¿Qué podemos esperar de Charlotte Hornets?

Charlotte Hornets llegó al play-in la temporada pasada, pero se fue en el primer partido en contra de Cleveland Cavaliers. No todo fue malo, ya que Lamelo Ball empezó a dar muestras de lo que su talento puede hacer, junto con Miles Bridges, Kelly Oubre Jr y Terry Rozier, que tuvieron buenos números. Sin embargo, la agencia libre y la pretemporada no han sido amables con el equipo del que es dueño Michael Jordan. ¿Cómo afrontan esta nueva edición de la mejor competición del básquet?

Puntos débiles
Las ausencias

Algunas piezas de los Hornets se enfrentaron a procesos judiciales y salieron perdiendo. Miles Bridges fue arrestado en junio por violencia hacia su esposa, con imágenes que probaban los hechos. Fue puesto en libertad bajo fianza, pero es posible que los cargos en su contra lo condenen a hasta 12 años de cárcel. La franquicia decidió que dejará expirar la oferta cualificada del alero. Lo más probable, visto esto, es que Bridges no vea minutos esta temporada, y quizás nunca más pise una cancha de la NBA. El equipo perderá un jugador de 20 puntos y 7 rebotes por partido. James Bouknight, por su parte, fue detenido por conducir ebrio. El escolta tiene un historial de infracciones de la ley, entre las que se encuentra un choque automovilístico en 2019 en el que también estaba bajo los efectos del alcohol.

Miles Bridges, acusado de violencia de género y abuso infantil

Montrezl Harrell también protagonizó situaciones que casi provocan su detención, pero las superó, y se fue como agente libre sin restricciones a Philadelphia 76ers. El que fue alguna vez Sexto Hombre del Año en Clippers promedió 11,4 puntos y casi 5 rebotes por partido desde la banca, siendo un aporte que los de Carolina del Norte seguramente extrañarán.

Lamelo Ball, que es la esperanza a futuro y el mayor referente ofensivo del equipo, comienza la temporada lesionado. El base se lesionó el tobillo izquierdo en el último partido de pretemporada, y los médicos confirmaron posteriormente que padece de un esguince que lo haría perderse los primeros 7 partidos, sino más.

Puntos fuertes
El despegue de los jóvenes

El antes mencionado Lamelo Ball promedió 18 puntos, 7 asistencias y 6,4 rebotes la temporada pasada. Kelly Oubre hizo 15 puntos por partido. PJ Washington aportó con 10,3 puntos y 5,2 rebotes. Todos estos nombres tienen 26 años o menos, y se les suman novatos como JT Thor y Mark Williams que comenzarán su carrera en la NBA. Habrá que esperar, pero los resultados, en unos años, pueden hacer a los Hornets uno de los mejores equipos de la liga.

Victor Wembanyama

El que está llamado a ser el primer pick del draft de 2023 es un objetivo para varios equipos. El francés viene de hacer más de 18 puntos y 3,5 bloqueos por partido. Mide 2,18 metros y tiene una envergadura de 2,44 metros, lo que deja pequeños a jugadores como Rudy Gobert. Ante la ausencia de Ball, la imposibilidad de que Miles Bridges juegue, y las pérdidas como Montrezl Harrell hacen del tanking un camino posible, y un novato como Wembanyama lo hace muy tentador.

¿Qué harán los Hornets?

La franquicia de la que es dueño Michael Jordan no tiene muchas posibilidades, sino ninguna, de llegar lejos en la postemporada. Como dije antes, las ausencias dolerán mucho, y el principio puede ser difícil. Es posible que repitan el rendimiento del año pasado y lleguen a puestos de play-in, aunque no es descabellado ni perjudicial para los de Carolina del Norte que se queden fuera de las primeras 10 posiciones y aspiren a conseguir buenos puestos en la lotería del Draft.