Kyrie Irving y las vacunas: Un caos a siete días de empezar la temporada

La historia comenzó hace poco más de dos semanas, luego de que Kyrie Irving comenzara a darle me gusta a algunas publicaciones de un teórico de la conspiración en las que decía que, entre otras cosas, las vacunas forman parte de un plan de satanás para poner a los negros frente a una computadora. A partir de eso, surgieron más problemas para Irving, ya que el estado de New York no permite a las personas no vacunadas ingresar a estadios, y el base no sería ninguna excepción.

Teniendo en cuenta esto, se perdería los 41 juegos de local que tiene la temporada regular más los posibles cruces que tengan en Playoffs. E incluso podría no jugar en otros estadios debido a las mismas restricciones. Un ejemplo es el Chase Center de Golden State Warriors, ubicado en San Francisco, o el Madison Square Garden de New York Knicks.

Ante dicha situación, prácticamente toda la liga dio su opinión. Un caso similar al de Irving era el de Wiggins, quien decía no querer vacunarse por cuestiones religiosas. Pero a diferencia del base, el alero de Golden State lo hizo, aunque -según él- obligado.

También brindó su opinión LeBron James, quien dijo que antes era escéptico, pero decidió vacunarse por el bien de su familia y amigos. Sin embargo, dejó en claro que cada jugador debe decidir sobre su situación. «Hablamos de los cuerpos de cada uno. No es algo político, de racismo, de brutalidad policial o de cosas de esa naturaleza», declaró cuando fue preguntado sobre si una figura de importancia (Kyrie Irving), no debería dar opiniones que afecten la vacunación de jugadores.

Para colmo, las palabras de LeBron despertaron aún más críticas. El primero fue Enes Kanter, quien dijo que James debería inspirar a otros a vacunarse para salvar otras vidas. Mientras que el siguiente fue alguien de más renombre, Kareem Abdul-Jabbar. La leyenda de Lakers, criticó al Rey, a pesar de ser un gran admirador suyo: “Lo admiro como jugador y humanitario que se preocupa por la injusticia social, pero esta vez está equivocado. Su error podría ser mortal, especialmente para la comunidad negra”.

Volviendo a Kyrie, con una semana para el arranque de la liga, lo más probable es que, por lo menos al inicio de la temporada, no pueda jugar en el Barclays Center de los Nets. Con respecto a esto, Steve Nash, entrenador del equipo, empezó a dar por sentado que no van a contar con su base en la primera parte. No obstante, la directiva no está tan de acuerdo y no se descarta la opción de un traspaso, pero los rumores del retiro de Irving -si es que es traspasado- desalientan todas las ofertas.

Actualmente, se espera que Kevin Durant y James Harden impulsen a Kyrie Irving a ponerse la primera dosis, pero todo está en veremos. La realidad es que es un tema profundo que afecta tanto a las libertades personales como a la seguridad grupal, y hay motivos que defienden cada postura. Obviamente también hay que recordar que la NBA no es la que obliga a los jugadores a vacunarse, sino que son decretos estatales, y que no son pocos los jugadores que han criticado las vacunas (Jonathan Isaac, Bradley Beal, Wiggins, etc).

Actualización

Brooklyn Nets anunció que Irving no será miembro del equipo a menos que se vacune y pueda ser miembro activo del equipo. «Viendo la evolución de la situación, hemos decidido que Kyrie Irving no practique ni juegue con el equipo hasta que sea un jugador a tiempo completo. Él hizo una elección personal, y lo respetamos, pero su elección no le permite estar siempre disponible y no permitiremos que ningún jugador participe a medias», anunció el GM Sean Marks.

Juan Honeker

Estudiante de periodismo deportivo en Tea y Deportea. Jugaba al básquet y algunos dicen que me retiré por malo, pero prefiero decir que me lesioné la rodilla. Ahora solo escribo. Twitter: @HonekerJuan / Instagram: @Jumaahoneker

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *