Oficial: Gabriel Deck desembarca en Oklahoma City Thunder

¡Bomba oficial! ¡Gabriel Deck se convertirá en el decimocuarto argentino en jugar en la NBA! Horas después de romperla en Estambul el jueves para garantizar la clasificación del Real Madrid a los playoffs de la Euroliga, se confirmó la partida del Tortu a Oklahoma City Thunder, pero este lunes, desde Estados Unidos, llegó la oficialización de su arribo. Aunque la franquicia no reveló los términos del contrato, transcendió que cobrará 3.87 millones de dólares por lo que queda de temporada y $14.5M por los cuatro años de vínculo, aunque solo el presente estaría garantizado. El alero de 26 años viajará a la capital del estado de Oklahoma después de resolver unos trámites de inmigraciones.

El periodista Carlos Altamirano tiró el primer indicio durante el mediodía del jueves de nuestro país. Un tweet con una foto del santiagueño y otro con el escudo del Thunder empezaron a preparar la escena. Sin embargo, el Tortu, que según el diario Marca le había comunicado su decisión al club madrileño antes del partido, se jugaba la clasificación a los playoffs de la Euroliga en Turquía contra el Fenerbahce. Deck pasó 38:49 minutos sobre el parqué, firmó una planilla de 19 puntos, 2 rebotes y 4 asistencias para el triunfo clave de los Merengues por 67-93 y recibió una gran ovación de sus compañeros al retirarse de la duela.

Un rato después del triunfo del Real Madrid, Chema de Lucas informó en un video en directo y por Twitter que el alero argentino estaba ultimando su desembarco inminente (inmediato) a Oklahoma City Thunder. Emiliano Carchia (Sportando) ratificó lo dicho y añadió que se trataba de un contrato por tres años y que el ex Quimsa y San Lorenzo iba a viajar al día siguiente -viernes 9 de abril- a Oklahoma City. Según Adrian Wojnarowski (ESPN) (12/4), el Tortu está trabajando en el proceso de inmigración, pero se espera que llegue pronto a OKC para unirse al equipo.

En el transcurso de la noche del mismo jueves, el insider Shams Charania (The Athletic), gurú de la información de la NBA, informó que el Thunder estaba renunciando a Darius Miller con el fin de crear un espacio en su roster para Gabriel Deck. Después de un fin de semana sin novedades, Andrew Schlecht (The Athletic) abrió la semana indicando que el contrato de Deck con el Thunder era de 4 años por 14.5 millones de dólares, aunque los últimos tres no estaban garantizados. De este modo, el argentino iba a cobrar 3.87 palos verdes por el resto de la campaña (serán alrededor de 10 partidos), una barbaridad.

¿Por qué? En primer lugar, los contratos estándar de la NBA no se prorratean. Además, el Thunder estaba alrededor de cuatro millones por debajo del piso salarial (todos los equipos tienen que atenerse a un tope salarial -flexible-, pero también deben ajustarse a un mínimo del 90% del salary cap), por lo que en caso de no gastarlo iban a repartirlos entre la plantilla. Ya que era dinero ‘perdido’, inteligentemente decidieron apostar por un jugador que iba a tener varios pretendientes en el verano septentrional. Si funciona, ya lo tienen bajo contrato por varios años, pero si no les interesa a largo plazo podrán dejarlo ir sin pagarle por los tres cursos venideros.

Tanto Woj como Schlecht informaron que Deck se iba a unir a sus nuevos compañeros tras finalizar unos trámites en inmigraciones. El último, que cubre el día a día del equipo, añadió que los aficionados del Thunder estaban ilusionados con el aporte de Gabriel en términos de esfuerzo y habilidad, además de la adición de talento sin gastar activos. La confirmación de Wojnarowski fue tan solo la antesala del anunció vía redes sociales de la franquicia, que ocurrió en la noche del lunes. Facundo Campazzo, el otro argentino en la NBA, no quiso quedarse afuera de la algarabía albiceleste

«Oklahoma City Thunder firmó al alero Gabriel Deck con un contrato multianual, según anunció hoy el vicepresidente ejecutivo y gerente general Sam Presti. Según la política del equipo, los términos del acuerdo no se publicaron», reza el primer párrafo del comunicado oficial de la organización de Oklahoma City. El escrito continúa destacando los pasos del sudamericano por Real Madrid, San Lorenzo, Quimsa y la selección argentina, donde recalca su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Vale recordar que el 14 de octubre de 2016, como parte de la pretemporada y jugando para el Ciclón, Deck jugó un partido NBA ante los Raptors. Fue 122-105 para los canadienses, pero los SL Ravens se fueron arriba al vestuario por 55 a 53 y se dieron el lujo de enfrentar jugadores de la talla de Pascal Siakam, Fred VanVleet y Norman Powell, a posteriori claves en el título de 2019. El Tortu fue uno de los mejores del equipo de Julio Lamas y finalizó con 16 puntos (7/8tc, 1/1t3, 1/1tl), 3 rebotes y 3 asistencias en 35 minutos. Cuatro años y medio después, tendrá una experiencia oficial en la liga más fuerte del planeta.

A partir de aquí, la base de la noticia vuelve a ser la publicada durante la noche del jueves 8 de abril -con algunas actualizaciones-, cuando se dio a conocer el arribo de Deck a la NBA.

Periodistas partidarios de OKC se hicieron eco de la noticia inmediatamente y agregaron que el equipo podía estar desistiendo de Mike Muscala o Darius Miller (finalmente, el último le dejó su hueco en la plantilla) para que pudieran firmar con un equipo aspirante a la postemporada. Después de alcanzar los playoffs en la burbuja con Chris Paul a la cabeza, el Thunder se desarmó -perdió a CP3, Dennis Schröder y Steven Adams, entre otros- para sumergirse en una profunda y rápida reconstrucción. No obstante, demostraron no ser tan ‘malos’ (tuvieron que sentar a Shai, Dort y Bazley para tankear) y acarrean un récord de 20 victorias y 33 derrotas en la Conferencia Oeste, séptima peor marca de la liga.

¿Cómo es eso posible? Primero, por contar con jóvenes como Luguentz Dort y, principalmente, Shai Gilgeous-Alexander en la rotación. Segundo, por los 34 picks (17 de primera ronda) que posee el equipo ‘de’ Sam Presti, un especialista de la materia, entre los Drafts de 2021 y 2027. Los mencionados Dort y Shai, sumados a Darius Bazley, Moses Brown y los rookies Théo Maledon y Aleksej Pokusevski podrían conformar una interesante base joven que se aleará con vastas selecciones. En el Draft de 2021, la oficina de Presti dispondrá de una elección de primera ronda y dos de segunda.

El dominicano Al Horford también forma parte del equipo dirigido por Mark Daigneault, pero su suculento/desmedido contrato para su aporte (y edad) lo separó recientemente de los partidos oficiales. No obstante, será importante para el argentino contar con un compañero latinoamericano y de habla hispana pensando en su inevitable proceso de adaptación. Está claro que OKC es uno de los equipos ideales para que el argentino de 26 años muestre su valía, más en este momento, con el roster cruzado por bajas y sin necesidad de victorias. Con Horford y Muscala fuera de la rotación, solo Kenrich Williams superará a Deck en edad (por dos meses).

Gabriel Deck y Kobe Bryant
“Kobe quedó enamorado de Tortuga”, afirmó Manu Ginòbili

La bomba cayó mal entre los aficionados del Real Madrid, clasificado a los playoffs de la Euroliga y primero en la Liga Endesa (el domingo visitarán a Barcelona, su escolta – ganó el Merengue con un 2+1 clutch de su coterráneo Nicolás Laprovíttola), debido al momento de la temporada en que ocurre. El Tortu se erigió este año como un jugador imprescindible en el equipo de Pablo Laso, por lo que será irreemplazable de cara al clímax del curso. Durante la 2020/21, promedió 8.8 puntos (52.4%tc, 40.7%t3), 3.7 rebotes y 1.2 asistencias en 24 minutos en la competencia continental, mientras que en la Liga ACB se despachó con 10 tantos, 4 tableros y 1.5 pases-gol en 23.1 minutos.

A fines de 2020, Deck, uno de los jugadores peor pagos del primer equipo del club blanco, recibió una oferta de renovación, pero no le convenció. Con sondeos de varios equipos de la NBA (Clippers, Knicks y Thunder, según Marca), entró en una campaña que rápidamente vio a Facundo Campazzo cruzar el charco para instalarse en Denver, Colorad. Recientemente, el Real Madrid quiso renovar al Tortu a toda costa, pero ya era tarde. El tricampeón de la Liga Nacional abonará su cláusula de rescisión (entre 1.5 y 2 millones de euros, de los cuales las franquicias NBA pueden pagar hasta 750.000 dólares) y será libre para negociar su contrato multianual con el Thunder.

https://twitter.com/manuginobili/status/1380281230193795074

En septiembre de 2020, en diálogo con UCU Radio, el oriundo de Colonia Dora, un pueblo de dos mil habitantes, se refirió al presunto interés del básquet estadounidense: “El tema de la NBA es un rumor por ahora. Muchos hablan de más cosas que no son ciertas, pero el plantel se hace ajeno a eso y está enfocado a lo que tenemos que hacer día a día. Por mi forma de ser dentro de la cancha, trato de hacer bien las cosas en cada partido, dar el 100%. No me llega tanto lo que el resto diga”. El Chapu Andrès Nocioni, ex Real Madrid con una gran trayectoria en la NBA, afirmó otrora que algunas franquicias le habían preguntando por The Turtle.

https://twitter.com/facucampazzo/status/1381764476840472577

De este modo, Gabriel Deck se convertirá en el decimocuarto argentino en jugar en la NBA, tras Juan Ignacio ‘Pepe’ Sánchez, Rubén Wolkowyski, Manu Ginóbili, Carlos Delfino, Andrés Nocioni, Fabricio Oberto, Walter Herrmann, Luis Scola, Pablo Prigioni, Nicolás Laprovittola, Nicolás Brussino, Patricio Garino y Facundo Campazzo, desde el comienzo de la temporada en Denver Nuggets. El Colo Wolkowyski disputó su primera temporada (34pj en la 2000/01) en Seattle Supersonics, franquicia que en 2008 se mudó a Oklahoma City.

Tras el retiro de Manu a mediados de 2018, el país sudamericano había quedado sin representantes en la NBA, pero los arribos de Campazzo y Deck llegan para cambiar esta dinámica. Además, Leandro Bolmaro, elegido por Minnesota Timberwolves con el pick vigésimo tercer pick del último Draft, declaró recientemente que a corto plazo tendrá que evaluar si sigue en Barcelona o cruza el océano Atlántico. Sin dudas, la sublime actuación del equipo nacional en el Mundial de China 2019 sirvió para visibilizar una camada en ascenso que sueña con Tokio.

15 de enero de 2010, con tan solo 15 años y después de años de entrenamiento y sacrificio, Gabriel Deck debutó con la camiseta de Quimsa en la Liga Nacional. Mientras se asentaba en las selcciones juveniles (máximo anotador del Mundial Sub 17 de Lituania), su equipo ganaba una Liga Nacional, un Torneo Súper 8 y una Liga Sudamericana de Clubes (2009). De cara a la temporada 2016/17, el ambicioso proyecto de San Lorenzo sumaba al Tortu, ya transformado en una realidad, a sus filas. Allí salió campeón de dos LNB más, ganó un Súper 4 y se recibió obteniendo la Liga de las Américas de 2018.

En su paso por el básquet nacional, se cansó de ganar premios individuales, entre los que destacan un MVP de las Finales de la LDA, dos MVPs de las Finales de la LNB y un MVP de la temporada de la competencia local. Asimismo, en paralelo, el hijo de Carlos y Nora empezaba a representar consistentemente a la selección argentina. La medalla plateada en el Mundial de China 2019 es su mayor logro con la albiceleste, pero también destacan en su palmarés el oro panamericano en Lima 2019 y los segundos puestos en los FIBA Américas de México 2015 y Argentina 2017. Como el Thunder no aspira a llegar a los playoffs esta temporada, su nuevo destino no complicará los planes olímpicos del jugador de 198 centímetros, fijo en el equipo de Sergio Hernández.

En julio de 2018, el Real Madrid firmó a Deck, dándole inicio a su experiencia en el básquet europeo. Período de adaptación mediante, el Tortuga se fue haciendo un hueco en el esquema de Pablo Laso, hasta convertirse en un pilar de uno de los mejores equipos del básquet FIBA. En total, ganó una Liga ACB (2018/19), una Copa del Rey (2020) y tres Supercopas de España (2018, 2019 y 2020). Su partida toma de sorpresa a la comunidad merengue, pero los inconvenientes contractuales -su vínculo expiraba y se renovaba a mediados de 2021- precipitaron una noticia que se venía masticando.

Porque Deck, que reconvirtió su juego para pasar de ser un ala-pivot atlético y potente a un alero mucho más completo, siempre se superó a base de esfuerzo y sacrificio. Especialista en cortes al aro, tirador en progreso, aplicado defensor y muy voluntarioso para aprender e impactar positivamente donde le toque jugar (y con el rol que le designen), el Tortu cumple el sueño del pibe. Y es completamente merecido. “Kobe se quedó enamorado del Tortuga. Se lo conté después a él, que Kobe se había convertido en fan suyo, y se lo que quería llevar a los Lakers”, dijo Ginóbili hace unos meses. No será bajo el glamour hollywoodense, pero el pibe de Colonia Dora tendrá su chance para probarse en el básquet más competitivo del planeta. ¡Felicitaciones, Tortu! ¡A soñar (y trasnochar) con vos!

ARTÍCULO ESCRITO ENTRE EL JUEVES 8/4 (NOTICIA) Y EL LUNES 12/4 (OFICIALIZACIÓN)

*Se utilizaron como fuentes ar.nba.com, Marca, As, Básquet Plus, Gigantes y Sportando.

Iván Fradkin

Lo que mejor hago es escribir. Escribo como el orto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *