Los Pistons ganaron la Lotería y abrirán el próximo Draft

La Lotería del Draft se celebró este martes y a Detroit Pistons le sonrió el azar: obtuvo el primer pick, por lo que -salvo sorpresa- elegirá a Cade Cunningham el jueves 29 de julio. Después de la franquicia automotriz, que abrirá el Draft por tercera vez en su historia y por primera en el último decalustro, seleccionará Houston Rockets, el peor equipo de la última temporada regular, mientras que Cleveland Cavaliers y Toronto Raptors escalaron para quedarse con el tercer y el cuarto pick de una camada prometedora, respectivamente.

51 años después, los Pistons se hicieron con el primer pick del Draft. En aquella ocasión, la organización del estado de Michigan seleccionó a Bob Lanier, su jugador más importante hasta la llegada de los Bad Boys (1971; Jimmy Walker en 1967). Detroit, reacio a subir posiciones en este procedimiento azaroso (nunca, en 13 ocasiones, lo había logrado con su propio pick), tan solo había tenido dos picks top 6 en los últimos cuarenta años, Grant Hill (#3 en 1994), gran exponente del what if, y Darko Milicic (#2 en 2003 vía MEM), una de las peores elecciones en la historia. En esta ocasión, merced del segundo peor récord de la liga (20-52), tenían asegurado no salir de los seis primeros lugares, pero la Lotería los benefició.

Troy Weaver, ambicioso gerente general de los Pistons, se mostró emocionado después del sorteo: “Estoy feliz de tener la selección número uno y emocionado por hacer avanzar nuestra franquicia, pero significa que tenemos mucho trabajo por hacer y vamos a ser diligentes al respecto. No obstante, siempre ayuda poder agregar la selección número uno”. Según Adrian Wojnarowski (ESPN), el plan de Cunningham, quien ya reposteó una imagen editada con la camiseta de Detroit, es reunirse solo con un equipo antes del 29 de julio, los Pistons. Sin embargo, Weaver indicó que obsevarán detenidamente las cuatro o cinco opciones para tomar la decisión correcta. La decisión correcta parece tener nombre y apellido: Cade Cunningham.

Ya sin el ex Oklahoma State Cowboys, consensuado primer pick de una generación con mucho hype, tocaba armar el resto del cuadro, aunque naturalmente los carteles se muestran en orden inverso. A los Rockets no les alcanzó con ser el peor equipo en la regular season (17-55), pues bajaron al segundo escalón (también tienen el #23 y el #24); sin embargo, a pesar de haberse ‘perdido’ al oriundo de Texas, conservaron su selección: en caso de salir del top 4, ese pick habría ido a parar a Oklahoma City por el traspaso de Russell Westbrook a mediados de 2019. Houston, sumergido en un incipiente proceso de reconstrucción, estuvo representado en la ceremonia virtual por su ídolo histórico Hakeem Olajuwon, en tanto los Pistons tuvieron al flamante Hall of Famer Ben Wallace como delegado.

Las posiciones #3 y #4 del próximo Draft, muy importantes por el gran potencial de esta camada en su cúspide, no estuvieron ajenas a sorpresas. Los Cavaliers, que proyectaban quintos, escalaron dos puestos y quedaron ‘se aseguraron’ a Evan Mobley o Jalen Green, mientras que los Raptors, séptimos por probabilidades, subieron tres escalones y podrán sumar a su competitivo roster, como poco, a Jalen Suggs o Jonathan Kuminga. El top 5 lo completó Orlando, que bajó dos casilleros tras una temporada de muchos cambios. No obstante, el Magic tuvo un gran premio consuelo: como los Bulls cayeron del #4, elegirán también con su pick (#8) por el traspaso que tuvo a Nikola Vucevic como principal activo. Los de la Florida contarán con dos elecciones entre las primeras ocho por primera vez en su historia.

El Thunder, equipo de Gabriel Deck, fue uno de los grandes damnificados de la Lotería: tenía la cuarta probabilidad más alta, pero el comisionado adjunto Mark Tatum sacó su cartel en la séptima posición. A pesar de la desilusión, las artimañas de Sam Presti le permitirán a Oklahoma City elegir también con los picks #16 y #18, una franja que generalmente contiene mucho talento. Otro equipo con múltiples elecciones será Golden State Warriors: como la de los Timberwolves, de buen sprint final, se escapó del top 3 (pick #7), viajará a San Francisco (trade D’Angello Russell-Andrew Wiggins), en tanto la propia se mantuvo en el esperado decimocuarto peldaño. Sacramento Kings (#9), New Orleans Pelicans (#10), Charlotte Hornets (#11), San Antonio Spurs (#12) e Indiana Pacers (#13) no le escaparon a la lógica y completan la nómina de participantes de la Lotería.

¿Qué es la Lotería del Draft?

La Lotería del Draft es un sorteo que determina las primeras cuatro elecciones del Draft, procedimiento por el cual las jóvenes promesas estadounidenses e internacionales llegan a la NBA. Los 14 equipos que no se clasifican a los playoffs participan de la Lotería, pero tan solo se sortean las primeras cuatro posiciones: se introducen 14 pelotitas de ping pong numeradas del 1 al 14 en una máquina y hay 1001 combinaciones al extraer 4 pelotas, independiente de su orden de selección. 1000 de las 1001 combinaciones están asignadas a equipos según probabilidades determinadas por su posición final en la temporada regular previa.

La franquicia con la combinación asignada recibe el primer pick y se procede de igual forma para las tres elecciones siguientes, mientras que las diez restantes son señaladas según el orden inverso al récord de regular season. El sorteo se realiza en privado con funcionarios de la liga, un miembro de medios de comunicación y un representate de una firma contable con testigos y, a continuación, los resultados son presentados por el comisionado adjunto Mark Tatum, quien desvela los carteles con los escudos de las franquicia (transmisión vía ESPN y NBA TV con una pequeña pausa entre los picks #5 y #4). Los catorce equipos confirman en los días previos a sus representantes en la ceremonia virtual.

En septiembre de 2017, la Junta de Gobernadores de la NBA aprobó cambios en el sistema de la Lotería, reduciendo las probabilidades de conseguir el primer pick para los tres equipos con peores marcas de la liga, mientras que se dejaba de sortear cuatro selecciones para hacerlo con las primeras cuatro posiciones. Los tres peores equipos (Houston, Detroit y Orlando) tenían 14% de chances de hacerse con el pick #1, los dos siguientes (Oklahoma City y Cleveland) 11.5%, el sexto (Golden State vía MIN) 9%, el séptimo (Toronto) 7.5%, el octavo, el noveno y el décimo (Orlando vía CHI, Sacramento y New Orleans) 4.5%, el undécimo (Charlotte) 1.8%, el duodécimo (San Antonio) 1.7%, el decimoterno (Indiana) 1% y el decimocuarto (Golden State) 0.5%. Salvo trade, la peor marca se asegura un pick top 5, la segunda peor un top 6 y así sucesivamente.

¿Cuándo es el Draft?

El Draft se celebrará el jueves 29 de julio por la noche. Aún no se sabe si se mantendrá la modalidad virtual a raíz de la situación sanitaria o contará con la presencia de los jugadores y sus familias, probablemente en el Barclays Center de Brooklyn, pero ya quedó determinado el orden de elección. El Combine, trayecto de exámenes médicos, entrevistas, ejercicios de tiro y pequeños partidos en los que los jugadores se dan más a conocer se está desarrollando entre el 21 y el 27 de junio y sus invitados se pueden consultar aquí.

Después de los catorce picks de Lotería, los equipos elegirán según el orden inverso de la temporada regular, dinámica que se mantiene para la segunda ronda (tiene 30 cada una). Debido a distintos trades ocurridos durante los últimos años, Oklahoma City (3), Houston (3), Golden State (2), Orlando (2) y New York (2) acapararán 12 de las 30 selecciones de primera ronda. Detroit, poseedor del primer reclutamiento del Draft, cuenta con tres picks de segunda ronda (#37, #42 y #52).

¿Quiénes son los principales prospectos?
  • Cade Cunningham: tiene 19 años, mide 203 centímetros y jugó la última temporada en Oklahoma State. Base moderno no tan atlético que hace absolutamente todo (tira, asiste, rebotea, defiende) y tiene una combinación de tamaño y desplazamiento que le permite jugar y defender cuatro o cinco posiciones. Desde los primeros mocks aparece como pick #1 consensuado y ganó varios premios a mejor jugador universitario a nivel nacional.
  • Evan Mobley: tiene 20 años recién cumplidos, mide 213 centímetros y jugó la última temporada en USC. Juega de ala-pivot o pivot, ganó los premios al mejor jugador, defensor y freshman de la conferencia Pac-12 y guió a los Trojans hasta rondas avanzadas del March Madness. Algunos especialistas creen que podría ser el mejor basquetbolista de la camada cuando termine de desarrollar su ligero físico.
  • Jalen Green: tiene 19 años, mide 198 centímetros y jugó la última temporada en el Ignite Team de la G League. El escolta californiano apostó por la innovadora opción de la Liga de Desarrollo y no decepcionó: exhibió sus grandes cualidades como anotador que lo elevan como potencial de estrella. Un ejecutivo de la NBA, por ejemplo, afirmó que puede disputar una decena de All Stars y promediar 25 puntos por partido cuando asiente su juego en la liga.
  • Jalen Suggs: tiene 20 años recién cumplidos, mide 193 centímetros y jugó la última temporada en Gonzaga. El líder de Gonzaga, subcampeón en NCAA y equipo invicto hasta la final, juega de base o escolta y podría cambiar inmediatamente la cultura de cualquier franquicia con su mentalidad y dureza. Entrenadores que lo dirigieron dicen, para ilustrarlo, que es el jugador más competitivo que jamás hayan entrenado. Una curiosidad es que Cunningham, Mobley, Green y Suggs coincidieron en las selecciones juveniles estadounidenses.
  • Jonathan Kuminga: tiene 18 años, mide 198 centímetors y jugó la última temporada en el Ignite Team de la G League. El escolta congoleño bajó su nivel conforme transcurrió la temporada de la Liga de Desarrollo en la burbuja de Orlando, pero es el más preparado de los cinco primeros y tiene herramientas para convertirse en un ala bidireccional. Tiene varios aspectos para mejorar, como el tiro exterior, clave hoy día para cualquier forward, pero en principio podría defender hoy a muchas estrellas de la liga, incluso en pleno desarrollo de esa faceta.
  • Con Kuminga como único prospecto que podría salir del top 5 (quizás es difícil imaginar a Suggs out), Davion Mitchell, según especialistas el jugador más preparado para dar el salto a la NBA de inmediato, aparece como la mejor opción fuera de un top 5 que pinta histórico (queda recomendado este artículo de ESPN). Scottie Barnes, Keon Johnson, Jalen Johnson y Franz Wagner son otros prospectos top, en tanto el español Usman Garuba (Real Madrid) aparece como probable pick de lotería.
Cade Cunninghan, Evan Mobley, Jalen Green y Jalen Suggs se consagraron campeones del mundo sub 19 en 2019 en la isla de Creta

*La foto principal es de ESPN.

Iván Fradkin

Lo que mejor hago es escribir. Escribo como el orto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *