Se ‘rompió’ la NBA: James Harden a Brooklyn

Este miércoles 13 de enero de 2021 quedará en la historia de la NBA. Con Houston Rockets, Brooklyn Nets, Cleveland Cavaliers e Indiana Pacers involucrados, se concretó uno de los intercambios más resonantes desde la fundación de la liga. James Harden, MVP de la temporada 2017/18, se unirá a Kevin Durant y Kyrie Irving para formar un súper Big Three, mientras que los Rockets recibieron una importantísima compensación de draft y a Caris LeVert. Este último, clave en la rotación de los Nets, fue tradeado inmediatamente a Indiana por el ex All Star Victor Oladipo, que jugará en Houston, mientras que Jarrett Allen lo hará en Cleveland.

Línea de tiempo

Es difícil no poner el foco sobre James Harden, afianzado hace años como uno de los mejores jugadores de la NBA (además del MVP y múltiples formaciones All NBA, lideró la liga en anotación durante las últimas tres temporadas). Desde su salida del Thunder en 2012, buscando un protagonismo que encontró en Houston, la franquicia tejana hizo todo lo posible por rodearlo y formar un equipo contendiente. Eso no sucedió, ya que el equipo apenas accedió a dos Finales de Conferencia, en 2015 y 2018, con sendas eliminaciones a manos de los Warriors.

En sus últimos cursos vestido de rojo, Harden vio llegar a Chris Paul, Russell Westbrook y, recientemente, a John Wall. Nunca fue suficiente para que uno de los anotadores más prolíficos de la historia del básquetbol optara por un campeonato y en la última offseason se produjo un quiebre. La Barba pidió un trade, tiró por la borda un equipo que se antojaba interesante -junto a Christian Wood y el mencionado Wall- y, ante la poca respuesta inminente (no es fácil encontrar un intercambio que deje conformes a todos cuando involucra a un jugador tan importante), eligió el camino del escándalo.

En primera instancia, acudió a clubes de striptease, fue filmado, debió someterse a varios días de cuarentena y se perdió partidos de pretemporada. El berrinche era real y dejaba en evidencia que Harden no estaba cómodo en la Space City. No obstante, ya que los Rockets no quedaban satisfechos con ninguna oferta -Nets y 76ers eran los más interesados, pero también aparecían los Trail Blazers como candidatos-, Harden arrancó la temporada con su equipo. 44 puntos y 17 asistencias en el partido inaugural dejaron claro que seguía siendo el mismo.

El campeón mundial y olímpico con la selección estadounidense la rompió un par de partidos más, pero su nivel empezó a decaer, su estado físico lo delataba y los Rockets acarreaban más derrotas que victorias. Y el martes 12, luego de la segunda derrota consecutiva ante los Lakers, llegó la hecatombre. “Amo esta ciudad. Literalmente, hice todo lo que pude. Esta situación es una locura. Es algo que no sé si puede resolverse. Gracias”, sentenció el escolta en conferencia de prensa. La situación había llegado a punto límite e irreversible…

Harden no se presentó al entrenamiento de este miércoles (el coach Stephen Silas afirmó que sentían que era lo mejor para el grupo y para él) y arrancó la danza de información de los insiders Adrian Wojnarowski (ESPN) y Shams Charania (The Athletic). Con los Nets y los Sixers como ‘finalistas’, a las 18:10 de Argentina se confirmó que James Harden había sido traspasado a Brooklyn Nets, para reunirse con su ex compañero Kevin Durant y la estrella Kyrie Irving, de momento fuera por cuestiones personales y -eventual e inminentemente- por protocolos. En 8 partidos, el californiano promedia 24.8 puntos, 5.1 rebotes y 10.4 asistencias, muy lejos de los 34.3 tantos con los que finalizó la 2019/20.

De este modo, tras 621 partidos de temporada regular y 85 de playoffs, finalizó la Era Harden en Houston. Se retira como primero en asistencias, tiros libres, triples y triples-dobles, mientras que rankea segundo en puntos, cuarto en minutos y sexto en partidos jugados. En total, promedió 29.6 puntos, 6 rebotes, 7.7 asistencias y 1.8 robos. Además, lideró la NBA en puntos (2018, 2019 y 2020) y en asistencias (2017), fue All Star en sus ocho temporadas e integró el mejor quinteto de la liga en seis ocasiones. Se termina una etapa clave de la carrera de Harden, una verdadera leyenda de los Rockets y la ciudad de Houston.

El traspaso
  • Houston Rockets recibe a Victor Oladipo, Dante Exum, Rodions Kurucs, 3 primeras rondas desprotegidas de BKN (22, 24, 26), 1 primera ronda desprotegida de MIL (22, en poder de CLE), 4 swaps de primera ronda desprotegidos de BKN (21, 23, 25, 27) y 1 futura segunda ronda de IND.
  • Brooklyn Nets recibe a James Harden y 1 segunda ronda de CLE (24)*.
  • Indiana Pacers recibe a Caris LeVert, 1 segunda ronda de HOU (23) y* –> la segunda ronda de CLE 24 y $2.6M fueron a Indiana por un problema en el examen físico de Caris LeVert con los Pacers.
  • Cleveland Cavaliers recibe a Jarrett Allen, Taurean Prince y los derechos del draft del griego Aleksander Vezenkov.

Para conseguir a una súper estrella como James Harden, los Nets -después del movimiento, superaron a los Bucks y pasaron a ser los segundos favoritos a hacerse con el anillo, tras los Lakers- tuvieron que desprenderse de un paquete importantísimo del draft (uno de los más solidos en la historia de la liga, según Woj), forzando a algunos a rememorar el trade con los Celtics que los terminó enterrando en la miseria. Además, tuvieron que desprenderse de dos activos importantísimos, como LeVert y Allen, añadiendo que Spencer Dinwiddie se lesionó y es baja por toda la temporada. Es una jugada peligrosa, sí, pero seguramente lo que vale un jugador de la talla de Harden.

Rafael Stone, GM de los Rockets y sucesor del polémico Daryl Morey, dejó ir a la mayor estrella de las últimas décadas de la franquicia, pero a cambio se aseguró un equipo con chances de playoffs -Wall, Oladipo y Wood, los nombres más importantes- y un futuro prometedor. El contrato de Oladipo, antes de su grave lesión una estrella de la liga, expira en 2021, por lo que Houston podrá decidir si seguir a su lado o desestimarlo. Cuatro rondas y cuatro swaps (se quedan con la mejor de las dos) parecen un buen punto de partida, aunque probablemente en el corto plazo consigan más –varios equipos ya mostraron interés en PJ Tucker-. Harden no estaba a gusto y se actuó para que los intereses de la franquicia no fueran perjudicados.

James Harden, Kevin Durant y Kyrie Irving
Los Nets visitarán a los Rockets el 3/3, en el último partido de la primera mitad de la temporada – SL/Getty Images North America

Quizás el equipo que menos riesgo asume es Cleveland. A priori, dejó ir una primera ronda de poco valor -vía Bucks- y una segunda y se aseguró a Jarrett Allen, uno de los mejores defensores del aro, y Taurean Prince. Allen había perdido un poco de terreno con la titularidad de DeAndre Jordan, aunque seguía siendo el interno más fiable de los Nets, algo que demostró en la reciente paliza que le dio a Rudy Gobert en ambos lados de la cancha. Si hay algo que no necesitan los Cavaliers, es pivots (ya tenían a Andre Drummond y JaVale McGee, sumados a otros internos de nivel), pero difícil rechazar un Allen tan barato. Finalmente, para hacerles lugar, tuvieron que cortar a Thon Maker y al recién llegado Yogi Ferrell.

Los Pacers, por su parte, se involucraron en el traspaso con un movimiento sorpresivo e interesante. Dejaron ir a Victor Oladipo, otrora jugador franquicia, cuyo contrato expira en 2021 (las negociaciones no estaban llegando a buen puerto), pero consiguieron a Caris LeVert, joven guardia fiable para anotar y asistir desde la primera o segunda unidad, con vínculo hasta 2023 (firmó recientemente un 3x$52.5M). Los Rockets evaluarán una postemporada y después eventualmente se sumergirán en una reconstrucción, pero los Pacers consiguen una buena tercera espada para Domantas Sabonis y Malcolm Brogdon. Oladipo había empezado a gran nivel el corriente curso (20p5.7r4.2a), pero definitivamente no volvió a ser el mismo All Star de 2017-19.

Miscelánea: entre contratos, listas y promedios

Es evidente que para los Nets será blanco o negro. No salir campeón antes de que se desarme el prometedor proyecto sería un rotundo fracaso. Los neoyorquinos aún tienen tres puestos abiertos en su roster, con los que podrían llenar un banco diezmado -perder a Allen, LeVert y Dinwiddie no es poca cosa-. Para eso, cuentan con una tax mid-level exception de $5.7M, una excepción mínima y probablemente una excepción de jugador discapacitado de $5.7M, por la lesión de Dinwiddie.

Asimismo, según reporta ESPN, James Harden contrató a Jason Ranne y Chafie Fields de Wasserman y trabajaron junto a los Rockets y los equipos involucrados para asegurar un intercambio que lo llevara a otro mercado. Wasserman también laburó junto a Russell Westbrook en el trade que lo depositó en Washington. Llegaron a buen puerto y a priori todos parecen quedar conformes, aunque -como en todo movimiento- el tiempo determinará ganadores y perdedores.

  • James Harden (31 años): $41.3M en la 2020/21, $44.3M en la 2021/22 y $47.4M en la 2022/23 (player option), a raíz de un contrato de 4x$171.1M. Será agente libre sin restricciones en 2023.
  • Victor Oladipo (28 años): $21M en la 2020/21, a raíz de un contrato de 4x$85M. Será agente libre sin restricciones en 2021.
  • Caris LeVert (26 años): $16.2M en la 2020/21, $17.5M en la 2021/22 y $18.8M en la 2022/23, a raíz de un contrato de 3x$52.5M. Será agente libre sin restricciones en 2023.
  • Jarrett Allen (22 años): $3.9M en la 2020/21, a raíz del contrato de rookie de 4x$10M. Los Cavs podrían ofrecerle una opción cualificada de $7.7M, pero lo más probable es que sea agente libre restringido en 2021 (suena razonable que no lo dejen salir y sí le den vía libre a Andre Drummond, UFA en 2021).
  • Taurean Prince (26 años): $12.3M en la 2020/21 y $13M en la 2021/22, a raíz de un contrato de 2x$25.3M. Será agente libre sin restricciones en 2022.
  • Dante Exum (25 años): $9.1M en la 2020/21, a raíz de un contrato de 3x$33M. Será agente libre sin restricciones en 2021.
  • Rodions Kurucus (22 años): $1.8M en la 2020/21 y $1.9M en la 2021/22 (team option). Será agente libre sin restricciones en 2022.

Creo que el básquet se trata de jugar juntos y ser lo mejor que se puede. Entonces, no importa quién sea, se trata de encontrar conectividad y equilibrio dentro de un equipo y tratar de ser más garnde que la suma de sus partes.

Steve Nash, head coach primerizo que tendrá el gran desafío de comandar al incipiente Big 3

A continuación, las estadísticas de carrera de James Harden, Victor Oladipo, Caris LeVert, Jarrett Allen, Taurean Prince, Dante Exum y Rodions Kurucs.

*La imagen principal es de Steven Ryan via Getty Images. Además, se utilizaron como fuentes la historia de ESPN, la nota de la NBA y los tweets de Adrian Wojnarowski y Shams Charania.

Iván Fradkin

Lo que mejor hago es escribir. Escribo como el orto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *