Sol será uno solo

Luego de un intercambio que hirió los sentimientos de Ricky Rubio, pero le dio, al mismo tiempo, una compañía all-star a Devin Booker, Phoenix Suns llega a la jornada del draft con un panorama distinto. La sola presencia de Chris Paul puede incluso cambiar los planes de la selección del equipo de Arizona.

En primer lugar, la franquicia maneja dos posibilidades, ambas igualmente factibles: mantener su selección número 10 o realizar un trade por un jugador y/o picks de menor jerarquía. De efectuarse ese segundo escenario, este texto carecería de verosimilitud y se convertiría sólo en un vaticinio. Entonces, vale hacer énfasis en el primer caso.

De mantener su décimo pick, Phoenix Suns baraja distintas variantes, pero tres destacan sobre el resto: Kira Lewis Jr., Aaron Nesmith y Tyrell Terry.

El base que corría muy rápido

Kira Lewis Jr. Es oriundo de un pueblo de Alabama de no más de 7000 habitantes. A sus 19 años, se encuentra cursando su segundo año en la universidad del estado donde nació y creció. Llegó allí luego de la partida de Collin Sexton a la NBA e inicialmente iba a ser una pieza de recambio, pero su nivel sorprendió y se adueñó del puesto.

Kira Lewis Jr., un base rápido atlético y explosivo. Mark Humphrey/Associated Press

En su segundo año confirmó su crecimiento deportivo hasta que la pandemia azotó al mundo e interrumpió las competencias universitarias.

Es rápido, atlético y explosivo, por lo que es un desafío para quienes les toque marcarlo. Con un buen primer paso y su manejo de la naranja, en un instante puede superar a quien se enfrente. También es un correcto defensor perimetral, no así en la pintura, donde su poca fuerza puede significarle una debilidad, lo que también le juega en contra en el otro extremo del parqué. A su vez, Lewis suele tomar malas decisiones en ataque, no sólo a la hora de lanzar, sino también al intentar pases arriesgados que luego se traducen en pérdidas.

3-and-D

Aaron Nesmith es un deseo de varias franquicias para este draft –como bien se ha visto en la serie de notas que De Faja publicó-. Oriundo de Carolina del Sur y escolta o alero de la Universidad de Vanderbilt, Nesmith es un tirador hecho y derecho: anotó el 52% de sus lanzamientos de tres puntos en la última temporada.

Nesmith es, quizás, el mejor tirador de esta camada del draft. Matthew Maxey/Icon Sportswire via Getty Images

Se mueve muy bien sin balón y recibe y tira rápidamente igual de bien. Sin embargo, su fortaleza más significativa quizás sea la defensa. Tiene una gran lectura del juego del rival en el campo propio y sus largos brazos le permiten tanto robar varios balones como volcarla en el aro opuesto.

Hay, principalmente, dos razones por las que no está más arriba en los modelos del draft. La primera, por la lesión que sufrió en su pie derecho que amputó su temporada mucho antes que la de los demás. La segunda, porque su equipo tuvo, estos últimos dos años, las peores campañas de su historia inmediata.

A su vez, Nesmith tiene sus falencias: si bien su físico parece preparado para la NBA, aún le falta fuerza. También se le señala su flojo manejo de la pelota pese a desempeñarse en la frontera de línea de tres puntos.

La defensa te la debo

Tyrell Terry nació en Minneápolis y se mudó a California para iniciar su carrera universitaria en Standford. Allí se desempeñó durante un año hasta presentarse para el draft de 2020 a último momento.

Tyrell Terry es de los más interesantes prospectos, pero tiene que mejorar físicamente. Jeff Chiu/AP

Base inteligente y gran tirador desde cualquier parte del parqué. Desde el perímetro, el codo o la pintura, Terry tiene la capacidad de resolver desde todos lados con un lanzamiento al aro. Interpreta muy bien el pick-and-roll, aunque debe mejorar la relación asistencias-pérdidas.

Las mayores falencias del guardia de 20 años son sin dudas la defensa y el físico. A veces, de manera combinada: sus 77 kilos lo hacen muy maleable en la defensa cuerpo a cuerpo. No obstante, también su lectura del juego rival, a pesar de sus 1,4 robos por partido, deja que desear. Como resultado también de ambas deficiencias, Terry suele llegar tarde a las ayudas y ese será uno de los ítems a corregir cuando arribe a la NBA.

¿Cuánto y cómo influye CP3?

La reciente incorporación del futuro hall of fame puede modificar los planes de la oficina. ¿Acobardará a la gerencia tener a Chris Paul en la plantilla si desean elegir un base? ¿O, a contramano, la alentará para que el ex Oklahoma pueda hacer las de mentor de un potencial novato?

Lo seguro es que, en el segundo escenario, CP3 tiene para aportarle tanto a Lewis como a Terry. A uno, principalmente, desde la toma de decisiones y al otro, desde la defensa. Ya ha demostrado en Thunder la clase de líder que puede ser.

Popurrí

Lógicamente, la gerencia baraja otros nombres distintos a los ya mencionados. Isaac Okoro, Devin Vassell, Killian Hayes, Jalen Smith, Precious Achiuwa, Saddig Bey o Tyrese Maxey bien podrían alterar los planes de un draft impredecible –no sólo porque pocos destacan por sobre otros, sino también por la poca información que los scouts pudieron recolectar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *