Sábado De Mar con DeRozan

El 9 de enero en la NBA fue movido. El Nuggets Sixers peligró de jugarse, pero aún así, los de Denver se llevaron la victoria. LaMello Ball se convirtió en el jugador más joven en hacer un triple doble y los Spurs de DeRozan ganaron un partido contra Wolves en overtime.

Nuggets (4-5) 115-103 (7-3) Sixers 

El encuentro en Philadelphia tuvo una previa muy frenética. Primero parecía que se suspendía porque ellos no llegaban a completar los 8 necesarios para jugar. Después sí pero algunos de los jugadores no se sentían seguros. Luego, Embiid y Simmons se bajan por lesiones, quedando así 7 pero aparece Mike Scott como disponible y había partido nomás.

Sixers jugó con 7 jugadores nada más. Sin sus figuras (Embiid, Simmons, Harris) salió a la cancha con Green, Maxey, Joe, Mathias y Howard. Mientras que Malone puso todo lo que tenía: Murray, Harris, Barton, Millsap y Jokic. Con Facu esperando desde la banca.

Parecía un partido muy favorable para los de Denver pero los pibes de Sixers dieron mucha pelea. Un primer cuarto que solo quedarían abajo por 2 con un rookie Tyrese Maxey imparable. Pero luego, el desgaste físico, la poca experiencia, y la calidad de los jugadores del rival generó una victoria fácil para los Nuggets que controlarían los demás cuartos de manera muy tranquila.

Aún así, los pibes de Philly dieron que hablar ya que entregaron todo. Maxey se transformó en el Sixer más joven en meter más de 30 puntos (terminó con 39, 7 rebotes y 6 asistencias). Lo acompañaron Isaiah Joe con 13 tantos, Mathias con 12 y el experimentado Howard con un doble doble (11p y 11r). Sin las figuras y ante unos Denver en alza, imposible. 

¿Pudimos ver a Facu? Si, Malone lo hizo jugar un poco del primero y un poco del segundo cuarto. Y luego disputó la mayoría del cuarto cuando el partido ya estaba liquidado. 17 fueron los minutos que jugó, terminando con 3 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias. Metió un triple desde la esquina y se conectó muy bien con Hartenstein.

Un juego austero de Jamal Murray con 14 puntos, los mismos de Barton, pero el goleador de Denver fue Gary Harris con 21. Jokic repartió balones por todos lados y se quedó a un rebote del triple doble (15p, 9r, 12ast).

Nuggets se llevó un partido de Philadelphia que tuvo que luchar más de lo que pensaba pero al final, al final, pudo respirar tranquilo.

Con esta derrota, Sixers aún sigue puntero en el este y deberá visitar Atlanta el próximo lunes ¿Con Embiid y Simmons? Mientras que Nuggets sigue fuera de playoffs con su récord de 4-5 e irá al Madison Square Garden hoy mismo, domingo.

Un recopilado de los pases de Jokic en todo el partido.
Hawks (4-5) 105-113 (5-5) Hornets

Partido clave en donde ambos buscaban ganar para subir y colocarse en puestos de playoffs. Hornets venía de arrebatarle un partidazo a Pelicans el día anterior y llegaba con poco descanso.

Los Hawks, más descansados pero con una urgencia de victoria, salieron con Trae, Bogdanovic, Hunter, Collins y Capela a la cancha. El serbio Bogdan se tendría que retirar en el medio del partido por una lesión en su rodilla izquierda. 

Mientras que Charlotte repetía los mismos 5 de la noche anterior. Graham, Rozier, Hayward, PJ Washington y Biyombo. Pero todas las luces del partido se las llevaría alguien de la banca.

El partido arrancó muy peleado. Palo a palo, ya que ambos equipos no poseen una buena defensa. Trae asistiendo, Collins reboteando y Reddish, ante la retirada de Bogdanovic en pleno partido, disparando desde lejos. Mientras que Hornets tuvo a un PJ Washington apoderándose de la pintura.

El primer cuarto lo ganó Atlanta por un punto pero eso no impidió que Hornets al segundo haya salido con todo. LaMello empezó a repartir asistencias por doquier y Rozier a anotar ante la deficiencia de Hayward en ataque. Fueron unos excelentes doce minutos para los de Charlotte que se lo llevaron y encima se fueron al descanso ganando por 9.

Luego los Hornets manejaron el partido a gusto y piacere a pesar de que Atlanta siempre los presionaba y se acercaban. El juego por momentos se transformaba de una posesión pero los de Charlotte se alejaban. Volvían a recortar los Hawks pero después no podían darlo vuelta. Y así hasta el final.

El que se llevó todas las luces en este juego fue LaMello Ball que con sus 22 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias se convirtió en el jugador NBA más joven en marcar un triple doble en la liga. PJ Washington metió los mismos puntos pero el mayor goleador fue Rozier con 23. No fue la noche de Hayward que solo clavó 13, ni la de Graham que metió un tiro de seis intentados.

Por el lado de Hawks, Trae Young estuvo seco también. 15 puntos, 10 asistencias y pésimos porcentajes. Cinco tiros convertidos de 19 intentados y ningún triple a pesar de tirar cinco. No fue su noche. Aún  así, Hunter clavó 20, Reddish 21 y Collins, con su doble doble, 12. Pero Atlanta esta noche necesitó un poco más de Trae para llevarse la victoria.

Los Hawks siguen sin rumbo, con una floja defensa y en estas noches donde los tiros no le entran a Trae, todo es tristeza. Están en el puesto once del este y reciben a Philadelphia el lunes. Si Embiid y Simmons no juegan, Atlanta tendría que ganar si o si el partido.

Mientras que Hornets se pudo acomodar en la tabla y se colocó octavo con la victoria. Ahora se enfrenta a un rival directo como los Knicks el lunes donde buscará su tercer victoria consecutiva. Vienen en alza, falta que aparezca un poco más Graham y que Hayward no tenga noches de sequía.

Suns (7-3) 125-117 (6-3) Pacers

En Indiana se enfrentaban unos Suns que si ganaban se ponían punteros del oeste junto con Lakers contra Pacers que tenía la chance de sacarle la punta a Sixers. El local era favorito pero los de Phoenix jugaron un partidazo y se lo robaron.

Los titulares de siempre salieron a la cancha para Suns. CP3, Booker Crowder, Mikal Bridges y Ayton. Mientras que Pacers, con esa fea lesión de Warren, salió con Brogdon, Oladipo, Aaron Holiday, Sabonis y Turner.

El partido empezó con el rumbo que quiso el local. Sabonis siguió demostrando su nivel all-star e hizo lo que quiso en la pintura. Pero Phoenix en el segundo cuarto despertó y jugó una defensa muy buena, permitiendo solo 21 puntos de Indiana. Empezaba a aparecer Mikal Bridges ante un Booker que parecía no ser su noche.

Esa defensa no solo sirvió para recortar diferencia sino también para dar vuelta el partido. Al entretiempo se iban ganando 56 a 53 y en Pacers empezaban a sonar las alarmas. El tercer cuarto fue palo a palo. Juego de una posesión constante pero siempre con Suns al frente. Booker empezaba a encestar y Bridges estaba jugando un básquet de otro planeta. Por otro lado, Sabonis y Brogdon empujaban a sus compañeros que estaban apagados.

Pero en el último cuarto, Suns aprovecharía una racha de 10 puntos, estiraba la diferencia a doble dígito y eso le significó la victoria. Porque Indiana no pudo remontar ante una defensa ya con pocas energías pero que en ataque te hacía añicos. Victoria de los de Phoenix, en una dura arena y de yapa la punta del oeste.

Mikal Bridges se llevó todas las luces ya que jugó el mejor juego de su vida. Su récord de puntos con 34 y 12 tiros convertidos de 18 intentos. Increíble. Booker no tuvo una noche estelar pero contribuyó con 25 tantos esenciales. CP3 y doble doble (15p y 10 asistencias) y desde la banca, Cam Johnson y 16 puntos interesantes. Ayton estuvo muy seco en la pintura pero capturó 14 rebotes.

Mientras que en Indiana, Sabonis hizo estragos. 28 puntos y 22 rebotes para el ala pívot que se afianza como uno de los mejores de la liga. Brogdon marcó 22 y repartió 9 asistencias y Turner metió un doble doble (15p y 10r) más 4 tapas. Desde la banca, buen aporte de Justin Holiday con 17 puntos, uno más que los que clavó Oladipo.

Tremendo cómo Suns fue a Indiana y se llevó una victoria en tierra de pocos amigos. Está puntero del oeste con Lakers y su próximo rival es Wizards, accesible. Mientras que Pacers está tercero y tendrá una linda gira por el oeste, empezando con Kings el martes. También, rival accesible.

Heat (4-4) 128-124 (2-8) Wizards

En la capital estadounidense, los Wizards recibían a los de Miami. Los locales con bajas claves, Westbrook y Beal, mientras que los visitantes iban con todo para salir de ese récord negativo. 

Wizards salió con  Raul Neto, Robinson, Avdija, Hachimura y Bryant. Mientras que los del Heat fueron con Herro, Duncan Robinson, Butler, Olynyk y Adebayo. 

El primer cuarto fue atípico a la NBA. Pero lo típico para Wizards. Su defensa es la peor de la liga y se comieron 47 puntos de parte del Heat. Pero ellos no se quedaron atrás y clavaron 44. Pero las luces de estos primeros doce minutos se las llevaría Thoms Bryant que se retiraba muy dolorido en su rodilla izquierda. A dia de hoy se confirmó la rotura de su ligamento cruzado anterior y estará OUT por lo que resta de la temporada.

Luego de haberse matado a puntos en el primero, el segundo cuarto fue más tranquilo. Las defensas se despertaron de ambos lados y permitieron menos de 30 puntos. Avdija estaba teniendo un buen partido ante la ausencia de Westbrook y Beal, mientras que Butler y Dragic castigaban. Al entretiempo, el Heat ganaba 75 a 71.

Pero el partido se rompió en el tercer cuarto. Donde los Wizards salieron dormidos del halftime y está bien, se comieron 28 puntos pero ellos metieron solo 15. Unos 12 minutos de total sequía para los de la capital. 

Luego el último cuarto fue cuestión de administrar la ventaja, pedir los tiempos fuera cuando eran necesarios y fin del partido. Victoria para el visitante que a pesar de enfrentarse con unos Wizards plagados de bajas, le costó en la primera mitad pero después, lo sacó adelante y muy bien.

El mayor goleador fue Tyler Herro con 31 puntos y 9 rebotes. Butler tuvo un partidazo y clavó 28, capturando 10 rebotes y se quedó a una asistencia del triple doble. Dragic desde la banca con sus 21 tantos siempre claves. Adebayo estuvo seco en puntuación pero agarró 16 pelotas. 

Mientras que Wizards tuvo desde la banca a su mayor goleador. Garrison Matthews dio la sorpresa y clavó 22 puntos. Deni Avdija, el rookie, encestó 20. Ante la ausencia de Bryant, los pivots suplentes, Wagner y Lopez, metieron 13 tantos cada uno. El japonés, Hachimura, con 17 y 5 rebotes. 

Con esta victoria, Miami está décimo en el este y juega en Boston hoy mismo. Partido que debe ganar si quiere ponerse en puestos de PO. Mientras que Wizards sigue perdido, está en el fondo de todo y recibe a Suns el lunes.

Bucks (6-4) 100-90 (5-5) Cavaliers

Los de Milwaukee recibían a los de Cleveland que venían con derrotas que habían frenado sus buenas actuaciones en la campaña. En ambos equipos no jugaban las principales figuras. Giannis del lado de Bucks y Sexton del lado de Cavs.

El visitante salió con Dotson, Okoro, Osman, Nance Jr y Drummond como titulares. Mientras que el local dispuso los siguientes 5: Jrue Holiday, DiVincenzo, Middleton, Portis y Brook Lopez. 

Un primer cuarto extraordinario de Bucks en defensa les permitió descansar con una ventaja tranquila por todo el partido. Permitieron solo 14 puntos mientras que ellos clavaron 27. Aún así, perdieron efectividad en el segundo y sólo podrían anotar 20. Cleveland pudo recortar un poco con Drummond al mando y al entretiempo se iban perdiendo por 10.

Ya el tercer cuarto fue la daga al corazón que sentenciaba el partido. Middleton se encendió, Embocó un par de bombas, Portis también y sacaron una buena ventaja como para que en los últimos doce minutos no sufran. Sin Giannis, Milwaukee sacó un partido relativamente accesible para adelante y Middleton apareció de la mejor manera. 

El mayor goleador y la figura del partido fue Middleton con 27 puntos. Diez tiros convirtió tras intentar 16. Jrue Holiday metió 15 y fue excelente en defensa, con 4 robos. Portis, que suplanta a Giannis, clavó un doble doble (17p 11r) y DJ Wilson desde la banca aportó 12, uno más que DiVincenzo.

Mientras que del lado visitante, Drummond clavó un doble doble con 26 puntos y 24 rebotes. Dotson puso 21 y Nance Jr, 17. Osman estuvo seco y solo metió 9. Salvo esos tres, ndie más puntuó en doble dígito para Cleveland. 

Con esta victoria, Bucks sube y se coloca quinto en el este. Su próximo rival es el Magic, deberá visitar la Florida el lunes. Mientras que Cavs sigue en puestos de PO (séptimo) y tendrá un duelo directo contra Grizzlies el mismo día también. 

Mavericks (5-4) 112-98 (6-4) Magic

Los de Orlando visitaban Dallas, con la fea lesión de Fultz confirmada, en busca de la punta de la conferencia. Mientras que Mavericks quería su segunda victoria consecutiva y quedar con récord positivo.

La visita puso a Cole Anthony, Bacon, Ennis III, Gordon y Vucevic como titulares. Mientras que el local formó con Doncic, Hardaway Jr, Josh Green, Kleber y Cauley Stein.

El partido fue de más a menos. Un primer tiempo donde Dallas fue superior, se llevó el primer cuarto por 11 puntos y parecía todo color de rosas. Pero en el segundo, Magic se despertó, jugó una muy buena defensa y recortó un poco la distancia. El entretiempo llegó, y Mavs ganaba 56 a 50.

Luego la segunda mitad fue administrada totalmente por el local. Siempre tuvo la ventaja y a pesar de algunas distracciones, nunca perdió el liderato. Hardaway Jr sentenció el partido con un nivelazo desde los tiros y se convirtió en el MVP de la noche. Dallas ganó 112 a 98 y se llevó la victoria ante un Magic con 2 bajas muy sensibles.

La figura, Hardaway Jr, clavó 36 puntos. Y de yapa 8 triples de 13 intentados. Una animalada. Doncic con su triple doble (20p, 11r, 10ast) y desde la banca sorprendió Burke con 29 tantos y una efectividad tremenda (11 de 13 en tiros).

Mientras que en Orlando, el mejor fue Vucevic con 30 puntos y 15 rebotes. No estuvo muy lúcido Gordon que solo clavó 16 tantos. Y sacando a Ross (11) y Birch (12), nadie más puntuó en doble dígito. Muy flojo Magic con solamente 6 triples en todo el partido, intentando 31. 

Con esta victoria, Dallas sube al quinto puesto del oeste y recibe a Pelicans el lunes. Mientras que el Magic bajó al cuarto escalón y hospeda a unos durísimos Bucks el mismo día.

Spurs (5-4) 125-122 (2-7) Timberwolves

En la vuelta de KAT tras su lesión en la muñeca, Wolves jugó un partidazo pero no le alcanzó ante los Spurs de un DeRozan clutch. 

La visita dispuso a Murray, Loonie Walker IV, DeRozan, Keldon Johnson y Aldridge como titulares. Mientras que Wolves salió con Russell, Beasley, Culver, Hernangomez y KAT

El partido fue por momentos de epopeya. Ambos equipos con sus principales figuras tienen un nivel muy parecido. Uno se escapaba por 5 puntos pero después cambiaba el liderato, y así hasta el entretiempo, donde Spurs ganaba 60 a 58. 

Pero si KAT estaba en cancha, Wolves jugaba un excelente básquet. Y eso sucedió en el tercer cuarto, donde a pesar de los constantes cambios de mando, se lo llevó y lo dio vuelta durante los últimos doce minutos.

Y acá fue palo a palo. DeRozan jugó un increíble básquet, se despertó Russell y el final del partido fue para el infarto. Parecía que se lo llevaba Wolves con una daga de tres de Dlo pero lo empataron y el mismo base tuvo la chance del game winner pero lo erró. En overtime, actuación sublime de DeMar y una pérdida muy tonta del pick 1, Edwards y por ende, victoria de Spurs.

El MVP fue DeRozan con 38 puntos, sangre fría para definir y 13 tiros convertidos de 23 intentados. Dejounte Murray con 22 y 14 rebotes fue esencial y no menos que Mills, desde la banca, con tiros claves que terminó con 21 tantos y 5 triples.

Por el lado de Wolves, muy bien Beasley con 29 puntos. KAT volvió como siempre, excelente. 25 tantos y 13 rebotes. Russell se despertó al final e hizo 16, los mismos que Naz Reid. El pick 1, Edwards, con 13 pero una pérdida que le costó el partido a su equipo.

Con esta derrota, Wolves está último en el oeste y hoy mismo se vuelve a ver las caras con el mismo equipo, Spurs. Que está octavo con esta victoria clave ante un rival directo.

Blazers (5-4) 125-99 (4-6) Kings

Para cerrar la noche, los de Portland visitaban Sacramento. A pesar de las bajas, la visita controló el partido y fue paliza a unos Kings que se vieron dominados en todo el encuentro. 

Blazers salió con Lillard, McCollum, Jones Jr, Covington y Nurkic. Mientras que los titulares de Kings fueron Fox, Hield, Haliburton, Barnes y Bagley III.

Ya el primer cuarto, que Blazers ganó 38 a 24, era una demostración de lo que iba a ser el partido. La ventaja siempre fue de doble dígito y los de Lillard no se mosquearon nunca ante una posible derrota. Completa dominación.

Pero la figura fue CJ McCollum con 37 puntos, que fue la clave para que Blazers tenga tanta distancia en el marcador con Kings. Que sufría la buena defensa de los titulares de Portland, no tuvo la constante efectividad de tres que venía teniendo y todo eso derivó en la derrota.

Mientras que Blazers tiró bien, movió bien el balón y salvo Kanter, todos defendieron excelente. 

El MVP, ya dicho, fue CJ. 37 puntos y 6 triples respaldando la noche apagada de Lillard con 17 tantos apenas. Luego, muchos jugadores puntuando en doble dígito: Nurkic (10), Trent Jr (10), Melo (13) y Kanter (11). 

Por el lado de Kings, solo un jugador hizo más de 15 puntos, Bagley III: No fue el partido de Fox ni el Hield. Todos puntuando entre 11 a 13 puntos. Intentó 30 triples y solo metió ocho. Por ende, no fue la noche de ningún jugador de Sacramento. 

Con esta victoria, Blazers se ubica sexto y recibe a Raptors el martes en Portland. Mientras que Kings, el martes, juega con unos durísimos Pacers.

Premios de la jornada

MVP: DeMar DeRozan

Momento del día: LaMelo Ball convirtiéndose en el jugador más joven en marcar un triple doble en la NBA.

Quinteto del día: Tyler Herro, CJ McCollum, DeMar DeRozan, Chris Middleton y Nikola Jokic.

Novedades: Los Sixers jugaron con el límite de jugadores debido a la inseguridad de algunos de ellos de disputar un partido y otros por estar en el protocolo de COVID-19 de la liga. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *