La vuelta del Rey

La estrella de Los Ángeles Lakers y de la liga está devuelta. LeBron James regresó tras seis semanas afuera por un esguince en el tobillo y lo hizo con una derrota frente a Sacramento Kings en el Staples Center (106-110).

Los Lakers en realidad parecían tener el partido bajo control. Perdieron el primer cuarto por 30-23, logrando esconder un poco uno de sus peores inicios de partido como local en la temporada, pero luego se fueron asentando y terminaron el tercer período ganando por 88-78.

El tremendo colapso angelino de los 12 minutos finales explica la derrota: de repente se encontraron en un laberinto sin salida. Tras haber llegado a liderar por 94-83 estuvieron primero unos tres minutos sin sumar un punto y luego otros cuatro minutos sin anotar un lanzamiento de campo. Lo único que tuvieron entre medio de eso fueron un doble de Harrell tras rebote ofensivo y un tiro libre de Andre Drummond. A 3:17 del final perdían por 101-97 y aunque AD se despertó y LeBron sumó cinco puntos en el clutch, la caída fue inevitable.

Sacramento Kings jugó sin dos de sus referentes, Harrison Barnes y De’Aaron Fox pero Tyrese Haliburton se puso el equipo al hombro y con 23 puntos, 10 asistencias y 4 rebotes se llevó la victoria.

LeBron consiguió 16 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias, 2 robos y 1 tapón. Con 6 de 12 en el tiro (50%), pero 1 de 5 en triples (20%), fallando el lanzamiento para ganar y cometiendo 5 pérdidas. Fueron 32 minutos de acción como titular, sin restricción de tiempo.

“Creo que lo hemos visto muy bien“, dijo Frank Vogel tras el partido. “Ha perdido algunos balones y ha fallado tiros, pero no va a volver después de dos meses y arrasar. Tiene nuevos compañeros y necesita ritmo, pero creo que lo hemos visto muy bien“.

Por su parte, James en la rueda de prensa comentó como fue su sacrificado trabajo para poder volver lo antes posible a las canchas, “Ha sido una urgencia regresar desde que me lesione. No se imaginan los minutos y horas por día en los que tuve tratamiento y fue mucho más de lo que dormí. Desde las últimas seis semanas es lo que he estado haciendo porque tenía urgencia de volver a jugar”.

A pesar de no frenar en ningún momento de su lesión y realizar ejercicios individuales, sin contacto y correr, LeBron expresó algunos pensamientos un tanto dolorosos para sus más fanáticos, “Espero hacer las cosas de la mejor manera posible, pero no creo que vuelva a estar al 100% en lo que resta de mi carrera“.

Conferencia de prensa post-partido

Durante la ausencia de LeBron los Lakers han registrado un récord de 8 victorias y 13 derrotas (contando el encuentro en que se lesionó ante Atlanta). Consiguieron mantener su nivel de élite en defensa pese a tampoco estar Anthony Davis: cuartos en eficiencia atrás en 21 encuentros sin sus estrellas. Sin embargo, el aspecto más sangrante estuvo en ataque: los Lakers se cayeron hasta la tercera peor marca sin James.

Indudablemente los angelinos necesitan ofrecer una mejor versión. En la clasificación se juegan la vida y sus números en cuanto a pérdidas de balón son absurdas desde que comenzó la campaña. Solo Cleveland y Oklahoma City tienen un mayor porcentaje.

Sin embargo, el Rey confía en su plantel y eso da esperanzas. “Ha sido una larga y rápida temporada regular. Tenemos que aprovechar (el tramo final) para construir. Es una temporada muy diferente. Es lo que es y aceptamos el desafío“.

Vogel, también cree en los suyos: “Miraremos todos los aspectos que podamos en el tiempo que tenemos. Habrá algunos puntos a los que no llegaremos, pero haremos el máximo posible. El objetivo es construir la mejor química para llegar a los Playoffs“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *