Rompiendo sueños y alas de ángeles caídos

La transmisión de la final de la Conferencia Este tomó rehenes, subiendo la adrenalina de los espectadores, haciéndolos disfrutar y agonizar hasta que Bam Adebayo decidió sepultar a Jayson Tatum bajo su manopla. Tras la conclusión, los jugadores Clippers y Nuggets aparecieron sentados a mediados del primer cuarto, con el marcador de los angelinos en ventaja 11-8 como si se hubiera decidido empezar asi después de ver el final.  

Primer cuarto

La tensión mental de ambos equipos estaba en el aire y en los tiros de tres, con uno solo en 6 intentos por lado hasta entonces. Mayor movimiento de pelota en la ofensiva por parte de Denver, en busca de distintas opciones, mientras los Clippers daban indicios de dependencia en las destrezas individuales de sus jugadores. Nikola Jokic comenzó a anotar mediante sus tiros con la rodilla en el aire, que empiezan a ser imprenta como en su momento lo hizo Dirk Nowitzki.

Por el lado angelino, no había precisión e incluso sufrieron la lesión de Landry Shamet hacia el final del cuarto (aunque pudo meter un triple rengueando antes de salir). Sin embargo, las férreas defensas posicionales permitieron a los Clippers mantenerse y terminar empatando el primer cuarto. Jokic marcaba el camino con 8 puntos 6 rebotes y 4 asistencias. En contrapartida, en los primeros 12 minutos, Paul George apenas anotó 1 de 7 intentos de campo, y Kawhi Leonard 1 de 4.

Segundo cuarto

Lou Williams y Montrezl Harrell aparecieron de a poco en el segundo periodo para llevar al equipo de Los Angeles por delante en el marcador. La defensa de la segunda unidad, más firme. Mejores ofensivas llevaron a una diferencia de hasta 9 a la vez que la defensiva de Nuggets dormía al tener a Mason Plumlee en lugar de Jokic. Vuelve a entrar el serbio a falta de 9’ y se notó la diferencia con su posicionamiento. Promediando el cuarto, logró sacar la tercera falta a Ivica Zubac y Paul George.

Kawhi parecía encenderse al estirar la ventaja a 12, pero mientras los Clippers anotaban, Jamal Murray mantenía a los Nuggets en carrera. Siguió haciendo lo que quiso, tirando de tres, media distancia, bandeja, una maquina anotadora que terminó acumulando 20 puntos en el cuarto. Con 25 totales entonces, armó el dúo referencial ofensivo del equipo junto a Jokic, que ya había sumado 10 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias. Su defensa mejoraba nuevamente, áspera. Aun así, los Clippers se fueron en ventaja 56-54 al entretiempo con Leonard y Harrell los como líderes de anotación con 12.  

Tercer cuarto

Con Paul George en cancha, cuando los angelinos parecían arrancar bien la segunda mitad, se repusieron rápidamente los Nuggets con dos triples de Jerami Grant y tomaron la delantera. A pesar de un momento de yerros de ambas partes, buenas defensas de Clippers pero flojas ofensivas, Murray seguía con confianza y Jokic bajaba todos los rebotes. El efecto snowball de Denver empezó de a poco con triples consecutivos. El Joker polifuncional distribuyendo, defendiendo, reboteando, realizó el primer triple doble en 30 años en los primeros tres cuartos (con 33 minutos jugados de 36).

Lou Williams y Harrell no volvieron a aparecer, y recién a falta de dos minutos reingresaron las segundas unidades de ambos equipos. Cada recorte realizado por un Nugget fue recompensado por un pase del serbio, y Monte Morris puso a los Nuggets 82-74 sobre la chicharra. Con un parcial 28-18, por tercer partido consecutivo, el tercer cuarto fue un pico clavándose en la piedra buscando oro entre las ruinas de Los Angeles.

Último cuarto

Firme defensa, mucha altura en juego. La ausencia de Jokic se notaba en ataque al comienzo del periodo final, pero los Clippers desperdiciaron sus posesiones errando tiros que no deberían en la pelea por un puesto en finales de conferencia. Se estiró la diferencia, Murray volvió a tomar la directiva anotadora con tiros poco ortodoxos tan incómodos como efectivos. Al mismo tiempo, los dirigidos por Doc Rivers no convirtieron un tiro de campo hasta la falta de 5 minutos de juego. ¿Reflejo del juego? Paul George tirando desde la esquina, la pelota rebotando en el centro del tablero y saliendo despedida hacia la línea de libres.

Después de jugar varios minutos sin un pivot hecho y derecho en cancha, las manos de los Clippers ya empezaron a bajarse en defensa. Mientras tanto, Murray siguió haciendo tiros acrobáticos que terminaron llenándose de red. La diferencia se mantenía en quince, pero el triple y la volcada posterior llevaron a la máxima de 20. Allí mismo empezaron a cerrarse las persianas. Salieron PG y Kawhi, la bandera blanca fue izada. Lou Williams cerró con un triple su última posesión, y posteriormente felicitó a Jamal Murray por su partido, al igual que lo hicieron Patrick Beverley y Doc Rivers.

FInal del partido: Denver Nuggets 104 – 89 Los Angeles Clippers

Entre las sombras, Kawhi Leonard se retiró a las duchas seguido por Paul George, quienes sumaron 10 tiros de campo anotados en 38 intentos. Detrás de ellos, el resto del equipo angelino con la cola entre las patas. La nueva frustración de un super equipo en la temporada regular que queda en el camino al igual que los Milwaukee Bucks.

“Tuve un pensamiento antes del partido: pase lo que pase voy a recordar este equipo porque es un plantel especial, podemos hacer algo. Solo salimos a disfutar”. Palabras de Nikola Jokic entre risas tras finalizar con 16 puntos, 22 rebotes y 13 asistencias en poco menos de 40 minutos. Junto a él, Jamal Murray disfrutando de la entrevista con 40 puntos en más de 44 minutos jugados.

Otra vez los Clippers sin finales de conferencia, por octava vez en su historia se quedaron a las puertas.

Otra vez game 7 que termina en manos de los Nuggets, histórica hazaña realizada por duplicado en una misma campaña.

Ahora, los Lakers de Lebron James y Anthony Davies tendrán que enfrentarse este viernes a su mayor desafío hasta ahora: el equipo Clutch del Joker.   

*Imagen principal sacada de USA Today.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *