Orlando espera que la magia llegue a casa

Orlando Magic finalmente se quedó con la primera selección en la Lotería del Draft 2022, la cual tenía un 14% de probabilidades de obtener. Es la cuarta vez en su historia que lo consigue.

La franquicia de Florida tiene en sus manos la posibilidad de fortalecer el interior, un sector donde no solo no tiene profundidad (solo Jonathan Isaac, Wendell Carter Jr y Mo Wagner), sino en la que ha sufrido de bajas por lesión durante toda la temporada.

La algarabía de los fans luego de conocer la posición de Orlando en el Draft se desparramó por las redes sociales, donde mostraron su entusiasmo; y desde dentro de la organización esperan que la selección adecuada pueda volver a despertar los gritos de alegría y la ilusión, transformando las noches en mágicas en el AmWay Center, como lo hicieron en el pasado las actuaciones deslumbrantes de otros picks #1 como Shaquille O’Neall y Dwight Howard.

Es partiendo de esa base, que los cañones de los Magic parecen apuntar a 3 nombres bien claros:

1- Jabari Smith Jr – Ala pívot, Auburn

El jugador de 19 años, 2,08 metros y 99 kgs,  promedió 16.9 puntos, 7.4 rebotes y 2 asistencias por noche, con un  42% de triples. Evidentemente su tiro exterior es lo más potente, además de la facilidad para encontrar el hueco para tirar con comodidad desde el perímetro, siendo rápido en el uno contra uno.  Su lado negativo en la ofensiva es su bajo promedio en tiros de campo, con apenas un 42%, algo que sin embargo puede pulir debido a su corta edad.

La versatilidad de Smith Jr lo hace ser un prospecto interesante también en el lado defensivo, donde moviéndose lejos del aro propio, es inteligente y enérgico a la hora de lograr bloqueos y ganar rebotes.

Aunque quizás no tenga la proyección de Holmgrem y Banchero, es un tirador dinámico y un diamante en bruto con portento físico que podría combinarse de manera muy efectiva con Franz Wagner.

2- Chet Holmgrem – Pívot, Gonzaga

El centro de 20 años, 2,13 metros y 88 kgs, promedio 14 puntos, 9.9 rebotes y 2 asistencias por noche, con un excelente 60,7% de tiros de campo y un decente 39% de tiros de 3 puntos.  

Holmgrem es la mejor opción si de defensa se habla, más allá de sus 3.7 bloqueos de promedio por partido. Es capaz de defender el aro debido a su altura, pero también por su velocidad e inteligencia.

La incógnita pasa por su físico: aunque su contextura lo transforma en un unicornio, al estilo de Kristaps Porzingis o Yao Ming, aunque con números similares a los Anthony Davis en su etapa universitaria. Si lograr aumentar su masa muscular, sin dudas dará que hablar.

Podría cumplir el papel de Wendell Carter Jr.

3- Paolo Banchero – Ala pívot, Duke

El italoamericano de 19 años, 2,08 metros y 113 kilos tuvo un promedio de 17.2 puntos, 7.8 rebotes y 3.2 asistencias, con un 47.2% de tiros de campo y un 33% de triples. Es hábil dribleando y tiene una capacidad interesante de anotar en movimiento (sobre todo desde el poste medio), como así también para penetrar al aro sin huirle al contacto.

Es quizás el que más perfil NBA tiene, tanto desde el fisico como de la manera en la que se desenvuelve en cancha. Se las ingenia tanto para tirar como para jugar de espaldas al aro con sus compañeros de manera productiva.

Su lado más débil esta sin dudas en el costado defensivo, donde no parece asumir responsabilidades ni se lo ha visto mejorar durante su temporada en Duke, aunque sí que ha aprovechado su lado como reboteador.

Podría funcionar cumpliendo el rol de Jonathan Isaac.