Los ganadores de los premios individuales de la temporada

El 17 de julio, con los equipos en la burbuja de Orlando, la NBA anunció que los premios individuales de la temporada regular contemplarían la etapa previa a la interrupción (11/3), con el objetivo de equiparar las posibilidades de todos los jugadores de la liga. Pocas semanas después, el 8 de agosto, la cuenta de TNT -uno de los canales estadounidenses con los derechos de transmisión de la liga y el encargado de dar a conocer los ganadores durante los playoffs– expuso en sus redes sociales las ternas de los distintos galardones: Most Valuable Player (MVP), Defensive Player of the Year (DPOY), Rookie of the Year (ROY), Coach of the Year (COY), Most Improved Player (MIP) y Sixth Man of the Year (6MOY).

Dos meses después, con los 88 juegos de siembra y las primeras dos rondas de postemporada disputadas, finalizó el anuncio de todos los ganadores. Con la gran figura de Giannis Antetokounmpo, que se convirtió en el tercer jugador en ganar el MVP y el DPOY en el mismo curso, a la cabeza, comentamos aquí todos los vencedores. La nota fue escrita a medida que se iban comunicando los distintos lauros, por lo que repasa la cobertura de TNT en un orden cronológico. Incluye ternados, ganadores, votaciones, datos y estadísticas de los susodichos y los diversos quintetos ideales de la extensa y atípica campaña 2019/20, que de a poco va llegando a su fin.

Mejor entrenador del año (COY) – Nick Nurse (Raptors)

Durante la tarde del sábado 22 de agosto, Nick Nurse fue nombrado mejor entrenador de la temporada. El head coach de Toronto Raptors superó a sus colegas Mike Budenholzer (Bucks) y Billy Donovan (Thunder) en la votación. Aunque se venía especulando con que el vigente campeón de la NBA iba a hacerse con el galardón, el hecho de que los otros ternados lo superaran en el sufragio del premio entregado por la Asocación de Entrenadores le puso un signo de interrogación al COY. Sin embargo, Nurse fue votado en el primer lugar por noventa de los cien periodistas que formaron parte de la elección.

El mérito de Nurse, nacido en Carroll, Iowa hace 53 años, residió en su reinvención tras la salida de Kawhi Leonard. Después de ganar el anillo en su primera temporada como entrenador principal de los Raptors, sufrió la baja de su estrella, pero tanto por el récord (53-19; 46-18 al 11 de marzo) como por el juego la estructura no se resistió. Todo lo contrario. Con los pasos al frente de Pascal Siakam, All Star por primera vez en su carrera, Fred VanVleet y Norman Powell, más los consistentes rendimientos de Kyle Lowry, referente de los canadienses, Serge Ibaka y Marc Gasol, el equipo de Toronto finalizó como segundo clasificado de la liga. Ahora, buscará probar nuevamente su valía en los playoffs, donde ya barrió a los Nets en la primera ronda.

Nick Nurse, entrenador del All Star Game de la temporada en curso, llegó a los Raptors como asistente de Dwane Casey en julio de 2013. Luego de cinco años bajo el ala del actual entrenador de los Pistons, este fue removido de su cargo -a pesar de ser nombrado COY esa campaña- y se le ofreció a Nurse, que con el añadido de Kawhi se convirtió en el noveno coach rookie campeón de la NBA. Esta temporada, Nick estableció un récord de franquicia en cuanto al porcentaje de victorias (.736) y la racha más larga de victorias en la historia del deporte canadiense (15 entre el 15 de enero y el 10 de febrero). Antes de Nurse (19/20) y Casey (17/18), Sam Mitchell (06/07) era el único ganador del premio al mejor entrenador del año con el saco de los Raptors.

Mejor defensor del año (DPOY) – Giannis Antetokounmpo (Bucks)

Tres días después, el martes 25 de agosto, las cuentas oficiales de la NBA anunciaron la elección de Giannis Antetokounmpo como mejor defensor de la temporada. Este premio, que tenía a Anthony Davis (Lakers) y a Rudy Gobert (Jazz, dos veces ganador del mismo) ternados, resultaba en la previa uno de los más parejos para la opinión pública, especialmente por un eventual liderato disputado entre los punteros de cada conferencia. No obstante, al griego lo votaron en el primer lugar 75 de los 100 periodistas y solo cuatro no lo incluyeron en el podio. Por lo tanto, superó ampliamente a Davis, que tuvo una ligera ventaja ante el pivot francés.

A poco más de un año de ser nombrado MVP, Giannis agregó un importante trofeo a sus vitrinas. El nacido en Atenas hace 25 años finalizó la temporada regular con promedios de 29,5 puntos, 13,6 rebotes (2° en la liga), 5,6 asistencias, 1 robo y 1 tapón en tan solo 30,4 minutos y guió a Milwaukee Bucks al primer puesto de la NBA, merced de 56 victorias y 17 derrotas (53-12 al 11/3). Además del galardón que lo confirma como un defensor de élite, Antetokounmpo está ternado para conseguir su segundo MVP consecutivo, algo que catalogaría definitvamente al jugador más mejorado de 2017 como el mejor -o al menos, el más dominante/influyente- de la liga.

Las estadísticas avanzadas respaldas la elección del número 34, líder del equipo de Milwaukee en la ofensiva y la defensiva. Según recopila la NBA en un artículo (datos hasta el 11/3), los Bucks tuvieron el mejor rating defensivo de la liga (permitieron 101,6 puntos cada 100 posesiones, pero ese número es aún más impresionante con Giannis en cancha (96,5/100), el mejor jugador en la materia de los más de 300 que promediaron al menos 15 minutos sobre el parqué. Asimismo, los rivales de Milwaukee lanzaron un 41,3%tc, el mínimo de la NBA, y los jugadores que sufrieron la marca de Antetokounmpo se quedaron en un 36,5% (porcentaje más bajo para los más de 250 jugadores que enfrentaron al menos 300 tiros). Para finalizar, fue el máximo rebotero defensivo del curso (11,5) y uno de los seis que promediaron 1 robo y 1 tapón por noche.

Giannis se convirtió en el quinto jugador en la historia de la NBA en ganar el MVP y el DPOY; hasta esta temporada, el selecto grupo estaba conformado por Michael Jordan, Hakeem Olajuwon, David Robinson y Kevin Garnett. El griego, escolta en la votación de 2018 y segundo jugador de los Bucks en obtenerlo (tras Sidney Moncrief en 1983 y 1984), puede igualar a Jordan y Olajuwon como únicos jugadores en ganar ambos trofeos en la misma temporada; los jugadores de la clase de 1984 lo lograron en 1988 y 1994, respectivamente). Además, confirmó una supremacía europea en la materia: cuatro de los últimos seis ganadores (Marc Gasol, Joakim Noah, Rudy Gobert x2 y Giannis Antetokounmpo) nacieron en el Viejo Continente. Antes del español, ningún europeo lo había logrado.

Jugador más mejorado del año (MIP) – Brandon Ingram (Pelicans)

Con una diferencia de días más amplia entre anuncios, presumiblemente por el paro de jugadores iniciado por los Bucks, la cuenta de TNT comunicó que Brandon Ingram había sido elegido como el Jugador Más Mejorado de la temporada. Como se imaginaba en la previa, fue una batalla entre el susodicho jugador de New Orleans Pelicans y Bam Adebayo, de Miami Heat, con tan solo 31 puntos de diferencia. Un poco atrás quedaron Luka Dončić (el tercer nominado), Jayson Tatum y Devonte’ Graham, que bien podrían haber sido legítimos ganadores del galardón al Jugador con Mayor Progresión. Este premio honra al jugador que más se desarrolló de un curso al siguiente.

A partir del intercambio que llevó al paquete conformado por Brandon Ingram, Lonzo Ball y Josh Hart a New Orleans Pelicans, a cambio de Anthony Davis, el nacido en Carolina del Norte vivió una realidad completamente diferente a la de sus tres primeros años en la NBA. Con un rol mucho más protagónico, siendo la indiscutible figura en ofensiva durante la prolongada ausencia de Zion Williamson, promedió 24.3 puntos, 6.3 rebotes, 4.3 asistencias y 1 robo en 34.3 minutos (hasta el 11/3). Estos números, que lo llevaron a jugar su primer All Star y empezar a justificar un segundo pick que ya no le rendirá cuentas a su seleccionador, lo convierten en más que razonable ganador del MIP ponderando los promedios de su temporada previa: 18.3 tantos (-6), 5.1 tableros (-1.2), 3 asistencias (-1.3) y 0.5 (-0.5) robos en 33.8 minutos (-0.5).

Aunque redujo un poco su porcentaje de acierto en tiros de campo (.497 a .466), también es verídico que -en concordancia con su nuevo rol- pasó a lanzar más por noche (14 a 18). En esta línea, su mayor progreso se dio en los tiros desde el perímetro, de 1.8 a 6.3 triples por partido, con una mejora en la efectividad (.330 a .387), y la línea de tiros libres (.675 a .858). Con los mencionados galones protagónicos en su currículum, y habiendo añadido el triple a su juego como una real amenaza (anotó más que en sus tres años previos), guió a los Pelicans a un récord de 28-36. Las 45 ausencias de Williamson y la juventud del roster le dan más valor a lo hecho por Ingram, que demostró ser una estrella y estar listo para liderar un equipo.

Aunque varios de los jugadores que recibieron votos merecían el galardón -Adebayo en particular habría sido un ganador muy legítimo-, es inobjetable el derecho de Ingram a adjudicárselo. Quien pasara por Duke University se convirtió en el primer jugador de los Pelicans en ser honrado con este premio y en el undécimo ganador que jugó el All Star la misma temporada de la elección (siete lo hicieron a posteriori). No podemos dejar de lado que, pese a parecer un veterano por sus cuatro temporadas en la liga, Brandon tiene tan solo 22 años (cumple 23 el 2/9). Y, por lo visto, una línea de proyección que lo puede depositar entre los grandes jugadores de la liga. Evidentemente, salir de un mercado inmenso como el de Los Ángeles (y de los Lakers) le vino bien a quien empieza a confirmar las expectativas que generaba antes de arribar a la NBA.

Mejor rookie del año (ROY) – Ja Morant (Grizzlies)

La tarde del jueves llegó con el anuncio del ganador más seguro. Ja Morant, pick 2 del último Draft y estrella de Memphis Grizzlies, no ganó el premio unánimemente porque un (1) periodista decidió votar a Zion Williamson, que -quizás sorpresivamente- no finalizó segundo el sufragio, dado que esa posición la alcanzó Kendrick Nunn. Los pocos partidos de Zion y la confirmación de que la temporada iba a contabilizarse hasta el 11 de marzo dieron por finalizada una de las álgidas discusiones de la temporada. A pesar de haber llegado a la liga con el mote de futura estrella, el inmediato impacto de Morant como jugador y líder de un equipo lo catapultaron a las mejores consideraciones de los analistas de la NBA.

Hasta la interrupción, Ja promedió 17.6 puntos, 3.5 rebotes, 6.9 asistencias y 0.9 robos con un 49% en tiros de campo y un 37% desde las profundidades del parqué en media hora por noche. Aunque en la burbuja mejoró aún más esos números históricos (se convirtió en el séptimo novato de la historia en finalizar el año con 17p/7a de media), los Grizzlies sufrieron vastos inconvenientes y quedaron afuera de los playoffs, lugar al que tenían el acceso encaminado antes de la suspensión por el coronavirus (32-33). Con un Morant endiablado durante casi todos los partidos, la ciudad de Memphis creyó justificadamente. Asimismo, Brandon Clarke, vigesimosegunda elección del último Draft y también jugador de los Grizzlies, finalizó cuarto en la votación. Seguro a los de Tennessee les depara un futuro alentador.

Además, el joven surgido de la Universidad de Murray State consiguió el único triple doble de toda la camada y obtuvo el premio al novato del mes en cuatro de los cinco meses. Otra de sus características notables fue la madurez en la cancha y la toma de decisiones en los momentos críticos: fue el sexto jugador con más puntos en los últimos cuartos (7.3p), pero de los primeros cinco ninguno tuvo un porcentaje de tiro superior al suyo en ese lapso (55.9%). Su rendimiento en el play in disputado ante los Trail Blazers para dirimir el octavo puesto fue suficiente para catalogar a Ja como futuro y presente: 35 puntos, 4 rebotes y 8 asistencias. No alcanzó, pero fue suficiente para confirmar lo realizado.

Morant, de 21 años recién cumplidos y oriundo de Carolina del Sur, se convirtió en el segundo jugador de los Grizzlies en hacerse con el galardón, tras Pau Gasol -primer no estadounidense en recibir el honor- en la temporada 2001/02. A pesar de las grandes temporadas de Nunn (Heat) y Williamson (Pelicans), la victoria de Morant es absolutamente justa, tanto por mérito propio como por los pocos partidos que disputó Zion antes del 11 de marzo (19). El salto de calidad de Memphis de un año al siguiente no fue casualidad. Incluso ganó el Trofeo Eddie Gottlieb Trophy y tiene nombre y apellido: Ja Morant, from Murray State University.

Mejor sexto hombre del año (6MOY) – Montrezl Harrell (Clippers)

El viernes 4 de septiembre, en el primer back-to-back de premios de esta secuencia del canal TNT, Montrezl Harrell fue distinguido como el mejor jugador proveniente desde la banca. Una de las decisiones más controversiales, debido a la paridad de los ternados, concluyó con los 397 puntos que recibió Harrell, de 26 años, en su tercera temporada con Los Angeles Clippers. 58 periodistas lo votaron en el primer lugar, 23 más que a Dennis Schröder, que culminó segundo, merced de sus 328 puntos. Un poco más lejos de la tremenda igualdad de la cima finalizó Lou Williams, máximo ganador de la historia del galardón (3 veces, como Jamal Crawford). El guardia recibió siete elecciones en el primer lugar (127 puntos) y le entregó el premio a su compañero de equipo, que luego utilizó una remera en homenaje a él, uno de sus referentes.

Harrell es el único de todos los ganadores que no se vio ‘afectado’ por la determinación de la NBA de tener en cuenta hasta el 11 de marzo, ya que se perdió los ocho seeding games de Orlando por problemas personales que lo forzaron a abandonar la burbuja. En 63 partidos (solo dos desde el inicio), promedió 18.6 puntos, 7.1 rebotes (2.6 ofensivos), 1.7 asistencias, 0.6 robos y 1.7 tapones en 27.8 minutos. El progreso de Montrezl lo llevó a convertirse en un referente de la segunda unidad de los Clippers, una de las más fuertes de toda la NBA gracias al trabajo liderado por Williams y el propio Harrell.

El campeón de la NCAA en 2013 con la Universidad de Louisville, donde pasó tres años de su vida, antes de ser reclutado por Houston Rockets, fue el segundo máximo anotador y el quinto reboteador desde el banquilo durante la temporada. Además, fnalizó el curso con un 58% de tiros de campo (ninguno de los 52 jugadores que tiraron más que él lo hizo con un mejor porcentaje), pero por primera vez desde su año de novato (2015/16) no convirtió ningún triple (acumula 5; esta temporada 0/18). El nativo de Carolina del Norte completó 11 dobles dobles, alcanzó cuatro veces los 30 puntos y consiguió al menos 25 en diez ocasiones.

Finalmente, gracias al liderazgo de Lou y Montrezl, los Clippers promediaron 51.5 puntos desde la banca, top de la liga, y superaron a su rival de turno en ese apartado en 53 de los 64 partidos disputados hasta el 11 marzo. El récord de los Clippers (49-23; 44-20 hasta el 11 de marzo) le dio una luz de ventaja ante Schröder, que lo felicitó por las redes sociales. De este modo, Harrell se convirtió en el tercer Clipper que gana este premio consecutivamente; la franquicia angelina acaparó 5 de las últimas 7 distinciones (Crawford x3 y Williams x2, que perdió la posibilidad del back-to-back-to-back. Harrell se convirtió en el primer pivot en hacerse con el premio desde 1993 (Clifford Robinson, recientemente fallecido) y en el primer no guardia desde 2011 (Lamar Odom). Al finalizar el curso, será agente libre sin restricción.

Mejores equipos defensivos (NBA All-Defensive Team)

En una clara muestra de que el premio al jugador más valioso será el plato fuerte de los anuncios, la NBA anunció el martes 8 de agosto los dos mejores equipos defensivos de la temporada. Con Giannis Antetokounmpo como jugador más votado (195 puntos), el quinteto ideal lo completaron Anthony Davis (187), Ben Simmons (185), Rudy Gobert (180) y Marcus Smart (152). Simons, de Philadelphia 76ers, fue el único primerizo de la alineación (no tenía ningún NBA All Defensive Team), ya que los cuatro restantes habían sido seleccionados al menos una vez para el mejor equipo.

Mostrando también cierta diferencia en el sufragio respecto a los jugadores que no conformaron ninguno de los dos quintetos, en el segundo equipo fueron seleccionados Kawhi Leonard (128 puntos), Brook Lopez (67), Bam Adebayo (61), Patrick Beverley (60) y Eric Bledsoe (59). Leonard, Beverley y Bledsoe ya habían formado parte de algún NBA All Defensive First Team, mientras que fue el debut en algún quinteto defensivo de Lopez y Adebayo. Los Bucks fueron el equipo con más inclusiones en los equipos (Antetokounmpo, Lopez y Bledsoe); nadie tenía tantos desde Memphis Grizzlies en la 2012/13 (uno en el primero y dos en el segundo).

Los jugadores más votados por posición que no alcanzaron el umbral de puntos fueron Kris Dunn (guard, 31), PJ Tucker (forward, 29) y Joel Embiid (center, 11). También alcanzaron los dos dígitos de puntos Jimmy Butler (28), Kyle Lowry (23), Jayson Tatum (20), Jrue Holiday (18), Chris Paul (13) y Pascal Siakam (10). A continuación, los votos de todos los que percibieron al menos una selección.

Mejores equipos de rookies (NBA All-Rookie Team)

Siguiendo la línea anteriormente descrita, la NBA anunció el martes 15 de septiembre los dos mejores quintetos de novatos. Ja Morant, ganador del premio al Rookie del Año, fue incluido en el primer equipo de modo unánime, totalizando 200 puntos merced de las 100 elecciones. Más atrás, también en el quinteto ideal, finalizaron Kendrick Nunn (197 puntos, 92 en el primer equipo), Brandon Clarke (176, 87), Zion Williamson (176, 87) y Eric Paschall (116, 28). Los Grizzlies finalizaron con dos representantes en la susodicha alineación, algo que habían conseguido en 2002 (Pau Gasol y Shane Battier) y que solo había sucedido una vez en las once temporadas previas (76ers con Dario Šarić y Joel Embiid en 2017).

En cuanto al segundo equipo, lo conformaron Tyler Herro (115 puntos), que finalizó a un punto de Paschall, Terence Davis II (96), Coby White (90), PJ Washington (88) y Rui Hachimura (74). Miami Heat se sumó a los Grizzlies como las franquicias que introdujeron dos jugadores en los quintetos, aunque Herro apareció en el segundo. Asimismo, Davis II y Nunn ingresaron a los equipos ideales sin haber sido drafteados; Kendrick se presentó al Draft de 2018 y jugó la temporada 2018/19 en la G League con Santa Cruz Warriors, mientras que Terence pertenece propiamente a esta camada, pero no fue elegido en el evento tras pasar cuatro años en la Universidad de Mississippi.

Además de los diez jugadores mencionados, recibieron votos el número 3 del Draft RJ Barrett (61 puntos, 10 votos para el primer equipo), el especialista defensivo Matisse Thybulle (55, 6 votos para 1st team), Darius Garland (14), De’Andre Hunter (11), Michael Porter Jr (9), Jaxson Hayes (5), Cameron Johnson (3) y Cody Martin (1). Como con todos los galardones, se consideró hasta la interrupción de la temporada del 11 marzo. Vale aclarar que los equipos de novatos no tienen restricciones de posiciones, por lo que un de ellos podría estar conformados por cinco pivots y el otro por cinco bases.

Mejores equipos (All-NBA Team)

Como el último paso previo al anuncio del MVP, la NBA dio a conocer el miércoles 16 de septiembre los tres mejores quintetos de la temporada (hasta el 11/3). De modo unánime (500 puntos, 100 votos para el primer equipo) fueron elegidos Giannis Antetokoumpo y LeBron James, con la particularidad de que el Rey logró su decimosexto All-NBA en 17 temporadas, suficiente para romper la paridad de 16 que mantenía con Kareem Abdul-Jabbar, Tim Duncan y Kobe Bryant. De los 16, 13 son para el primer equipo, 2 para el segundo y 1 para el tercero. Además, fueron incluidos James Harden (474, 89 1st team), Anthony Davis (455, 79) y Luka Dončić (416, 59). El esloveno se convirtió en el primer jugador en aparecer en el primer equipo en su primera o segunda temporada desde Tim Duncan (1998/99).

Además, si la temporada hubiera finalizado en abril, como estaba previsto, Luka habría sido el jugador más joven en la historia en aparecer en el 1st team, por lo que este dato queda a interpretación del estadista. Solo cinco jugadores (Kevin Durant, LeBron James, Ricky Barry y Max Zaslofsky) lo habían logrado con 21 años o menos. Finalmente, el dúo de Los Angeles Lakers James-Davis se convirtió en el octavo binomio en formar parte de un primer equipo, primero desde Steve Nash-Amar’e Stoudemire (Suns, 2006/2007). Para los Lakers solo lo habían logrado unos tales Kobe Bryant y Shaquille O’Neal, récord con tres nominaciones conjuntas (2002, 2003 y 2004).

En el segundo equipo del curso fueron incluidos Kawhi Leonard (372 puntos, 39 votos para el primer equipo), Nikola Jokić (311, 21), Damian Lillard (284, 6), Chris Paul (199, 2) y Pascal Siakam (168, 1). Los primerizos en algún All-NBA fueron Luka Dončić (1st, Mavericks), Pascal Siakam (2nd, Raptors), Jayson Tatum (3rd, Celtics) y Ben Simmons (3rd, 76ers).

Por su parte, el tercer equipo lo conforman Jayson Tatum (153 puntos, 0 votos para el primer equipo), Jimmy Butler (147), Rudy Gobert (110, 1), Ben Simmons (61) y Russell Westbrook (59). Los jugadores con más votos de la prensa que no llegaron a alguna alineación fueron Khris Middleton (82, forward), Joel Embiid (79, center) y Bradley Beal (32, guard). También llegaron a los dos dígitos Bam Adebayo (26), Kyle Lowry (26), Trae Young (13) y Donovan Mitchell (10).

Un total de 30 jugadores recibieron al menos un voto. 13 equipos tuvieron representantes en algún quinteto, ya que solamente Los Angeles Lakers (James-Davis) y Houston Rockets (Harden-Westrook) metieron más de un representante. Si agregamos los que también percibieron votos, 20 equipos integraron la lista.

Jugador más valioso del año (MVP) – Giannis Antetokounmpo (Bucks)

Y el premio más importante llegó de un modo peculiar, con el anuncio previo de ESPN y Adrian Wojnarowski por primera vez en esta tanda correspondiente a TNT. El caso es que este viernes 18 de septiembre, probablemente con el sabor agridulce de no competir más por el anillo, Giannis Antetokounmpo fue nombrado con el MVP de la temporada 2019/20. El griego recibió 85 votos en el primer lugar y 16 en el segundo, por lo que totalizó 962 puntos. Atrás quedaron LeBron James (753; 16+84+1), James Harden (367; 1+64+10+10), Luka Dončić (200; 0+0+14+36+22) y Kawhi Leonard (168; 0+0+9+31+30). A pesar de haberse dicotomizado el asunto en una disputa con LeBron, el galardón para el jugador de Milwaukee Bucks es más que merecido por lo realizado hasta el 11 de marzo.

Giannis promedió 29.6 puntos, 13.7 rebotes, 5.8 asistencias, 1.04 robos y 1.02 tapones en 30.9 minutos de 57 partidos. Finalizó tercero en las listas de anotadores y reboteadores y tiró con una efectividad de 54.7% del campo, además de mejorar ampliamente su caudal de triples (83, 31 más que en cualquiera de sus temporadas anteriores). El nivel y liderazgo del griego, que se convirtió en el primer europeo en ganar más de un MVP, llevaron a los Bucks a un récord de 53-12 (11/3), mejor marca de la liga, que incluyó una racha de 18 victorias consecutivas. Con él en cancha, los de Wisconsin lideraron la liga en rating neto (10.7 puntos más que sus rivales por 100 posesiones), anotación ofensiva (118.6 puntos por partido) y rating defensivo (101.6 puntos cada 100 posesiones). Antetokounmpo ganó los premios de jugador del mes de octubre/noviembre, diciembre y enero.

Giannis, capitán del All Star Game de la temporada, se convirtió en el tercer jugador en obtener el MVP y el DPOY en la misma temporada, tras Michael Jordan (1987/88) y Hakeem Olajuwon (1993/94), teniendo en cuenta que el último se entrcega desde la campaña 1982/83. También es el duodécimo jugador en ganar el MVP back-to-back; el último en lograro había sido Stephen Curry (2014/15 y 2015/16). Solo LeBron James y Kareem Abdul-Jabbar tenían múltiples premios al jugador más valioso del curso a los 25 años, edad de Antetokounmpo. El ateniense, legítimo ganador del Most Valuable Player, lideró la liga en dobles dobles (52), marcó cuatro triples dobles y tuvo 17 partidos de 30p/15r, 14 más que cualquier otro jugador de la NBA. En una ocasión anotó 50 puntos y dos veces alcanzó los 20 rebotes.

Antes de Antetokounmpo, solo Kareem Abdul-Jabbar había ganado el MVP con la camiseta de los Bucks; el histórico pivot lo logró en tres ocasiones a comienzos de la década de 1970, antes de obtener dos más defendiendo la elástica púrpura y oro de los Lakers. Este sufragió, que computó 101 votos por uno de los aficionados, culminó con una conferencia de prensa virtual en la que el comisionado Adam Silver dio a conocer al ganador entrada la noche en Grecia. Giannis, contundente, tras guiar a los ciervos a su segundo liderazgo de conferencia y NBA, sentenció: «Todos estamos en la misma página en la organización, peleando todos los días por un campeonato, no veo por qué no estar en Milwaukee durante los próximos 15 años». Continuará…

*La foto principal es de NBA – Getty Images.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *