La antesala del (hermoso) infierno

Un sinfín de emociones se conjugaron en un sábado sin tanta actividad sobre el parqué, pero con mucha influencia para la historia de la NBA. Cinco partidos tempraneros dejaron tela para cortar de cara a los playoffs y play-in: el Big 3 de los Nets se juntó en una cancha por octava vez en la temporada y venció a los Bulls, los Knicks necesitaron de una prórroga para superar a los Hornets y volvió el dúo LeBron-Davis para que los Lakers vencieran -sufrimiento mediante- a los Pacers, mientras que Suns y Celtics superaron sin inconvenientes a Spurs y Timberwolves, respectivamente. Entrada la noche, los Bucks dejaron contra las cuerdas al Heat en un potencial duelo de primera ronda de postemporada.

No obstante, el Mohegan Sun de Uncasville, Connecticut se llevó todos los flashes con la ceremonia de inducción al Hall of Fame de, entre otros, Kevin Garnett, Tim Duncan y Kobe Bryant, que en paz descanse. En este hilo pueden repasar a todxs lxs elegidxs de la clase 2020 en el marco de una noche teñida de historia. Finalmente (literal), este domingo, quince cotejos dirimirán clasificados, cruces de postseason y duelos de playoffs. Lo mejor está por venir, pero antes tendremos que atravesar -con mucho gusto- un domingo que se asemejará a un averno anaranjado.

Chicago Bulls 91 vs Brooklyn Nets 105

7 partidos. 3 horas. 186 minutos. Ese tiempo llevaban, hasta hoy, Kevin Durant, James Harden y Kyrie Irving juntos sobre el parqué con la camiseta de Brooklyn Nets (46-24). El sábado 13 de febrero, aún sin público en el Barclays Center por las restricciones sanitarias imperantes, el Big Three se juntó en cancha para vencer a los Warriors. Hoy, sábado 15 de mayo, tres meses después, los tres dejaron atrás sus respectivas lesiones para conformar un quinteto inicial de lujo, junto a Blake Griffin (33 All Stars combinados) y Bruce Brown Jr. Pese a la ausencia de Joe Harris (y al retiro de LaMarcus Aldridge), el equipo titular de Steve Nash emanaba esperanza.

La ausencia de Zach LaVine (problema menor en la rodilla), figura de los Bulls (30-40) esta temporada, le sacaba un poco de brillo competitivo a un partido que per se ya tenía a un equipo clasificado a los playoffs y a otro eliminado. El alemán Daniel Theis y el checo Tomas Satoransky acompañaban al escolta en la lista de bajas, por lo que toda la responsabilidad de los pupilos de Billy Donovan recaía en el montenegrino Nikola Vucevic. Coby White, Garrett Temple, Patrick Williams y Thaddeus Young completaban un equipo que iba a estar en el centro de la escena más por su rival de turno que por mérito propio. En el marco de una jornada tempranera (13:00hs en BKN), el Barclays Center se vestía de gala.

Sin embargo, la presumible superioridad de los Nets no se evidenció durante el primer tramo del partido. Todo lo contrario. Nash se vio obligado a pedir el primer timeout del día tras encontrarse 12-0 abajo en menos de 3 minutos, con todos los jugadores de los toros menos Vucevic anotando con gran precisión. Aunque después del descanso los neoyorquinos redujeron la desventaja, en parte gracias a un par de bombas de Irving, no terminaban de dar una gran imagen, con Durant y Griffin imprecisos desde el inicio. Nada ilógico teniendo en cuenta lo difícil (e importante) que es establecer una química sobre la duela, pero necesario en vísperas de la postemporada. Del otro lado, Chicago aprovechaba las falencias con Patrick Williams, Coby White y Thad Young a la cabeza.

Si Brooklyn finalizó tan solo un punto abajo el primer cuarto, fue por Kyrie Irving. El guardia se erigió como la figura del no muy fornido circuito ofensivo de los Nets para cerrar la etapa inicial con 13 puntos (5/7tc, 3/4t3). No obstante, no podemos dejar de mencionar a Mike James, sin dudas el factor X de este tramo del cotejo. El ex CSKA Moscú, quien firmó recientemente con el equipo de su país natal tras un par de años destacando en Europa, irrumpió desde el banquillo con un par de canastas que terminaron de acercar posiciones para poner el 28-29 en el marcador tras doce minutos de juego. Nash mantuvo al Big 3 seis minutos y medio en cancha antes de empezar a mechar a sus estrellas con la segunda unidad.

El segundo cuarto arrancó más movido, con Ryan Arcidiacono tomando los hilos del conjunto de Illinois y Jeff Green convirtiéndose en referencia de los de la Gran Manzana. Por primera vez en el partido, contemplábamos cambios de liderato y empates en el marcador, pero los regresos de un muy errático Kevin Durant (2/11tc en el 1T) y un imparable Kyrie Irving empezaron a enderezar el rumbo para uno de los máximos candidatos al anillo. Un parcial de 15-4 en los minutos finales le dio aire al equipo local, que cerró 51-61 arriba el segundo período, con el campeón en 2016 completamente en llamas (20 puntos y 8/12tc).

La agresividad de Williams y Young o los triples de Lauri Markkanen (3/4) no alcanzaban para Chicago, pues Brooklyn dominaba la pintura (28-18), corría mejor la cancha en contraataque (13-3) y contaba con un mayor aporte de la banca (22-13). Canastas consecutivas de Bruce Brown Jr, un chico que les está dando grandes resultados a los Nets, durante el final de la primera etapa parecían terminar de empujar a los segundos clasificados de la Conferencia Este a una jornada tranquila, pese al tormentoso inicio. Una victoria del anfitrión, vale recalcar, lo dejaba al borde de asegurar la segunda semilla de cara a la postseason. Chicago, por su parte, ya no podía moverse del noveno puesto, aunque una derrota lo dejaba con un peor récord que Pelicans y Kings, clave pensando en la Lotería del Draft.

Vastos errores en el manejo del balón de los Nets permitieron un claro y rápido acercamiento de los Bulls, pero los visitantes, muy poco eficaces de cara al aro, hacían todo lo posible para no terminar de dar el zarpazo. Patrick Williams continuaba liderando a un equipo que contaba con varias segundas oportunidades, en gran parte por los rebotes ofensivos de Thaddeus Young, mas no las aprovechaban debido a su marcada imprecisión. Con las defensas mucho más asentadas en el parqué, ocurría un fenómeno que mantenía el interés en el match: cada vez que Chicago esbozaba una remontada, Brooklyn se corta, pero en la misma línea los Bulls respondías cuando los Nets intentaban cortarse. El 71-79 dejaba abierta la puerta para un último cuarto apasionante.

Tras terminar el tercer parcial con una tremenda volcada, Jeff Green abrió el último con un triple que volvió a abrir la orilla de los dígitos para las redes. Hasta una nueva aparición del veterano forward, los 14 puntos de diferencia se habían convertido en 4, pero la mencionada dinámica seguía haciéndose presente en NY. Sim embargo, una corrida de 15-2 promediando el cuarto marcó la máxima de 17 a favor de los Nets (luego llegó a 20), ya con algunas de sus estrellas en cancha. En ese punto se acabó lo que se daba. Sin Zach LaVine en el partido, Nikola Vucevic no podía dar tanta ventaja en ataque (10 puntos por 4/18tc y 0/8t3). El montenegrino jugó uno de sus peores partidos en la temporada y los Nets se dieron el lujo de disputar unos minutos de la basura tras liquidar el encuentro (91-105).

Los Nets no solo marcaron una notable diferencia en los porcentajes de tiro (47.1%tc y 41.2%t3 contra 34.7 y 26.8), sino que también se impusieron en la zona pintada (50-38) y brillaron en el contraataque (27-5). Asimismo, el banquillo constituyó un elemento clave para Nash (48-27), con cuatro players anotando ocho o más puntos. Como el martes de esta misma semana (115-107 en esa ocasión), la moneda cayó del lado de los neoyorquinos. Debido a la posterior victoria de Milwaukee, los Nets se jugarán mañana el segundo puesto de la conferencia ante los Cavaliers (20:00hs de Argentina), mientras que los Bulls tendrán especial influencia en esa lucha, ya que recibirán a los Bucks un rato después (22:00hs).

Kyrie Irving la rompió en el primer tiempo, apenas se vistió de jugador en el segundo y finalizó con 22 puntos (9/16tc) y 2 rebotes, mientras que Jeff Green se puso el overol las papas quemaban y guió a los Nets al triunf con 19 tantos casi perfectos (7/8tc, 5/6t3). Con Durant, Harden y Griffin combinándose para tan solo 19 puntos (6/27tc, 2/11t3), Bruce Brown (16p12r) y los suplentes Nicolas Claxton, Mike James y Landry Shamet fueron fundamentales en la victoria. Pese a pincharse en el tramo final, Patrick Williams fue el mejor Bull, merced de sus 24 puntos (9/14tc, 3/4t3), 6 rebotes y 1 asistencia, aunque vale destacar la labor de Thaddeus Young (19p13-9of-4a). Finalmente, Lauri Markkanen sumó desde la banca y Nikola Vucevic brilló por su ausencia (léase imprecisión).

Miami Heat 108 vs Milwaukee Bucks 122

Unos Bucks (45-25) con toda su artillería pesada se enfrentaban a un ultimátum este sábado: si querían aspirar al utópico segundo puesto de la Conferencia Este, debían superar al Heat (39-31), su verdugo en los playoffs de la burbuja de Orlando. Aunque los de la Florida llegaban con su boleto de postemporada asegurado, también sabían que una victoria los iba a poner en la misma línea de New York Knicks y Atlanta Hawks, ambos con marca de 40 triunfos y 31 caidas. No obstante, la ausencia de Jimmy Butler -molestias en la espalda baja- podía constituir un escollo para los dirigidos por Erik Spoelstra. Horas después de los otros partidos, Milwaukee y Miami cerraban la jornada.

Un comienzo parejo, con Kendrick Nunn enchufando dos triples tempraneros, le dio lugar a la primera gran (y rápida) diferencia de la noche. Con Giannis Antetokounmpo emparejado con Bam Adebayo, matchup interesante en ambos lados de la cancha, Donte DiVincenzo y Brook Lopez fueron los encargados de encabezar la ofensiva del ciervo. A partir de una estricta defensa en la pintura, Milwaukee asentó su estructura de juego e, increíble efectividad mediante (14/18tc, 4/5t3 para empezar), empezó a determinar su suerte de sábado. Incurriendo sin mucho problema en un spoiler, esta fortuna no estaba equivocada.

Sin el brillo que caracteriza al griego, los del estado de Wisconsin agregaban variantes y más variantes a su ofensiva. Khris Middleton, Jrue Holiday, Donte DiVincenzo, Brook Lopez, Bobby Portis y Bryn Forbes se sucedían para eliminar referencias y repartir 12 asistencias en la misma cantidad de minutos. Apenas los 11 solitarios tantos de Kendrick Nunn mantenían a flote a un Heat que se iba dieciséis puntos abajo en un abrir y cerrar de ojos (28-44). Para profundizar las penurias de Miami, los verdes arrancaban 5-0 el segundo parcial. Middleton agarró la lanza y siguió aumentando la brecha, al punto de superar la veintena en menos de quince minutos (18/21t2, 5/10t3).

Porcentajesde tiro astronómicos y el dominio a piacere de la pintura eran un buen diagnóstico para explicar el 51-70 al descanso. Middleton y Holiday se hacían ejes de un equipo que tenía a Lopez como baluarte cerca del aro, mientras que los suplentes Portis-Forbes sumaban su importante grano de arena para no darle opciones a un rival muy endeble en defensa, especialmente cerca de su canasta. Como antes, tan solo la inspiración de Nunn (16p3r2a) destacaba, ya que Adebayo se fajaba más de lo que producía. En un teórico triple empate (MIA, ATL y NYK juegan con DET, HOU y BOS, respectivamente), los Hawks cerrarían primeros, el Heat segundo y los Knicks terceros, por lo que los subcampeones vigentes estaban dejando pasar un importante tren con esa paliza en contra.

Recién empezado el tercer cuarto, una lluvia de triples acercó peligrosamente al Heat, mas Middleton se encargó de restablecer el orden en el estado tejón. No caben dudas de que, pese a la dificultad planteada por Milwaukee, Miami salió con otra actitud a disputar la segunda mitad. Además, claro, los tiros empezaron a entrarles a los tres veces campeones, pero cada vez que esbozó un principio de comeback, los Bucks estuvieron al pie del cañón para devolver el golpe con la misma medicina. Con esa tónica, el 81-99 a falta de un período no era negocio para el Heat, que veía cómo se terminaba de esfumar una deseada remontada. Nunn, Robinson y Ariza anotaban, pero los Giannis, Jrue y Khris respondían sin grandes dificultades.

Nunn, en uno de sus mejores partidos individuales de la temporada, siguió dando todo de sí para enaltecer las esperanzas de Miami, pero lamentablemente para Kendrick no fue suficiente. ¿Por qué? Porque entre Middleton, Holiday y, luego, Forbes se encargaron de llevar a bueno puerto la causa liderada por Mike Budenholzer. Un rato de garbage time, que no modificó en líneas generales el resultado, le dio la chance al tirador ex Spurs de lucirse. Giannis Antetokounmpo, entre otros, no pudo descansar tanto de cara a la postseason como el partido parecía permitirle, pero la ofensiva giró menos que de costumbre en torno a él, importante al final del día en el cansancio de las piernas.

A fin de cuentas, fue 108-122 para el equipo dominador en la pintura, que durante la segunda mitad vio como su rival, livianito también para rebotear, lo superaba en cantidad y porcentaje de triples. No obstante, como si se tratara de otra época, las asistencias hacia la zona se sobrepusieron con claridad. Milwaukee tendrá que ganarle mañana a Chicago (22:00hs de Argentina como visitante) y deberá esperar una caída de los Nets ante Cleveland en NY, algo improbable, para robarle el segundo puesto del este. El Heat, por su parte, visitará a los Pistons (21:00hs) y pedirá una sorpresa de Rockets ante Hawks, dado el tiebreaker negativo ante los de Georgia.

Khris Middleton (21p7r7a) y Jrue Holiday (20p5r10a) fueron los más destacados de un Milwaukee que tuvo muchísimos puntos altos, como Brook Lopez (18p6r), Bryn Forbes (21p), Bobby Portis (14p3r1a), Donte DiVincenzo (11p9r4a) y, por qué no, Giannis Antetokounmpo (15p9r4a). En cuanto a Miami, la sobresaliente labor de Kendrick Nunn (31p6r3a) se llevó los flashes y los aportes de Goran Dragic (17p1r) y Duncan Robinson (17p2a) los salvaron del desastre colectivo. Con un equipo tercero y el otro sexto, hoy Bucks y Heat se estarían enfrentando en la primera ronda de los playoffs; el año pasado, en semifinales de conferencia, fue 4-1 para los de la Florida.

También se jugaron…
Charlotte Hornets 109 vs New York Knicks 118

Con realidades tan diferentes como similares, Hornets y Knicks chocaban en la meca del básquetbol. Por un lado, los locales necesitaban ganar para acomodarse en el marco de una feroz pelea por el cuarto puesto con Hawks y Heat, mientras que en la disciplina visitante buscaban un triunfo para mantenerse por encima de Wizards y Pacers, clave para el desarrollo del play-in. La importancia del cotejo no dejaba lugar para lesiones de dudosa procedencia ni descansos.

Pese al inmenso aporte anotador de los suplentes Miles Bridgs (30) y Devonte’ Graham (25), los Knicks sobrevivieron a los embates de Charlotte y se llevaron el gato al agua en la prórroga. Para variar, Julius Randle lideró al equipo de Thibs con un triple doble de 33 puntos, 10 rebotes y 13 asistencias (en más de 46 minutos, poca cosa). Los neoyorquinos llegaron a estar 18 porotos arriba, pero se quedaron en la segunda mitad y los de North Carolina hasta tuvieron un tiro para ganar el juego. Sin embargo, Graham falló y los anfitriones lo sacaron adelante en el overtime con Randle y Burks a la cabeza.

Los Angeles Lakers 122 vs Indiana Pacers 115

El regreso del dúo campeón LeBron James – Anthony Davis le otorgaba un carácter especial al cotejo que tenía lugar tempranito en el Bankers Life Fieldhouse de la ciudad de Indianápolis. Con la idea de ganar para ponerle presión a Portland Trail Blazers (los de Oregón tienen el tiebreaker ante LAL a su favor), los dirigidos por Frank Vogel apuntaban alto ante unos Pacers que trataban de superar al tándem Hornets-Wizards en la reñida pelea por el octavo lugar (‘prioridad’ y eventual localía en el play-in).

Aunque los Lakers mantuvieron la tranquilidad a lo largo de la tarde, el buen trabajo de Caris LeVert, Justin Holiday y Kelan Martin en la segunda mitad los puso en aprietos durante los minutos finales, cuando la brecha se redujo a una posesión. Un par de canastas clutch del Rey, quien finalizó con 24 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias, sentenciaron a Indiana, pero el trabajo de Anthony Davis en la etapa inicial fue el que encauzó en primera instancia el sufrido triunfo lagunero (en total, 28p10r5a2s). Por el lado de los Pacers, destacó el mencionado LeVert con 28 tantos, 5 tableros, 12 pases-gol y 2 robos.

Phoenix Suns 140 vs San Antonio Spurs 103

Con el tiebreaker ante Utah a favor, los Suns dejaron abierta la posibilidad de luchar hasta el último día por el first seed de la temporada tras apabullar a los Spurs desde el primer minuto de juego. Siete jugadores en dobles dígitos, entre los que destacaron Devin Booker (27p2r4a), Chris Paul (16p5r10a) y Mikal Bridges (18p4r3s), encaminaron el triunfo de un equipo que nunca perdió el mando del match y llegó a estar 42 puntos por encima de un flojísimo rival que deberá mejorar de cara al play-in. Ambos equipos cerrarán mañana sus respectivas temporadas regulares en la misma sede, el AT&T Center tejano.

Boston Celtics 124 vs Minnesota Timberwolves 108

Los Celtics no tuvieron grandes inconvenientes para superar a los Timberwolves en el partido más intrascendente de la jornada. Minnesota, todavía en pelea por bajar algún puesto en la Lotería del Draft (los Cavs en la mira), tuvo a los jóvenes Karl-Anthony Towns y Anthony Edwards combinándose para 47 puntos, 18 rebotes, 8 asistencias y 3 robos, pero lejos estuvieron de pelearle a un Boston en el que sobresalió Jayson Tatum (26p11r2a). Pese a la clara diferencia, marcada en pocos minutos, los diecisiete veces campeones no modificarán su posición de regular season (7mos, 36-35) y partirán como los favoritos del play-in oriental.


Premios de la jornada

MVP: Julius Randle.
Momento del díala inducción al Salón de la Fama de Kobe Bean Bryant.
Mejor quinteto: Jrue Holiday-Devin Booker-Jayson Tatum-Julius Randle-Anthony Davis.
Segundo mejor quinteto: Kendrick Nunn-Caris LeVert-Miles Bridges-LeBron James-Jeff Green.

Datos: Julius Randle marcó el primer triple doble de 30 puntos de su carrera y el primero de un Knickerbocker desde 2012 (Carmelo Anthony) – Por segunda vez en su historia (2015), y debido a la derrota del Heat, Atlanta Hawks se consagró campeón de la División Sudeste.
Novedades: Kevin Garnett, Tim Duncan y Kobe Bryant, entre otros, fueron inducidos al Hall of Fame de la NBA en una emotiva ceremonia. En este hilo, recopilamos lo más destacado de una gala histórica. Los Spurs reclamaron de la lista de waivers al ex Kings y Rockets DaQuan Jeffries. El prospecto top Jaden Hardy se comprometió con el elite Ignite team de la G League.


La jornada del domingo 16 de mayo de 2021, con una épica maratón de quince partidos desde el mediodía hasta la madrugada argentina para definir las posiciones finales de ambas conferencias.

*La foto principal es de Adam Hunger.

Iván Fradkin

Lo que mejor hago es escribir. Escribo como el orto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *