La Torre de NBAbel: presencia argentina, lujo europeo y clutch yankee

Gabriel Deck cumplió en la derrota más abultada de un local en la historia de la NBA y Facundo Campazzo se hizo gigante en el clutch para darle una victoria fundamental a los Nuggets, pero las figuritas de la jornada vinieron directo del Viejo Continente. A su manera, Luka Doncic, Domantas Sabonis, Nikola Jokic y Bojan Bogdanovic guiaron a sus equipos a importantes triunfos. ¿Por qué el clutch gringo? Alcanza con observar los épicos game winners de Cole Anthony y Dorian Finney-Smith… Además, regresaron LaMelo Ball y el mencionado Domas.

En orden cronológico y para resumir de manera escueta una jornada con muchísimos highlights y datos: Charlotte Hornets venció a Detroit Pistons, Golden State Warriors barrió a Houston Rockets, Atlanta Hawks se llevó el gato al agua contra Chicago Bulls, Miami Heat despachó a Cleveland Cavaliers, Orlando Magic sufrió para superar a Memphis Grizzlies, New Orleans Pelicans necesitó de un overtime para liquidar a Minnesota Timberwolves, Indiana Pacers vapuleó a Oklahoma City Thunder, Dallas Mavericks derrotó a Washington Wizards, Utah Jazz le remontó a Toronto Raptors y Denver Nuggets cerró ganándole a Los Angeles Clippers a domicilio.

Indiana Pacers 152 vs Oklahoma City Thunder 95

A cuarenta y horas de su debut en la NBA, Gabriel Deck volvía a pisar el parqué de la liga más competitiva del mundo. En esta ocasión, su Thunder, con Kenrich Williams de vuelta, pero sin Lu Dort y Aleksej Pokusevski, dos tipos que absorben muchos minutos en la rotación de Mark Daigneault (tampoco estaban activos Shai Gilgeous-Alexander, Mike Muscala ni Al Horford), recibía a unos Pacers que contaban con varias bajas de último momento (Malcolm Brogdon, Edmong Sumner, JaKarr Sampson) y de larga data (Myles Turner, Goga Bitadze, Jeremy Lamb, TJ Warren).

Mientras Oklahoma City (21-42), ya sin chances de alcanzar los playoffs, ‘buscaba’ seguir bajando en pos de conseguir una mejor ubicación en el próximo Draft, los Pacers (29-33), inmersos en una irregularidad y en la trinchera del play-in oriental, necesitaban una victoria como el comer. La buena noticia para el equipo del estado de Indiana era la habilitación de su figura Domantas Sabonis, que figuraba como cuestionable y no veía acción oficial desde el 18 de abril por molestias en su espalda. Como veremos a continuación, la presencia del lituano fue determinante desde el primer minuto, aunque los amigos del dorense no hicieron mucho para frenarlo…

El comienzo del partido, con el santiagueño mirando atentamente desde el banquillo, tuvo a Indiana como único participante activo. Un 8-0 de inicio, incrementado a 16-4 a la hora del primer timeout de Daigneault, se explica directamente por los incipientes porcentajes de tiro: 7/8 de los visitantes contra 1/11 de los locales. Esto no es casualidad, ya que en el transcurso de la temporada OKC es el tercer equipo con peor eficacia de cara al aro (.444), pero la excelencia de los Pacers en los lanzamientos los dejaba rápidamente en evidencia. Aunque en los minutos sucesivos el Thunder se amigó un poco con las canastas (quizás el acercamiento en el marcador se debió más a errores de Indiana en el manejo del balón), otra muestra de eficacia puso a los huéspedes dos cómodos dígitos arriba.

Con Doug McDermott en modo francotirador, Edmond Summer acompañando y Domantas Sabonis en modo dominante, los Pacers justificaban su ventaja. Y a falta de 3:38 para el final del primer cuarto, Gabriel Deck saltó a la cancha, lo que, de algún modo, nos convocaba al Chesapeake Energy Arena. Quizás deberíamos quedarnos con lo de Domas, que en el primer cuarto rozó el triple doble (8 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias y 1 robo), pero el aporte increíble aporte del Tortuga tira… Un par de minutos después de saltar a la duela, convirtió una bandeja tras asistencia de Svi Mykhailiuk, lo que auguraba un buen comienzo. Ya cerca del final del primer cuarto, agarró un rebote defensivo, subió la pelota (lo hizo un par de veces, muy interesante) y marcó otra bandeja en penetración.

Pero lo mejor estaba por llegar: en la última jugada recibió de Josh Hall, se hizo camino hacia el aro y la volcó para decretar el 29-42 final. Tres canastas en un intervalo de ochenta segundos para el goleador del equipo (6p en 3:38) no estaba nada mal. Sin embargo, el 42-29 para los Pacers mostraba que un equipo tiraba 68.2%tc y 70%t3, mientras que el otro apenas 38.7%tc y 18.2%t3… Con las cámaras siguiéndolo a todos lados y los relatores locales hablando de él, Gaby arrancó el segundo cuarto en cancha. Antes de salir a la mitad del período, erró un par de tiros, bajó dos rebotes (uno ofensivo y otro defensivo) y perdió una pelota, pero su actividad-movimiento constante ya lo ponía como uno de los puntos altos del conjunto de Oklahoma City.

No obstante, en equipo el Thunder era un desastre, tanto en defensa y como en ataque. Deck reingresó al parqué con 1:35 por jugarse de la primera mitad y le sopló al lituano un buen rebote en rodeo ajeno, aunque no logró colocar la basura en su lugar. Al entretiempo, Indiana ganaba, gustaba y goleaba por 36 puntos, la máxima de la noche. El 82-46 tenía como máximo exponente a Domantas Sabonis, que en 20 minutos y 17 segundos había anotado 22 puntos (9/11tc, 2/2t3, 2/2tl), bajado 11 rebotes y repartido 11 asistencias. Con ese modo bestia de Domas y un McDermott súper fino aportando 20 tantos, los Pacers ya habían roto el partido antes de irse al vestuario, dejando todo definido de cara al segundo tiempo (y sin Brogdon, vale la pena recordar).

No solo los porcentajes de tiro se habían mantenido (o exagerado, 70 y 61 contra 33 y 11), sino que el Thunder era duplicado en asistencias (23-11), entre otras grandes diferencias (puntos en la pintura, de contrataque, provenientes de pérdidas). Deck encaraba al vestuario con 6 puntos (2/4tc) y 4 rebotes (2of) en 11:27, dejando una imagen destacable dentro de un equipo sin muchas luces. La dinámica del tercer cuarto no varió en demasía, rozando los 60 tantos la brecha impuesta por los pupilos de Bjorkgren (58, manteniéndose por encima de los 50 todo el tiempo). Sabonis fijó su planilla personal en 26p/19r/14a en menos de media hora antes de ser reemplazado para no volver. Claro, los 31 y 25 puntos de McDermott y LeVert, respectivamente, tornaban irremontable el cotejo (126-70).

Cuando un equipo es tan superior en todas las facetas, el match le escapa en algún punto al análisis. Indiana era superior a Oklahoma City en absolutamente todo y apenas un buen parcial de Moses Brown se antojaba loable en el conjunto de Mark Daigneault. Deck reingresó a 3:57 del cierre del período y siguió un tanto inconsistente respecto al tiro, faceta que no es su especialidad pero mejoró con el correr de los años. Erró un triple y dos libres, pero consiguió tres rebotes ofensivos en una jugada que engrosó su planilla, mas perjudicó su porcentaje de tiro. 6 puntos, 9 rebotes (5 ofensivos y 4 defensivos) y 1 asistencia (para un triple de Mykhailiuk) en 16 minutos configuraban una buena performance.

Con los Pacers alcanzando rápidamente en el cuarto final los 60 puntos de diferencia, el morbo -lamentablemente- se posó por un histórico récord de la liga, el de mayor margen en un partido. De repente, los 68 porotos que Cleveland le sacó a Mami (148-80) en 1991 se veían (muy) amenazados. Indiana llegó en un par de minutos a los 67, pero no pudo superar esa pesada barrera y la plusmarca sobrevivió a la peligrosa intimidación -fue la mayor derrota de un local-. El Tortu jugó los últimos 8:20 y sumó a su cuenta personal un rebote defensivo, un buen tiro en suspensión, un robo y una asistencia (triple de Charlie Brown Jr). A fin de cuentas, el argentino aportó 8 tantos (4/12tc, 0/2t3, 0/2tl), 10 tableros (5of, 5def), 2 pases-gol y 1 hurto en 23:52. Buena prueba, sí, grandes minutos, pero un partido muy desvirtuado por la inmensa diferencia.

66% de tiros de campo (vs 34%9, 64% de triples (21%), 77% de libres (48%), 53 rebotes (48, aunque déficit en ofensivos), 41 asistencias (23), 7 robos (8), 11 tapones (3) y 17 pérdidas (14) definen a ultranza lo que sucedió sobre la duela del estado de Oklahoma. Además, Indiana ganó la lucha en la pintura, corrió mejor la cancha y capitalizó bien los errores rivales para ganar todos los cuartos y marcar un 152-95 final (+57), que no fue más solo porque los visitantes tuvieron una pizca de respeto por su anfitrión. Este lunes, los Pacers visitarán a los Wizards en la capital (20hs de Argentina), mientras que el Thunder jugará este domingo en back-to-back ante Phoenix Suns, novedoso líder de la liga, en casa (21:00hs).

Pese a salir 15 minutos antes del final del cotejo, Domantas Sabonis se erigió de entrada como la figura del partido y culminó con 26 puntos (10/13tc, 2/3t3), 19 rebotes y 14 asistencias en menos de media hora sobre la duela (+49). Literalmente, el lituano hizo lo que quiso en la cancha y guió a un conjunto que no tuvo ninguna dificultad para llevarse el gato al agua. Doug McDermott aportó 31 puntos (11/14tc, 6/8t3), Caris LeVert jugó un gran tercer parcial para completar una buena noche (25p6a) y Oshae Brissett consiguió un buen doble doble (16p13r3a). Lo mencionado de Gabriel Deck, que lideró a su equipo en rebotes, y el rendimiento de Moses Brown (16p7r), lo único digno de ser mencionado de un Thunder que exhibió vastas carencias -pero sumó una derrota más en su objetivo Draft 2021-.

Denver Nuggets 110 vs Los Angeles Clippers 104

El plato fuerte de la jornada, por tratarse de dos potencias de la liga y de un posible enfrentamiento de postemporada, tuvo lugar en el Staples Center. Los Nuggets de Facundo Campazzo, sin Zeke Nnaji, además de Jamal Murray, Monte Morris y Will Barton, claro, tenían una visita de riesgo ante unos Clippers que no tenían bajas de peso de último momento (out Patrick Beverley y Serge Ibaka, desde ya). El equipo de Malone arribaba al estado de California a sabiendas de que, con una victoria, desplazaba a su rival de turno en la tabla del Salvaje Oeste, por lo que el duelo más vespertino contaba con un aliciente para trasnochar. Si además teníamos en cuenta su televisación por ESPN, la mesa estaba servida…

Kawhi Leonard y Marcus Morris Sr se combinaron para abrir la lata a favor de los angelinos, aunque velozmente fue Paul George el que tomó la posta para cerrar el primer período con 10 puntos y 3 rebotes. Con los tres mosqueteros al frente, el equipo de Ty Lue sacó 11 puntos de diferencia (7-18) en apenas cuatro minutos de juego -metieron sus primeros siete tiros-, mas los Nuggets poco a poco se fueron acomodando con Michael Porter Jr (10p2r3a) y Nikola Jokic (7p3r2a) como gurús. Sin el dominio exterior que exhibían los californianos, los de la Mile High City empezaron a recortar diferencias al mejorar su defensa, donde empezaron haciendo agua, y su ataque.

Finalmente, fue 27-28 para los locales en el primer período. Sin embargo, antes de pasar al segundo, toca destacar algunas acciones de ‘nuestro’ Facundo Campazzo. El cordobés marcó 3 puntos (un triple hermoso desde la esquina) y bajó 1 rebote defensivo, sin conseguir asistencias -perdió 1 balón-, aunque también se ganó el aplauso virtual de los hinchas de Denver al tirarse al suelo para disputar una pelota con PG13. No pesó como en otras ocasiones, pero se lo vio suelto, más confiando al encadenar tantas titularidades luego de la lesión de Jamal Murray. El base se sentó a 3:28 del final y no volvió hasta entrada la segunda mitad del siguiente cuarto.

Con JaMychal Green y, principalmente, Paul Millsap a la cabeza, los Nuggets revirtieron la desventaja y se pusieron al mando luego de unos minutos en que los veteranos dominaron a piacere la pintura rival. El acompañamiento de PJ Dozier, Austin Rivers y Shaquille Harrison, que dejó una perlita al birlarle un intento de avivada a Rajon Rondo (quiso hacérsela rebotar en un in-bound y Shaq se la robó), colaboró con el +8 que fueron armando los visitantes ante unos Clippers con más titulares en cancha. El regreso de la primera unidad tuvo del otro lado a un Rondo enrachado que achicó diferencias, pero La Lob City se acercó con Kawhi Leonard generando juego y convirtiendo algunas canastas, mientras que el factor Rondo desde el banco los puso de lleno en partido.

Jokic dominó los rebotes desde su último ingreso, se fue al entretiempo con 9p/7r/3a, en la línea anotadora de MPJ (10/3/3), Dozier (9/3/1), Green (9/5) y Millsap (8/2), y Denver emprendió camino hacia el vestidor 52-47 arriba, superando los 11 tantos con 5 tableros de George y los 9/2/3 de Kawhi y Rondo, ya carburando para los playoffs. Mirando a estos lares, Campazzo añadió un rebote defensivo y falló una tripa antes del descanso (3p/2r). En resumen, Denver había sacado una ligera ventaja en un partido donde reinaba una paridad casi absoluta en todas las facetas del juego; quizás los minutos de Millsap, Green, Rivers y Dozier juntos le dieron al conjunto del estado de Colorado un empujón para cortarse (un poco) en el apretado marcador.

Kawhi Leonard y Reggie Jackson aprovecharon en el comienzo de la segunda mitad el quedo ofensivo de los Nuggets para recuperar el liderazgo, pero Jokic se prendió para restablecer el orden. Antes, Facu se convirtió en protagonista total al recibir un fuerte empujón adrede de Paul George, que perdió la cabeza y recibió una falta flagrante de tipo 1 a cambio (el cordobés, por su parte, convirtió ambos tiros libres). Y el serbio en un ratito justificó el ser el máximo candidato al MVP de la regular season: 18 puntos, 5 rebotes y 1 asistencia en el parcial elevaron a Jokic a la cúspide del cotejo, en tanto Michael Porter Jr lo seguía escoltando. Destellos de George, Cousins y Jackson no permitieron que la ventaja fuera un muy grande, pero el ajuste en defensa de los muchachos de Michael Malone logró una diferencia sustentable (10 puntos, 83-73).

Facu, por su parte, había añadido un rebote y una asistencia a su cuenta personal, pero los flashes en esta ocasión, como casi siempre, se los llevaba el Joker domando al también balcánico Ivica Zubac en la zona pintada. Cinco puntos consecutivos de Rondo arrimaron a los Clippers, pero bombas de Michael Porter Jr tras sendas asistencias de Facundo Campazzo se encargaron de retornar el orden a la ciudad de una milla de altura cada vez que el triunfo parcial corrió peligro. DeMarcus Cousins, grata sorpresa de la Lob City esta noche, se erigió como el jugador más importante en ataque, recibiendo la ayuda de tipos experimentados como Rondo y Leonard, para ponerse a tan solo una posesión con menos de dos minutos en el reloj.

El 101-98 sembró incertidumbre en un partido que previamente parecía decantarse por los montañosos, pero tres libres consecutivos de Jokic le dieron algro de tranquilidad al equipo de Malone. Reggie Jackson falló un triple, PJ Dozier ganó un gran rebote defensivo y Nikola Jokic se hizo eje del ataque. Sin verlo, acaparando toda la atención de la defensa rival, habilitó a Facundo Campazzo en la esquina. El argentino, ni lento ni perezoso, se elevó desde la punta izquierda para clavar un triplazo con muchísimo sabor a daga, exhibiendo su comportamiento clutch. Del otro lado, Jackson y Cousins convirtieron triples consecutivos para poner el 108-104 con 35.3 por disputarse. No obstante, Campazzo metió los dos libres correspondientes al bonus y le puso cifras finales al encuentro en 110-104. De este modo, con un tinte épico sobre el final, Denver consiguió su quinto triunfo al hilo.

Salvo una posesión aislada, los Clippers perdieron la ventaja al comienzo del segundo cuarto y no la recuperaron más. A pesar de no alejarse mucho en el marcador (su máxima fue de 12), los Nuggets apretaron el acelerador cada vez que los Clippers insinuaron una mínima remontada. Gracias al Joker, clave y determinante como siempre, Denver dominó la pintura, pero la facilidad para correr la cancha y anotar de contrataque fue otra de las virtudes del equipo visitante. Las asistencias, una de las mayores virtudes de los de Colorado (27.1 por juego, segunda mejor marca de la liga), también fueron determinantes en el correr del partido, como la altísima efectividad desde la línea de los suspriso (20/21). Los Nuggets se quedarán en Los Ángeles para enfrentar a los Lakers el domingo (23:00hs de Argentina), en tanto los Clippers recién volverán al ruedo el martes recibiendo a Toronto Raptors (23:00hs).

Tras un tercer cuarto excelente, Nikola Jokic se terminó de consolidar como la gran figura del partido, demostrando por qué, salvo sorpresa, será el MVP: anotó 30 puntos, bajó 14 rebotes y repartió 7 asistencias en otro juego espectacular. Michael Porter Jr cerró con 25p/7r/5a, Facu Campazzo, no tan determinante en el cotejo, fue fundamental en el clutch y firmó una planilla de 10 tantos, 3 tableros y 3 pases-gol, pero también es imprescindible destacar a PJ Dozier, JaMychal Green y Paul Millsap. Con Paul George algo impreciso -y picante en la conferencia post partido– y Kawhi Leonard menos participativo que de costumbre, los veteranos suplentes Rajon Rondo (18p5t5a2s) y DeMarcus Cousins (16p3r1a en 14′) ilusionaron a un sector de la ciudad hollywoodense, pero entre el serbio y los últimos momentos del argentino se hizo cuesta arriba.

También se jugaron…
Detroit Pistons 94 vs Charlotte Hornets 107

En el regreso de LaMelo Ball y Malik Monk, los Hornets vencieron a los Pistons a partir de los grandiosos rendimientos de Terry Rozier (29p7r4a y 8t3) y Miles Bridges (27p7r4a). En Detroit destacaron Frank Jackson y Saddiq Bey, pero Charlotte, muy dominante en la pintura y rápido para correr la cancha, sacó una gran ventaja en el primer tiempo y no sufrió grandes sustos en el camino a una victoria que lo mantiene en la parte alta del play-in, mientras que la Motor City permanece como el segundo peor récord de la liga.

Golden State Warriors 113 vs Houston Rockets 87

Gracias a un tercer cuarto excepcional de Stephen Curry y compañía (39-12, 23p de Steph), los Warriors encaminaron una noche que marchaba complicada y vencieron holgadamente a los Rockets, el peor equipo de la liga con cierta diferencia. Curry cerró con 30 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias -una noche más en la oficina- y guió a los Warriors a una victoria necesaria, aunque el poder anotador de Andrew Wiggins y los aportes de la segunda unidad (Jordan Poole, Mychal Mulder y Juan Toscano-Anderson) fueron fundamentales en la misión dub. En Houston, Kevin Porter Jr y Kenyon Martin Jr treparon hasta los 16p.

Chicago Bulls 97 vs Atlanta Hawks 108

Chicago Bulls, sin Nikola Vucevic ni Zach LaVine, sucumbió en el estado de Georgia y empieza a ver muy remota la posibilidad de meterse en el play-in de la Conferencia Este. Trae Young fue el chamán de los Hawks con 33 puntos, 3 rebotes, 7 asistencias y 2 robos, los internos John Collins y Clint Capela lo secundaron y Atlanta consiguió una victoria clave que le da cierto respiro en la lucha por los cupos directos a playoffs. 20 y 19 tantos de Thaddeus Young y Patrick Williams, lo único loable de unos toros que parecen dirigirse a otra decepción. En este caso, un tercer cuarto de lujo destrabó el asunto para los halcones.

Miami Heat 124 vs Cleveland Cavaliers 107

El Heat sigue con la plaza directa en la mira y a paliza a los Cavaliers significó un paso más en ese objetivo. Los pupilos de Erik Spoelstra dominaron la zona pintada y encontraronen Kendrick Nunn, Duncan Robinson, Trevor Ariza y Bam Adebayo baluartes para superar sin grandes dificultades a unos Cavaliers adentrándose en un tanking que contó con 25 puntos de Kevin Love (season high) y Collin Sexton. Max Strus anduvo fino en Miami, en tanto Cleveland no contó con Darius Garland.

Memphis Grizzlies 111 vs Orlando Magic 112

El rookie Cole Anthony sacó a relucir todo el clutch que le corre por la venas con un tremendo game winner que por una décima no fue buzzer beater. Quizás en Memphis necesitaban (mucho) más el triunfo, pero los partidazos de los jóvenes Cole Anthony (26), Moritz Wagner (24), Dwayne Bacon (23) y RJ Hampton (18) fueron mucho para un equipo que también tuvo a tres jugadores por encima de la línea de los veinte puntos (Dillon Brooks, Ja Morant, Kyle Anderson), pero que no supo aprovechar la ventaja de dos dígitos con la que contó en el último parcial ni los veinte tantos que llegó a sacar más temprano en el marcador.

New Orleans Pelicans 140 vs Minnesota Timberwolves 136 (OT)

Los Pelicans de Zion Williamson (37p9r8a) y Lonzo Ball (33p11r8a3s) necesitaron de un overtime para superar a los luchadores Timberwolves de Karl-Anthony Towns (28p14r3a3s) y Anthony Edwards (28p9r6a). El atípico doble doble del español Willy Hernangómez (12p6r12a) fue un factor X -también mandó el partido a prórroga con una canasta- para un equipo que duplicó a su rival en asistencias y parece quedarse un poco corto en la pelea por el bajo play-in del Salvaje Oeste. El choque de Willy con su hermano Juancho fue, sin dudas, una de las lindas imágenes del día.

Washington Wizards 124 vs Dallas Mavericks 125

El triple/game winner a falta de nueve segundos para remontar un partido complicado y adelantar a los Lakers en la tabla de posiciones fue de Dorian Finney-Smith, pero fue posible (y plausible) por el impresionante partido de Luka Doncic, quien finalizó con 31 puntos, 12 rebotes y 20 asistencias, máximo de su carrera. Semejante esfuerzo se necesitó para frenar el vendaval de Russell Westbrook (42p10r9a2s, empató su season high en anotación) y la ayuda de Bradley Beal (29p4r3a2s). Aunque lo del esloveno fue surrealista, vale destacar los trabajos de Maxi Kleber, Tim Hardaway Jr y el mencionado Dorian Finney-Clutch.

Toronto Raptors 102 vs Utah Jazz 106

El Jazz se encontró casi todo el partido abajo en el marcador, pero los Raptors se quedaron sin nafta en el último cuarto (13-21) y Utah, que contó con un gran aporte de una banca y tuvo a Bojan Bogdanovic (34p4r4a) como punto altísimo, lo dio vuelta para volver al primer puesto de la liga. Los 30 tantos con 7 tableros y 7 servicios de Fred VanVleet no alcanzaron para enderzar un barco que inevitablemente se dirige al próximo Draft de la NBA. Rudy Gobert (13p16r) también fue importante ante las pesadas ausencias de Donovan Mitchell (tobillo) y Mike Conley (isquiotibiales).


Premios de la jornada

MVP: Luka Doncic.
Momento del día: sería patriota quedarse con la daga y los cinco puntos finales de Facundo Campazzo, pero también injusto no elegir los triples game winners de Cole Anthony y Dorian Finney-Smith.
Mejor quinteto: Trae Young-Luka Doncic-Bojan Bogdanovic-Domantas Sabonis-Nikola Jokic.
Segundo mejor quinteto: Stephen Curry-Lonzo Ball-Cole Anthony-Russell Westbrook-Zion Williamson (sí, full small ball).
Tercer mejor quinteto: Terry Rozier-Doug McDermott-Miles Bridges-Karl Anthony-Towns-Rudy Gobert.

Datos
Domantas Sabonis se convirtió en el tercer jugador con un triple doble en el primer cuarto en la era del play-by-play (1997/98), tras Russell Westbrook (x2) y Nikola Jokic, pero fue el primero en hacerlo con al menos 20 puntos.
Luka Doncic se transformó en el cuarto jugador en marcar un 30/10/20 en la historia de la NBA (Oscar Robertson, Russell Westbrook, Magic Johnson), el primero de Dallas con un triple doble doble de 20 asistencias y el primero con 30p/20a y 1 pérdida o menos.
Stephen Curry superó a su rival por dobles dígitos en un cuarto por primera vez en su carrera (23-12 en el tercero).

Zion Williamson se unió a Nikola Jokic como los únicos jugadores con 35/8/8 y 80% de tiro en las últimas 20 temporadas y se convirtió en el quinto jugador con 10 o más partidos de 30p y 70%tc desde 1983 (Shaquille O’Neal, Charles Barkley, Karl Malone, Kevin McHale).
Lonzo Ball firmó el cuarto partido de 8 triples, 8 rebotes, 8 asistencias y 3 robos en la historia de la NBA (Jason Kidd en 1995, Antoine Walker en 2002 y Russell Westbrook en 2017).
Nikola Jokic marcó el tercer partido de su carrera de 30p/10r/5a sin pérdidas, igualando a David Robinson en el máximo para un pivot desde 1985.
Washington Wizards está 2-14 en los últimos 16 partidos en que uno de sus jugadores marca 40 o más puntos (hoy Russell Westbrook finalizó con 42/10/9).
Cole Anthony se transformó en el primer rookie de Orlando Magic con 25p/5r/5a desde Victor Oladipo .

El dato I: El déficit de 57 puntos del Thunder representó la mayor derrota en la historia de la NBA para un equipo local, mientras que los Pacers se convirtieron en el primer equipo en anotar 150 puntos y encajar menos de 100 desde 1993. Además, fue la segunda victoria más grande en la historia de la franquicia.
El dato IIDuncan Robinson se convirtió en el jugador más rápido en anotar 500 triples en su carrera (152 partidos, superando los 187 de Luka Doncic).
Novedades: Shams Charania informó que Kelly Oubre Jr (fue baja hoy) tiene un ligamento desgarrado en la muñeca izquierda y una fractura en la palma. El alero habría agravado la muñeca el 9/4, antes de perderse cinco juegos para regresar e intentar, en vano, competir sin dolor; finalmente, agregó que tendrá más evaluacion para ver si puede retornar esta temporada.


La jornada del domingo 2 de mayo de 2021, con ocho partidos desde la tarde hasta la madrugada argentina.

*La foto principal es de AP Photo/Sue Ogrocki.

Iván Fradkin

Lo que mejor hago es escribir. Escribo como el orto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *