McMillan 180º

El pasado 2 de marzo, después de tener un récord 14-20 en lo que llevaba la temporada, los Atlanta Hawks  decidieron pegar un volantazo y despedir a quien llevaba siendo su head coach desde el 2018, Lloyd Pierce. La franquicia no tardó demasiado en encontrar su reemplazo: Nate McMillan. El ex entrenador de Indiana Pacers venía siendo asistente de Pierce desde el 20 de noviembre de 2020.

¿El resultado? Lleva un récord de 8-0  (la racha más larga de la franquicia desde el 2015 con Mike Budenholzer al mando). Sus víctimas fueron Miami Heat, Orlando Magic, Toronto Raptors, Sacramento Kings, Cleveland Cavaliers, Houston Rockets, Oklahoma City Thunder y, por último, los actuales campeones, Los Angeles Lakers (sin Anthony Davis y LeBron James se lesionó ni bien empezado el 2do cuarto). 

 En cuanto a actuaciones individuales bajo el mando de Nate, el ya jugador franquicia Trae Young promedia 23,4 puntos y 9,1 asistencias, y otras grandes figuras son John Collins con 18,6 puntos y 8,8 rebotes, Clint Capela, que promedia un doble-doble de 11,4 puntos y 12,8 rebotes y Kevin Huerter (12,8) puntos. Desde el banco los mayores aportes vinieron de Danilo Gallinari que promedió 17,6 y 6,1 rebotes y Bogdan Bogdanovic con 9 puntos. Pero sin duda lo más particular fue que de estos 8 encuentros, en todos Tony Snell comenzó como titular, firmando 7,5 puntos de promedio (con una eficiencia del 65,35% desde la linea de 3) y un memorable game winner contra Raptors.

La influencia de McMillan se nota tanto en el aspecto ofensivo como defensivo. Los primeros 34 encuentros, mientras el equipo era dirigido por Lloyd Pierce, el rating ofensivo era de 114.7 puntos cada 100 posesiones y un rating defensivo de 114.8 por la misma cantidad de posesiones, con un porcentaje de tiro real del 57%. Mientras que con Mac el rating ofensivo subió a 120.5 y el defensivo disminuyó a 107.3, durante estos encuentros el porcentaje de tiro verdadero fue de 61,1%, y desde que este último asumió son la 2da mejor defensa y el 7mo mejor ataque de la liga.

Comparando estos números con el ex equipo de McMillan, la franquicia de Indiana tiene una temporada actual de 111.9 de rating ofensivo y 111.5 de defensivo, con 57,74% de PTV. Mientras que en la última temporada de Nate como head coach, el equipo había tenido 110.0 de ofensivo y 108.0 de defensivo, con 56,50% de PTV. Sin embargo los de Indianápolis, tienen un récord de 19-22 en la novena posición del Este, y desde el cambio de entrenador en los Hawks han cosechado un 4-4, siguiendo en la pelea por el play-in.


Con cambios en las actuaciones individuales y el funcionamiento del equipo, los resultados hablan por sí solos. De pasar de un 12º puesto en la Conferencia Este a estar 4to. Pero no deben relajarse, el equipo que está un puesto arriba de ellos, Milwaukee Bucks, tiene una diferencia de 5 partidos arriba de ellos, mientras que los que le siguen, Miami Heat, estan tan sólo a 0.5, y equipos como Celtics, Knicks o Hornets a menos de 3 partidos. Sin duda el equipo ha tenido una evolución, con grandes jugadores (los ya nombrados, y otros como Rajon Rondo), y eso que aún otros no han disputado minutos con McMillan como Hunter, Reddish y Dunn. Si siguen de esta manera, con confianza podrán asentarse en los primeros puestos del Este, y ser un equipo difícil de enfrentar en playoffs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *