Otra temporada apta para el vicio en Miami

Miami Heat llega de una gran actuación en la burbuja de Orlando, sorprendiendo a más de uno con su gran juego colectivo que le permitió imponerse fácilmente a los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo y finalmente llegar a las Finales de la NBA tras vencer a los Boston Celtics.

Si bien los Lakers fueron campeones de manera bastante rotunda en la serie final que les permitió levantar el Larry O’Brien, las lesiones fueron un gran limitante del juego de Miami en aquella última instancia. Las capacidades de Bam Adebayo y Goran Dragic se vieron restringidas, algo que surtió efecto.

De todas maneras, el panorama de Miami sigue siendo muy bueno tanto a corto como a largo plazo.

Drafteados

En un Draft muy parejo en el que se disputaron muchos jugadores de rol, Miami consiguió a Precious Achiuwa con el pick 20, que puede ser considerado uno de los robos de la camada por su tardía elección.

Bam Adebayo junto a Precious Achiuwa / Foto vía Twitter de Miami Heat

Achiuwa es un interno que puede jugar tanto de 4 como 5 con una buena capacidad atlética. En este aspecto es algo que puede ayudar a Miami, tanto como acompañante de Bam Adebayo como de un rol físico y dinámico desde el banquillo. De hecho, su juego es asociado mucho con el de su compañero Adebayo. Se impone en la pintura, en los rebotes. Además, si bien tiene buena lectura defensiva, es un aspecto que todavía tiene buen margen para mejorar.

Sin dudas va a tener competencia por un puesto teniendo en cuenta que están Kelly Olynyk, Meyers Leonard y Chris Silva en el equipo, que ya tienen experiencia en la plantilla y gozaron de bastantes minutos en cancha la última temporada. Aún así, no sería sorpresa que reciba varios minutos en cancha para incorporarse lo antes posible al juego de la liga.

Siguiendo la tradición de los últimos años, el equipo de Florida decidió firmar a dos jóvenes undrafted para buscar alguien en quien depositar un gramo de confianza en los últimos puestos de la plantilla.

En primera instancia está Breein Tyree. Es un escolta que hace mucho uso de su físico tras haber practicado futbol americano y lacrosse en high school, con mucha confianza para lanzar, ímpetu para penetrar y con buena agilidad. Las características que probablemente llevaron a que no lo eligieran son su ineficiencia por rachas y el hecho de que mide 1,87 metros pero tiene características más de escolta que de base.

El otro es Paul Eboua, ala-pivote camerunés que llega después de jugar tres años en Italia. Tiene mucha presencia física que lo hace destacar, entra con potencia en la pintura con mas energía que técnica. Además junta una buena cantidad de rebotes ofensivos, aunque flaquea en los defensivos. Su capacidad física lo ayuda en la defensa sobre la pelota, pero tiene para trabajar muchas cuestiones a nivel de fundamentos de juego.

 ¿Van a extrañar a Crowder?

Jae Crowder defendido por Jevon Carter en la burbuja / Foto vía

Sin dudas la vara quedó alta después de la última temporada, y la base de la plantilla se mantiene en su gran mayoría. Las dos salidas más significativas serán las de Derrick jones Jr y Jae Crowder.

Si bien Jones estuvo tres años en la franquicia, su presencia no fue tan significativa en el sistema, sobre todo en la recta final. En ella, fue justamente Crowder quien ocupo varios de sus minutos en la rotación tras arribar de los Memphis Grizzlies justo antes de la suspensión de la temporada regular en marzo.

El alero de 30 años tuvo un gran desempeño en la burbuja. Quizá un poco irregular por momentos, pero su capacidad anotadora desde el perímetro y defensiva fue muy útil para Miami. Tras finalizar su contrato, el de la gran trenza de rastas firmó por tres años con los Phoenix Suns.

El designado para ocupar uno de esos lugares en la rotación será el ya mencionado Precious Achiuwa, por lo que será una buena mochila que deberá ocupar el rookie, aunque Chris Silva también buscará cancha en su segundo año en la liga. Igualmente, con la presencia de los demás pivotes de la plantilla, incluyendo la vuelta de Meyers Leonard con mayor preparación, Bam Adebayo podría ocupar la posición de cuatro y dejarles más minutos a los internos más consolidados.

Como contraposición de las salidas ya mencionadas, Avery Bradley fue la incorporación experimentada para la próxima campaña.

Bradley en entrenamiento con Miami / Foto vía NBA

El escolta llega desde los recientemente consagrados Lakers, aunque por decisión personal no estuvo presente en la burbuja de Orlando. Aún asi, recibirá el anillo al comenzar la próxima temporada, y llega a Miami para aportar en ambos costados de la cancha jugando tanto de base como de escolta. En la última temporada, antes del parate, el exterior de 30 años disputó 44 encuentros como titular en el equipo angelino, con un 44,4% desde la línea de tres.

La otra incorporación de la plantilla fue Maurice Harkless, proveniente de los New York Knicks. El alero dio varios pasos hacia atrás en las últimas temporadas y, después de haber cobrado 40 millones de dólares en los últimos cuatro años, firmó por un año y tres millones para volver a encontrar su lugar en la liga.

¿Preparados para volver a las finales?

El temporadón que tuvo Miami fue una consecuencia de muchos factores. Desde el sistema de Erik Spoelstra hasta el manejo de Pat Riley a nivel general, con muchos matices que fueron decorando a la franquicia.

Ahora con Jimmy Butler como referencia central, mientras que los jóvenes del equipo acompañan y crecen acompañados por los demás jugadores experimentados como Goran Dragic. El esloveno renovó su vínculo con Miami y seguirá en el equipo al igual que Adebayo, quien renovó para quedarse hasta 2026, con variables que pueden llevar su salario hasta los 40 millones eventualmente.

El pivot de 22 años tendrá que seguir creciendo para imponerse más como estrella en la liga, y lo mismo hará Tyler Herro, quien tuvo una gran burbuja promediando mas de 15 puntos y anotando en instancias decisivas para el equipo. A ellos, se sumará Achiuwa para conformar ese núcleo juvenil que será el presente y futuro del Heat.

La competencia de a poco crece en el Este, sobre todo con la vuelta de Kevin Durant y Kyrie Irving en los Nets, las incorporaciones de Atlanta y la llegada de Russell Westbrook a los Wizards. De todas maneras, Miami Heat tiene las condiciones para seguir creciendo, peleando nuevamente para llegar a las Finales y eventualmente ganar la NBA.

¿Puede que todavía falte desarrollo a algunos jugadores para consagrarse? Un equipo similar llegó a la última serie el año pasado, asi que la expectativa puede estar a la misma altura.

*Imágen principal vía la cuenta de Twitter de Miami Heat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *