Nuevas modificaciones de los protocolos

Teniendo en cuenta las distintas situaciones y suspensiones en torno a la propagación del coronavirus en el desarrollo de la temporada 2020/21, la NBA y la NBPA comunicaron las nuevas modificaciones a los protocolos establecidos en diciembre antes del inicio del curso actual. El objetivo de estas nuevas medidas es funcionar de manera complementaria a lo ya establecido teniendo en cuenta el nuevo contexto del desarrollo de la liga.

En primera instancia, los jugadores y cuerpos técnicos deberán permanecer en sus residencias en todo momento salvo para asistir a actividades relacionadas con sus respectivas franquicias, realizar actividad física en espacios abiertos, realizar actividades esenciales o situaciones de fuerza mayor. Entonces, las interacciones personales extra-laborales deberán quedar limitadas a sus compañeros, familiares y personal que compartan tiempo cotidianamente. En los partidos que el equipo juegue como visitante, ninguno de los mencionados podrá salir del hotel ni interactuar con huéspedes ajenos a su franquicia.

Por otro lado, los encuentros pre-partido en los vestuarios estarán limitados a no más de diez minutos previos al inicio del encuentro, y todos los presentes deberán llevar tapabocas. Todo tipo de reuniones entre jugadores y demás integrantes del equipo tendrá que ser en la cancha, en un espacio aprobado por la liga, o en una habitación del estadio lo suficientemente grande que permita la distancia de seis pies entre los individuos, siempre con el tapabocas presente.

En cuanto a los viajes para los partidos de visitantes, los equipos tienen que armar un plan de ubicación de manera tal que los jugadores que viajen en asientos cercas en el avión también lo estén en el banquillo de suplentes. Además, todos los tratamientos de masajes y fisioterapéuticos tienen que realizarse en un salón o habitación que permita una distancia de 12 pies entre cada estación individual.

Set Curry fue uno de los jugadores que dio positivo en medio del encuentro contra Brooklyn Nets / Foto de USA Today Sports

Apuntado más hacia los partidos, los jugadores tienen prohibido llegar al estadio más de tres horas antes del salto inicial, y durante los periodos pre y post partido deberán limitar sus interacciones a choques de codos y puños, evitando largos tiempos de socialización y manteniendo lo más posible la distancia social de seis pies.

Ya en tiempo de juego, los jugadores en el banco de suplentes obligatoriamente tendrán puestos sus tapabocas en todo momento. Aquellos jugadores que salgan de la cancha sustituidos podrán recuperarse en las «sillas de enfriamiento», ubicadas a 12 pies de los suplentes y distanciadas entre sí por seis pies. Una vez enfriados, podrán volver a su asiento designado con la máscara puesta hasta el momento de volver al juego.

Además de los ya mencionados usos de los tapabocas, los jugadores también deberán llevarlos durante los ejercicios de fuerza, en los vestuarios y en viajes con cualquier persona que no conviva con él. En cuanto a los demás integrantes del staff y cuerpo técnico, su uso será obligatorio durante todo el desarrollo de los partidos.

Como última medida, todo aquel que visite de forma periódica el interior del hogar de algún jugador o integrante del cuerpo técnico por motivos profesionales deberá someterse a dos testeos por semana. En casos positivos de un jugador o de un personal de alto riesgo, todos los jugadores e integrantes del staff deberán someterse a un aislamiento de cinco días consecutivos con dos testeos por día y la regulación diaria de los signos vitales.

Todos estos protocolos fueron programados para ser cumplidos durante las próximas dos semanas como mínimo. De todas maneras, el propio comunicado aclara que toda decisión adicional se adecuara al desarrollo de la pandemia del CoVid-19, por lo que podrían haber nuevas medidas si los casos continúan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *