Nada que ver con el We Believe

Hola, ¿cómo estás? Hoy no hay básquet y todo es tristeza y dolor. Esos sí, nos permite cierto descanso. Buen básquet siempre es mejor que mucho básquet y ese argumento me alcanza para proponer una temporada regular de 50 partidos. Con play-in, obvio.

Quizás el cambio más brusco que hizo a esta competencia más atractiva hasta el final de la campaña. Ayer, se jugaron cinco partidos que definieron las posiciones finales y encontraron a Los Angeles Lakers en un partido clave contra Golden State Warriors. LeBron vs Curry (otra vez).

Este último, el líder de anotación de la temporada, es, para Draymond Green, la razón por la que no tienen nada que ver con el mítico “We Believe” de 2007. Aquél equipo sorprendió tanto como puede hacerlo Washington Wizards, que parecía eliminado, pero una racha violenta los dejó en la octava posición y en la puerta de los playoffs.

El que parece un tanto más complicado es San Antonio Spurs, que, sin embargo, tiene una ventaja: juega de visitante. Ya sé, no parece una ventaja, pero Martín Fernández dice que sí y yo le creo.


Suscribite gratis acá para recibir todos los lunes en tu casilla de correo electrónico el newsletter de De Faja, un viaje al grupo de WhatsApp de la redacción.


*Crédito foto de portada: AP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *