El problema más grande de los Los Ángeles Clippers

Nota escrita por Matías Resino.

Luego de nueve partidos desde que arrancó esta temporada, Los Ángeles Clippers dejan buenas impresiones con sus nuevas incorporaciones como Serge Ibaka, pívot ex Toronto Raptors y Nicolas Batum, alero ex Charlotte Hornets pero sin embargo en la rotación se encuentra el gran problema a solucionar de la franquicia angelina.

En el partido ante Phoneix Suns, Los Clippers casi pierden por una remontada de  30 puntos. En el último partido perdido ante San Antonio, la remontada, esta vez propia, no alcanzó para derrotar a los texanos. Y, ante Golden State Warriors también se sufrió demasiado. Ahora ¿Cuál es el problema que tiene el equipo en estos partidos y en general? La defensa exterior y la interior, más que nada la primera, cuando entran los jugadores desde la banca.

Cuando Ty Lue pone en cancha al mismo tiempo a Reggie Jackson, Lou Williams y Luke Kennard (Incorporación que llego la noche del draft desde Detroit Pistons) el equipo se cae a pedazos. El ataque rival mete puntos sin ningún problema, aparte que la ofensiva propia no es de las mejores. La única forma de que el equipo se mantenga es que Paul George o Kawhi Leonard jueguen la gran mayoría de los minutos del cuarto. Ahora, con la incorporación reciente de Marcus Morris quién volvió de la lesión, la protección de la pintura mejora un poco más.

Este problema defensivo en las rotaciones fue el mismo problema que tuvo la franquicia la temporada pasada, que culminó con un papelón histórico en los Playoffs, de los cuales dos de los mismos tres jugadores que tienen estos problemas están en el equipo. Si nos preguntamos cuál es la mejor opción para la mejora, la respuesta más factible es con traspasos, el primero que debería salir traspasado es el base suplente, Reggie Jackson quien aporta muy poco en ataque y nula defesa. El siguiente es Lou Williams, que, si bien en ataque aporta mucho al equipo y tiene buen tiro desde el triple, por edad y en un paquete con Jackson se podría conseguir un defensor perimetral que ayude a mantener la ventaja en los partidos. Uno de esos jugadores podría ser George Hill, jugador de Oklahoma City Thunder, un base con bastante experiencia en la liga y con un porcentaje muy alto de triples la temporada pasada.

La gerencia de Los Ángeles va a tener que moverse y rápido si no quiere volver a tener problemas de química y mejorar este problema duro que es un dolor de cabeza en los partidos.

La imagen principal pertenece a The Athletic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *