero su gravedad abría espacios que sus compañeros aprovechaban gracias a las asistencias de la estrella de Dallas. Al inicio del último cuarto, los franceses se pusieron seis por delante.

Sin embargo, el equipo de Aleksander Sekulić no iba a rendirse tan fácilmente. Con Tobey lastimando en la pintura y con oportunas apariciones de Klemen Prepelič, la diferencia era de un tanto y la pelota la tenía Eslovenia. Dončić no logró superar la férrea marca de Rudy Gobert y descargó para Prepelič, quien atacó el aro en busca del game-winner. Pero Nico Batum tenía otros planes: el número 5 entró como una tromba y taponó el tiro contra tablero cuando faltaban solamente dos segundos. La chicharra sonó y la alegría francesa fue total: primera final para ellos desde Sidney 2000, y apenas la tercera en toda su historia (la otra fue en Londres 1948).

Défense, défense et encore défense

¿La clave del cotejo? La espectacular defensa de Francia. A pesar de algunas falencias en ataque, el conjunto de Collet supo contener a un Luka Dončić que en ningún momento logró encontrarse cómodo con su tiro (5/18 en tiros de campo, 2/9 en triples). En este sentido, Nicolas Batum fue el asignado para marcar al número 77 y cumplió su tarea con creces. Además, se dio el lujo de cerrar la noche con el tapón que valió una victoria.

Otro que estuvo a la altura de la situación fue Rudy Gobert. El pívot sumó otros cuatro bloqueos e hizo notar su presencia en los tableros: tomó 16 rebotes, 6 de ellos en el costado del rival. También otro punto en el que les bleus afianzaron su dominio, ganando la batalla de los rebotes por 49-40 (y con 15 ofensivos).

Luka y una noche agridulce

A pesar de la derrota, Luka no tiene nada que reprocharse. Tuvo otra de esas noches históricas, sin tanto acierto en el tiro pero colaborando enormemente desde la creación de juego. Sus estadísticas lo dicen todo: 16 unidades, 18 asistencias (segundo máximo histórico en un juego olímpico y récord en un partido de eliminación) y 10 rebotes, convirtiéndose en el tercer jugador de la historia en anotar un triple-doble junto con Aleksandr Belov y LeBron James. Y sí, en su primera participación en un JJOO. Sus primeros pasos camino al Olimpo del básquet.

Nothing but respect: Luka y Nico se saludan luego de una actuación estelar de ambos // Crédito: @FRABasketball
Lo que viene

Francia enfrentará entonces a Estados Unidos en la final, que viene de superar a Australia de la mano de un Durant intratable. ¿El detalle? Este duelo ya ocurrió en la primera fecha de la fase de grupos, con una victoria de los galos por 83 a 76. ¿Podrán dar nuevamente la sorpresa y repetir el resultado? ¿Conseguirá el Team USA su cuarta medalla dorada consecutiva? Todo, como siempre, está por verse.

*La imagen principal es de FIBA

Manuel Giles

Fundamentalista de Lou Williams.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *