La batalla de Los Ángeles: Parte IV

Nota escrita por Trinidad Reynoso y Lautaro Carro.

El segundo encuentro de la primera jornada de la reanudación de la NBA fue protagonizada por los Lakers y los Clippers, el plato fuerte de la jornada. Tras un parejo y emocionante partido, el equipo lagunero logró su primera victoria en la burbuja de Orlando con un marcador de 103-101, colocándose así muy cerca de asegurar el primer puesto de la Conferencia del Oeste para los playoffs.

El equipo de LeBron James dominó durante todo el primer tiempo a los Clippers, quienes estuvieron muy erráticos durante aquel período, pero luego del entretiempo el equipo comandado por Kawhi Leonard pudo dar vuelta la situación, logrando conseguir una ventaja de 11 puntos a la mitad del tercer periodo. Lograron esa ventaja después de un ataque de 26-5.

El rey venía errático en el partido pero llegó esta volcada y le empezaron a entrar los tiros.

Pero los Lakers no dejaron que esto dure demasiado tiempo, ya que de inmediato volvieron a tomar el control con una ofensiva de 36-14. Gracias a dos triples seguidos de AD pudieron empezar a dar vuelta esa desventaja de 11 sumándole un timeout de Vogel que despertó a los chicos para que después se coman la cancha y eso pasó.

Anthony Davis fue el más destacado de la noche con 34 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias, por su parte Lebron James finalizó con 16 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias. Además Kyle Kuzma logró 16 tantos y 7 rebotes, teniendo también un muy buen trabajo defensivo.

Por el lado de Clippers, Paul George sumó 30 puntos y fue una pieza clave para su equipo al meter un triple con 1:50 minutos por jugar, reduciendo así a 99-98 la delantera de los Lakers. 

Pero Lebron James se encargó de encestar en la posesión siguiente un doble que le dio un respiro al equipo de Frank Vogel.

Luego, George aportó otro triple que igualó el encuentro a 101 con 29 segundos restantes y una vez más James logró otro tiro clutch, llevándose a toda la defensa de Clippers por delante, agarrando el rebote de su propio tiro y encestándolo.

El doble del Rey que le daría la victoria número 50 en la temporada a Lakers.

Además en los últimos segundos del partido, James se lució en una muy buena defensa, robándole el balón a Leonard (quien logró 28 puntos) y cubriendo un intento de triple de George, el cual resultó fallido justo cuando sonaba la chicharra que finalizó el partido.

https://www.instagram.com/p/CDSxl3cpBRO/
Defensa sublime de Lebron a los dos jugadores más top que tiene Clippers.

El parate se notó. Muy erráticos los dos, pero en diferentes momentos del partido lo que llevó a un cambio de mando (cuando Clippers se despegó a 11) fuerte, y minutos después donde Lakers tomaría la delantera de la cual nunca más iba a salir. 

Si hay que recalcar algo muy bueno del equipo de Clippers fue un muy buen rendimiento de Paul George que hizo acordar a su etapa donde metía todo en Oklahoma. Un Kawhi Leonard que despertó en el segundo tiempo y logró 26 puntos pero que se llevó una sorpresa: la defensa lagunera muy estricta que no había recibido en los anteriores tres clásicos de esta temporada.

La decepción clipperina fue Marcus Morris. Arrancó titular pero metió cero puntos en cuatro tiros de campo. Se lo vio tosco, sin rodaje, nada que ver a su versión de Boston de temporadas pasadas. Pero vale recordar que el parate afectó mucho a todos.

Pero Clippers encontró en su banca un buen sustento. Y no hablamos de Harrell o Lou Williams, que estuvieron out, sino de Beverley (12 puntos y 2 triples) que le dio vida al equipo cuando entró. Otros dos que metieron muy buenos tiros cuando la pelota quemaba fueron Jamaychal Green y Patterson. El último metió todo lo que tiró y finiquitó con 5 puntos (1 triple y una canasta), mientras que el primero lanzó y encestó dos triples claves.

View this post on Instagram

Got ‘em.

A post shared by LA Clippers (@laclippers) on

El energético Beverley desde el banco. SI estaba al 100% el partido tal vez hubiese tomado otro rumbo.

Para finalizar con el equipo del Doc Rivers, queda una conclusión: el parate se notó. Kawhi erró tiros de su clásico mid range que no erraba hace cuatro meses, Morris fue un desastre, Zubac lento, Reggie aceptable para ser titular en un contender, y Paul George junto a Leonard de lo mejorcito de la mala noche de Clippers. 

Habrá que esperar a Lou y a Harrell y ver cómo le juegan a Lakers, ya con más partidos encima, en una hipotética ¿Final de conferencia? Pero falta mucho para eso.

Por la parte lagunera, también, el parate hizo estragos. El rey anduvo muy errático metiendo seis de sus 19 tiros de campo intentados pero en su ya afianzado rol de base, manejó el equipo logrando casi un triple doble. Pero si hay algo clave de Lebron hoy fue su defensa. Impecable. Logrando parar a Kawhi, a PG, hasta en el momento final donde impidió que el ex Oklahoma meta un triple. 

Pero el gran responsable de la victoria de Lakers tiene nombre y apellido: Anthony Davis. 34 puntos, triples para remontar esos 11 de desventaja en el momento clave del partido y una excelsa defensa.

AD penetrando y posteriormente con la bandeja en el principio del partido.

Otro que sorprendió a propios y extraños fue Kuzma que ya dicho, excelente trabajo defensivo. Logró algo muy difícil ¡¡Defender bien a Kawhi!! Luego en la ofensiva, siempre pasado de confianza, tomó pocos tiros (8 de los cuales 7 fueron triples) y metió 4, todos desde la línea de tres. No se lo vio agresivo penetrando al aro como en los amistosos previos.

Menciones especiales a Bubble Cheese, Dion, (11 puntos, y un muy buen triple en el último cuarto), Caruso que flojeando en ofensiva demostró porque es un excelente defensa. Aunque su porcentaje en tiros (2 de 7) fue decepcionante.

Preocupa el nivel de Danny Green con solo 6 puntos y fallando triples claves en momentos claves. Pero se lo nota todavía con falta de rodaje. Sin embargo, en defensa cumplió su papel con creces cuando le tocó marcar a Kawhi. 

Conclusiones.

Primer partido oficial luego del parate. El resultado era tan incierto que se sabía que el ganador se iba a llevar el encuentro en los últimos segundos. Y eso pasó, ganó la garra, el corazón, y la magia que tiene Lebron para ir a buscar el rebote de su propio tiro y meterlo. Y también para defender a los dos mejores jugadores de Clippers en los últimos trece segundos del partido para que el tiro dé en el tablero pero no entre.

Ganó el corazón que puso Lakers para ganar este encuentro. Ganó la unión pero del otro lado faltaban piezas importantes. Aún así, Clippers demostró ser un equipazo y que con dos menos le puede hacer partido al mejor de la conferencia oeste. 

Es el primer paso para acercarse al tan deseado décimo séptimo Larry O´Brien pero todavía queda el camino casi entero para llegar al éxito y a la historia. En este torneo donde todos se encuentran en la misma condición, el éxito de la unión del equipo es clave. Porque los laguneros van por eso y con una motivación especial, this is for Kobe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *