LaMelo Ball: Rookie del Año

Como se presuponía, Lamelo Ball fue condecorado como el Mejor Novato del año en la NBA. El joven de 19 años drafteado en la tercera posición fue, junto a Gordon Hayward, el principal baluarte ofensivo de los Charlotte Hornets.

Ball recibió 84 votos de primer lugar y obtuvo un total de 465 puntos producto de los votos de 99 periodistas. El escolta de los Minnesota Timberwolves, Anthony Edwards, recibió los otros 15 votos de primer lugar y terminó en segundo lugar con 309 puntos. El base de los Sacramento Kings, Tyrese Haliburton, terminó en tercer lugar con 114 puntos. El único que quedó fuera del podio fue el alero de los Detroit Pistons quien sumó 3 puntos producto de tres terceros puestos.

Resultados de la votación

Pese a sufrir una lesión de muñeca que lo dejó fuera por 21 partidos, su regreso en el alto nivel que había demostrado antes de su lesión, ayudó a los Hornets a entrar Play-In luego de terminar décimos con un récord de 22-29. En los 51 encuentros que jugó, sus promedios fueron de 15,7 puntos, 6,1 asistencias, 5,9 rebotes y 1,6 robos en 28,8 minutos por noche. Lideró a todos los novatos en asistencias y robos y ocupó el segundo lugar en puntos y rebotes. 

Es el séptimo novato en promediar al menos 15.0 puntos, 6.0 asistencias, 5.0 rebotes y 1.5 robos, uniéndose a Magic Johnson (1979-80), Penny Hardaway (1993-74). 94), Steve Francis (1999-00), Chris Paul (2005-06), Michael Carter-Williams (2013-14) y Ben Simmons (2017-18). Tanto él como Doncic son los únicos novatos en la historia de la NBA que promedian 15/5/5 y 1.5+ triples en una temporada.

Los 51 partidos de temporada regular que disputó lo dejaron en el cuarto lugar en la lista de los ganadores del premio a Rookie del Año que menos actividad tuvo durante la temporada regular. De esta manera, se convirtió en el tercer jugador en ganar el premio con Charlotte Hornets, uniéndose a Larry Johnson (1991-92) y Emeka Okafor (2004-05). El menor del Clan Ball fue condecorado como el Novato del Mes de la Conferencia Este en los primeros tres meses de la temporada (diciembre-enero, febrero y marzo). Por otro lado, formó parte del equipo de EE. UU. para el Rising Stars Challenge que no finalmente no se disputó.

El 9 de enero, el nacido en Chino Hills, registró 22 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias contra los Hawks a los 19 años y 140 días. Con esta maravillosa actuación, se convirtió en el jugador más joven en la historia en tener un triple-doble. Su hermano Lonzo, También tuvo ese récord antes de ser superado por Markelle Fultz y ahora su hermano. A pesar de su larga ausencia, Ball terminó con la segunda mayor cantidad de asistencias (313) y la tercera mayor cantidad de triples (92) de un novato en la historia de los Hornets.

Desde el primer partido, demostró estar listo para jugar en la mejor liga del mundo. Luego de sus primeros partidos arrancando desde el banco, James Borrego, el coach de los Hornets, no tuvo más opción que ponerlo de arranque. Gran visión de juego, magia en sus asistencias y un decente porcentaje de tiro (44% y 36%). LaVar, su polémico padre, puede estar aún más orgulloso de su hijo.

Además de los highlights, también podemos reírnos de los relatos del viral periodista que cubre a los Hornets.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *