Los jugadores dijeron basta

En una jornada histórica, los jugadores dijeron basta. Milwaukee Bucks decidió no presentarse a disputar el juego 5 de la primera ronda frente a Orlando Magic. El ataque a Jacob Blake, quien recibió siete balazos a manos de la policía, reavivó la furia y las protestas contra el racismo y la violencia institucional sufridas por las personas negras.

Casi en un efecto dominó, se determinó que los duelos entre Houston Rockets-Oklahoma City Thunder y Los Angeles Lakers-Portland Trail Blazers tampoco se disputarían, por decisión de los planteles. Desde la organización difundieron un comunicado informando la suspensión y reprogramación de los encuentros.

El apoyo por parte de la comunidad fue masivo: jugadores (dentro y fuera de la burbuja), entrenadores, dirigentes y periodistas se sumaron al reclamo por justicia. La solidaridad demostrada entre los equipos (Orlando se negó a darle el partido por perdido a Milwaukee) estuvo presente en todo momento. Así lo expresaba Michael Carter-Williams, base de los Magic: “No nos avisaron, pero estamos felices de poder solidarizarnos con Milwaukee, Jacob y toda la comunidad NBA”.

Si bien la decisión tomada por los Bucks fue espontánea, se venía comentando sobre posibles medidas a tomar a raíz de lo sucedido. Chris Paul y LeBron James, dos grandes referentes, mostraron hace unos días su indignación y se solidarizaron con la familia de Blake. Toronto Raptors y Boston Celtics, equipos que debían enfrentarse por las semifinales de la Conferencia Este, dejaron entrever que no iban a salir al parqué. Incluso algunos de sus integrantes manifestaron la posibilidad de regresar a sus casas.

Sin dudas, es una historia con muchas aristas. Hoy tuvieron lugar muchos sucesos que continuarán en los próximos días. La certeza que tienen los protagonistas es que están todos unidos. La NBPA y la NBCA apoyaron la causa, y la WNBA también decidió no jugar sus compromisos. Saben que el foco tiene que estar en el reclamo y no en el juego.

Por la noche, los jugadores tuvieron reunión junto con los cuerpos técnicos para discutir los pasos a seguir y las decisiones que se tomarán próximamente. Son conscientes de que tienen el poder y, en este contexto sin precedentes, están escribiendo historia. Chris Paul, presidente de la asociación de jugadores, Andre Iguodola, vicepresidente, Kyle Korver y Doc Rivers fueron algunos de los que tomaron la palabra.

Se realizó una votación entre todas las franquicias presentes en la burbuja. Los equipos angelinos, Lakers y Clippers, votaron por boicotear lo que resta de temporada. Los demás, en su mayoría, votaron a favor de continuar. El encuentro no terminó de la mejor manera: no se llegó a ninguna conclusión y había cierto enojo por parte de algunos jugadores, por lo que se decidió continuar debatiendo al día siguiente.

Finalmente, los jugadores acordaron continuar con los Playoffs, aunque buscando nuevas y mejoradas formas de liderar la lucha social, ya que creen que lo están haciendo actualmente no está dando los resultados que esperaban.

*La imagen principal es de Ashley Landis, Pool Photo, USA Sports Today.

Manuel Giles

Fundamentalista de Lou Williams.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *