Sigue siendo El Rey

LeBron James cumplió 37 hace menos de tres meses pero parece afectarle poco y nada. Sigue sorprendiendo semana a semana y logró meterse en la disputa por ser el máximo anotador de la liga en la actual temporada a pesar del muy mal pasar de su equipo, Los Ángeles Lakers. Si bien podríamos pasar horas hablando de su longevidad, la razón por la que es noticia el día de hoy no tiene que ver directamente con eso. Es que el 23 del conjunto lagunero firmó otro récord histórico anoche, al convertirse en el primer jugador en toda la historia de la NBA en alcanzar 30 mil puntos, 10 mil rebotes y 10 mil asistencias a nivel carrera. Una especie de triple-doble global.

James sumó 31 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias en la dura derrota de su equipo ante Phoenix Suns en Arizona, llegando así a las 10.000 asistencias totales en su carrera NBA y creando un nuevo club en la historia de la liga. Nadie, a lo largo de la historia, pudo lograr un hito semejante. Además, vale la pena aclarar que no sólo este ’30k/10k/10k’ es un hecho único en la liga, sino que esas cifras tampoco fueron alcanzadas por alguien que anotó 20 mil puntos (20k/10k/10k), o por alguien que anotó solo 10 mil (10k/10k/10k).

Ser el primer jugador en llegar a los cuatro ceros en las tres estadísticas más clásicas del deporte habla de un talento, un cuidado físico y una longevidad fuera de serie. No sólo es sostener un ritmo anotador durante casi dos décadas, sino además ser consistente en otras facetas del juego. Muchos seguirán debatiendo si LeBron es o no es el más grande de toda la historia, pero creo que deberíamos ponernos de acuerdo en algo… no ha habido jugador más completo que él. Con 37 y con un equipo con muchos problemas a sus espaldas, El Rey sigue siendo El Rey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *