Lo que dejó el clásico

Casi nunca televisan a los New York Knicks. En realidad, en Latinoamérica no televisan muchos partidos. Pero cuando lo hacen es todo un evento. A veces es un poco decepcionante porque de los escasos partidos que transmite ESPN, no todos son buenos. Algunos incluso son bastante aburridos, pero debemos hacer el esfuerzo de verlos porque no todos los días tenemos la dicha de ver un partido en la TV.

Ayer fue un día de suerte: pasaron NBA y a los Knicks. Y no era un partido más, se trataba del clásico de la Ciudad. Se enfrentaba el distrito de indies y alternativos contra el glamour de Manhattan.

En el parqué, sin embargo, se invertía la lógica. Los Knicks, como el distrito de Brooklyn, no brillan: defienden. Eso sí, así como el barrio neoyorquino puede presumir del DUMBO y Williamsburg, los Knicks tienen sus dos baluartes: RJ Barret y Julius Randle.

Julius Randle reacciona furioso tras la sanción de Scott Foster, March 15, 2021, in New York. (AP Photo/Frank Franklin II)

En el juego de ayer, los 23 puntos del canadiense y los 33+12 de Randle no fueron suficientes. En los 41 minutos en los que el flamante All-Star estuvo en cancha, el balance para Knicks fue de +2. El problema fue la banca. Sin muchas variantes por acumulación de lesiones, y con uno de sus máximos exponentes, Immanuel Quickley, debutando como titular, la performance de los suplentes fue muy pobre. Así fue como la diferencia se estiró hasta 17 puntos cuando Randle estuvo sentado 4 minutos en el segundo cuarto.

Del otro lado del puente

El otro pequeño problema fue la incapacidad para defender individualidades. Para ver glamour y estrellas, hay que cruzar el puente. Sin Durant y Griffin, siempre están Harden e Irving y como siempre, brutales los dos: 34 puntos para el ex Boston y 2do triple doble en la carrera de Harden con 21 puntos, 15 rebotes y 15 asistencias.

Lo cierto es que las actuaciones de los astros de Brooklyn se vieron un tanto opacadas por algunas polémicas en el arbitraje. Ante la pregunta por la caminata cobrada a Randle a falta de 3.2s con los Knicks 3 abajo, SCOTT FOSTER, juez del encuentro, se excusó : “Se consideró que el defensor tocó el balón, pero no causó que se salga o se suelte.”

#DerrotaDigna

Finalmente fue derrota para los Knicks por 112-177 contra sus vecinos, pero también fue una muestra de credibilidad por haberle jugado de igual a igual durante varios tramos del partido al líder de la conferencia este.

Para algunos será una rivalidad más cultural que sobre básquet. Lo cierto es que ese argumento ya quedo viejo: los Nets ganaron 13 de los últimos 4 enfrentamientos y están a uno de igualar el historial. Todavía quedan 2 clásicos más esta temporada, por lo que van a seguir las modificaciones en el historial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *