Guerra en el clutch

Miami Heat venció 117-114 a Boston Celtics en el primer partido de las Finales de la Conferencia Este. El goleador del equipo triunfador fue Goran Dragic, con 29, mientras que en la otra vereda Jayson Tatum concretó 30.

Las dos franquicias llegaban en situaciones totalmente opuestas. Por un lado, los Heat habían vencido 4-1 a Milwaukee Bucks en semifinales y poseían una semana de descanso; por el otro, los Celtics habían disputado una agotadora serie ante Toronto Raptors, definida en el séptimo juego del viernes. Siete días para unos, cuatro para otros.

Fue el equipo del estado de Massachusetts el que desde el primer momento tomó la iniciativa y generó una ventaja en el marcador. 10 puntos de Marcus Smart, 8 de Tatum y una ardua defensa de Daneil Theis —quien obligó a Bam Adebayo a fallar cinco de los siete intentos al aro— fueron vitales para que el marcador al final del período fuera 26-18. Fue la menor marca anotadora de los Florida en un primer cuarto en la actual postemporada.

El segundo fue absolutamente opuesto al previo. Miami ajustó su defensa —incluso fue variando entre zonal e individual— y comenzó a encestar en el aro contrario, para llegar al entretiempo con el resultado igualado en 55. Tras 24 minutos de baloncesto, las figuras de los dirigidos por Erik Spoelstra eran Dragic (15p, 3r), Jae Crowder (10p) y Jimmy Butler (9p, 3r, 2a); del otro lado, se destacaban Tatum (15p, 6r, 4a), Smart (13p, 3/6 en triples) y Brad Wanamaker (9 tantos desde las profundidades de la banca).

En el tercer y anteúltimo parcial se repitió la fórmula del primero: los Celtics mantuvieron su efectividad y convirtieron 29 unidades; los Heat hicieron agua en ataque y se quedaron en 16. Los tiros por detrás del arco que venía fallando Kemba Walker (tenía 1/7) los reemplazaban Tatum, Smart y Jaylen Brown (11/22 hasta ese momento entre los tres). Así, llegaban 83-71 arriba al comienzo del último.

Cuando restaba un minuto de juego y los de Brad Stevens estaban 105-100, el novato Tyler Herro metió un triple. En la jugada siguiente, Walker desperdició su posesión y agotó los 24 segundos. La secuencia perfecta la coronó Jimmy Butler, quien metió un lanzamiento de tres a falta de 22 para pasar al frente. Por fortuna para Boston, Derrick Jones Jr. le hizo una falta sin balón a Tatum; gracias al tiro libre convertido, el encuentro quedó en 106 y fue a tiempo suplementario.

Si bien los Celtics reaccionaron de forma veloz en el overtime, los Heat tuvieron un parcial de 7-0 para volver a dejar el marcador parejo. A falta de 23 segundos, Walker clavó el tiro a distancia para ponerse 114-113. Butler, para nada contento con la jugada previa, se hizo cargo de la naranja y metió un tiro con falta incluida. Luego del enceste del foul, el resultado era 116-114 y los segundos restantes, 12. Tatum, confiado, fue para adentro, pero se fue de la zona tapado por Adebayo, artífice de una de las mejores jugadas defensivas de la reanudación. Al final, el primer partido fue 117-114 para Miami.

Sería imposible destacar a un solo jugador del equipo de la Florida, por lo que los mencionados serán tres: Adebayo, quien además de reponerse de un mal primer cuarto, terminó con 18 puntos, 6 rebotes, 9 asistencias y el bloqueo de la victoria; Jimmy Butler, que finalizó con 20 tantos —varios de ellos, extremadamente clutch—, 5 recobres y 5 pases gol; y Goran Dragic, autor de 29 unidades, 7 rebotes y 4 asistencias y responsable de que el equipo no se derrumbara en los peores pasajes.

El jueves 17 de septiembre a las 20 horas (Argentina) será el segundo cotejo de esta serie que promete buen básquet. La realidad es la siguiente —y quedó clara hoy—: no hay un candidato.

*La imagen principal es de AP Photo/Mark J. Terrill

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *