Dos grandes pero sin magia

Dos pívots, dos números uno del Draft, dos presencias dominantes marcaron la historia de los Orlando Magic. Dos pasos por las Finales de NBA, pero con el gran sueño sin cumplir. La historia de una joven franquicia con grandes jugadores, recordados equipos y un asunto pendiente, el título de la NBA. Un repaso por su historia.

El comienzo 

La temporada 1988-89 vio el debut de Orlando Magic. Los Magic entraron a su primera temporada bajo la dirección técnica de Matt Guokas y con Pat Williams, anteriormente en Filadelfia, como GM, terminando con un pobre récord de 18 victorias y 64 derrotas. Su primera elección en el Draft fue Nick Anderson en la posición 11. 

Los siguientes años no fueron mejores para la franquicia de Florida, incluyendo una racha de 17 partidos consecutivos perdidos en la temporada 91-92. En estos años se destaca la elección en el Draft de Dennis Scott, en 1990, con la cuarta posición. 

La etapa de Shaq y Penny 

La historia de la franquicia dio un cambio rotundo en el verano de 1992, gracias a la elección con la primera posición del Draft del pívot Shaquille O’Neal.  Shaq fue All Star y Rookie del año, liderando a los Magic a su mejor temporada hasta el momento, con un récord de 41-41. A pesar de haber empatado con Indiana Pacers en la octava posición de la Conferencia Este, no pudo clasificar a Playoffs.

Sin embargo,  no participar de la postemporada tuvo su lado positivo, ya que Orlando tenía, aunque mínimas, chances de conseguir la primera elección del Draft de 1993. La suerte le sonrió a Orlando, que obtuvo dicha elección. Con el primer pick eligió a Chris Webber, pero este fue inmediatamente traspasado a Golden State a cambio de  Anfernee Hardaway, conocido como Penny, y por futuras primeras rondas del Draft. No fueron los únicos cambios del Magic para la temporada 1993-94, ya que despidieron a Guokas y a Williams, siendo reemplazados  por Brian Hill y John Gabriel respectivamente.

En dicha temporada, liderados por el dúo de Shaq y Penny, Orlando logró clasificar a Playoffs por primera vez en su historia, logrando un balance de 50 victorias y 32 derrotas. Sin embargo, fueron barridos en primera ronda por Indiana Pacers.

La temporada de 1994-95 es inolvidable para la franquicia, puesto que disputaron por primera vez en la historia las Finales de la NBA. Con la incorporación del agente libre Horace Grant, los Magic consiguieron el mejor record del este, gracias a un balance de 57 25. En primera ronda vencieron a Boston Celtics 3-1, en semifinales de conferencia eliminaron a los Bulls del regresado Jordan 4-2 y en las finales de conferencia se vengaron de las dos últimas temporadas contra los Pacers de Reggie Miller en una serie de siete partidos. De esta manera Orlando llegaba a las Finales de la NBA, donde los esperaban los Houston Rockets de Hakeem Olajuwon.  Lamentablemente, los Rockets no le dieron opción, venciéndolos 4-0.

En la siguiente temporada Orlando consiguió por primera vez, y a la postre única, las 60 victorias en una temporada, merced a un récord de 60-22. Sin embargo, fueron superados por los históricos Bulls de Jordan y Phil Jackson, que consiguieron un impresionante récord de 72-10. En postemporada, los de Florida barrieron a los Pistons en primera ronda y eliminaron a Atlanta (4-1) en las semifinales. Pero en las Finales de conferencia Chicago se desquitó de la temporada pasada, barriendo 4-0 a los Magic. 

Cabe destacar que en las temporadas 1994-95 y 1995-96 Penny Hardaway fue elegido en el Mejor quinteto de la NBA, mientras que Shaq fue elegido en el Segundo mejor quinteto en la temporada 1994-95 y en el Tercero en las campañas 1993-94 y 1995-96. Además, O’Neal fue el máximo anotador de la NBA en la temporada 1994-95, con un promedio con 29.3 puntos por partido.

Shaquille O’Neal fue la gran figura de los Magic en la década de los 90 / nba.com/magic/

Partida de Shaq y era de Penny

En el verano de 1996, Shaquille O’Neal, agente libre, decidió dejar Orlando y firmó con Los Angeles Lakers. Los Magic sintieron la salida de su mejor jugador, terminando la temporada con 45 ganados y 37 perdidos y derrotados en una apretadisima serie contra los Miami Heat por 3-2. Esta temporada vio el despido de Brian Hill, reemplazado interinamente por Richie Adubato y finalmente, para el comienzo de la siguiente temporada, por Chuck Daly.  Esta campaña, la 1997-98, estuvo marcada por las lesiones que maltrataron a Hardaway, quien solo pudo jugar 19 partidos. Esto impidió a los Magic participar de los Playoffs, ya que apenas consiguieron la décima posición en la conferencia gracias a un récord de 41-41. 

La temporada 98-99, marcada por un Lockout patronal, vio a los Magic regresar a las primeras posiciones del Este, con un balance de 33-17, el tercero mejor de la conferencia. Sin embargo, nuevamente fueron eliminados en primera ronda, esta vez contra los 76ers de Iverson. No obstante,  Darrell Armstrong obtuvo los premios de Jugador más mejorado y Mejor 6to hombre del año. 

Para la temporada 1999-00, John Gabriel decidió reconstruir el equipo. Despidió a Daly y contrató a Doc Rivers, sin experiencia como coach principal. También decidió traspasar a Hardaway a Phoenix Suns a cambio de Danny Manning, Pat Garrity y dos futuras rondas de draft. Con este equipo joven, liderado por Armstrong, Orlando consiguió un aceptable récord de 41-41, que le valieron el premio al Mejor entrenador del año a Rivers y el Mejor ejecutivo a Gabriel.

Llegada de Tracy McGrady

La reconstrucción iniciada en 1999 le permitió a Orlando ingresar a la agencia libre del 2000 con un gran margen salarial que le permitía atraer estrellas. Fueron cortejados Grant Hill, Tracy McGrady y Tim Duncan, aunque este último declinó la oferta y prefirió permanecer en los Spurs. Hill y T-Mac ficharon con los Magic. Además, fue seleccionado con la 5ta posición en el Draft el escolta Mike Miller, quien en esa temporada consiguió el premio al mejor Rookie del año.

Sin embargo, Hill estuvo constantemente acosado por la lesiones, que solo le permitieron jugar 4 partidos en la temporada 2000-01, 14 en la 2001-02, 29 en la 2002-03 y ninguno en la 2003-04. Esto obligó a McGrady a erigirse como el líder del equipo, quien en las campañas 2002-03 y 2003-04 fue el máximo anotador de toda la liga, con un promedio de 32.1 y 28.0 puntos por partido, respectivamente. No obstante, a pesar de clasificar a Playoffs consecutivamente desde la 2000-01 hasta la 2002-03, en ninguna ocasión pudo pasar la primera ronda, perdiendo contra los Bucks (1-3) en 2001, los Hornets (1-3) en 2002 y los Pistons (3-4) en 2003. La nota curiosa la protagonizó McGrady, quien al finalizar el cuarto partido de la serie contra Detroit, el cual los Magic ganaron y se adelantaron en la serie 3-1, declaró: “es agradable pasar a la segunda ronda”. T-Mac tuvo que tragarse sus palabras, ya que los Pistons se repusieron, ganaron los últimos tres partidos y eliminaron a los Magic.

La temporada 2003-04 fue un desastre para Orlando, que finalizó con el peor récord de toda la liga, 21-61.  Esto provocó muchísimos cambios en la estructura de los de Florida, Gabriel fue despedido y reemplazado por  John Weisbrod. Por su parte, Doc Rivers también fue cesado en el cargo  y sustituido por su asistente,  Johnny Davis. Finalmente, McGrady fue traspasado a los Rockets.

Tracy McGrady lideró a la franqucia a comienzos de los 2000/ nba.com/magic/

Un nuevo comienzo

Con el primer pick del Draft del 2004, Orlando Magic eligió al pívot Dwight Howard. La temporada 2004-05 fue bastante esperanzadora, a pesar de quedar fuera de Playoffs con un récord de 36-46, ya que mejoró considerablemente respecto a la campaña pasada. Hill retornó, jugó 67 partidos y participó del All Star, y se consiguieron jugadores importantes como Jameer Nelson y Hedo Turkoglu.

Para la siguiente temporada, la esperanza aumentó enormemente en Orlando, puesto que los Magic anunciaron la contratación de Brian Hill, el entrenador de la época de Shaq y Hardaway. Sin embargo, no consiguieron mejorar y repitieron el balance de la campaña pasada. Lograron clasificar a Playoffs en la temporada 2006-07, con un octavo puesto gracias a un balance de 40-42 y con Howard seleccionado para el All Star por primera vez en su carrera. No obstante, fueron barridos por los Pistons.

Para la temporada 2007-08, Hill fue despedido y reemplazado por Stan Van Gundy.  Grant Hill se convirtió en agente libre y firmó con los Phoenix Suns. Por su parte, Orlando consiguió la contratación de Rashard Lewis. Los Magic superaron las 50 victorias (52-30) y por primera vez desde 1996, clasificaron a las semifinales de conferencia. En primera ronda, vencieron a los Raptors 4-1, pero luego fueron derrotados nuevamente por Detroit, esta vez 4-1. Esta temporada Howard fue nombrado en el Mejor quinteto de la NBA, logro que repitiría cinco veces consecutivas, todas vestido de azul.

Orlando participó en las Finales de de la NBA por segunda vez en su historia en la temporada 2008-09. Finalizó tercero en la temporada regular con 59 victorias y 23 derrotas,  nuevamente liderado por Howard, que al All Star y Mejor quinteto le agregó el premio al Mejor defensor del año. Por su parte, Jameer Nelson y Rashard Lewis también participaron del Juego de las estrellas, demostrando la gran temporada de los Magic. En primera ronda eliminaron a los 76ers 4-2 y en semifinales vencieron a Boston Celtics en una durísima serie a siete partidos, en la que perdían 2-3 y ganaron el séptimo juego en el TD Garden con autoridad por 101-82. Luego, en las finales del Este los esperaban los Cavaliers de Lebron James; en el primer partido Orlando consiguió una agónica victoria gracias a un triple de Lewis faltando cinco segundos que adelantó por un punto a los Magic, 107-106, que sería el resultado definitivo. Sin embargo, Lebron se vengó rápidamente al partido siguiente, puesto que a falta de un solo segundo, con ventaja de dos para Orlando, metió un triple agónico para igualar la serie. La batalla se mudó a Florida, donde los Magic ganaron los dos partidos de local, incluido el infartante cuarto partido que se decidió en tiempo extra, con resultado final de 116 a 114. A pesar de los intentos de los Cavaliers que ganaron el quinto partido, Orlando definió la serie en seis partidos.

Las Finales de la NBA iban a ser contra los Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol. Los primeros dos partidos, el segundo en overtime, en Los Ángeles, fueron victoria para los Lakers. Orlando se recuperó en el tercer partido, pero el título se decidió en el juego 4. En este juego Orlando se encontraba arriba por tres puntos a falta de diez segundos y con dos libres para Howard. El pívot falló ambos y un triple de Fisher mandó el partido a tiempo extra, donde los de oro y púrpura se impusieron con comodidad. Los Magic no lograron recuperarse y los Lakers se llevaron el anillo en cinco partidos, dejando nuevamente a Orlando con las manos vacías.

 Los Magic entraron a la temporada 2009-10 con el objetivo de lograr el tan ansiado anillo. Turkoglu abandonó el equipo como agente libre, siendo reemplazado por Vince Carter. A pesar de lograr el mismo récord que la campaña pasada y barrer en primera ronda a los Bobcats y a los Hawks en semifinales, Orlando cayó en seis juegos contra los Celtics en las finales de conferencia.

En las siguientes dos temporadas Orlando se despidió de los Playoffs en primera ronda, primero contra Atlanta Hawks (2-4) y en 2012 contra los Pacers (1-4).

Dwight Howard llevó nuevamente a los Magic a unas nuevas finales de la NBA/ nba.com/magic/

Larga reconstrucción 

Tras los intentos fallidos de conseguir un anillo, Howard pidió un traspaso en la previa de la temporada 2012-2013. Finalmente, Dwight fue traspasado a Los Angeles Lakers en un traspaso a cuatro bandas, recibiendo a cambio muchos jugadores, entre ellos Nikola Vucevic, y futuras rondas del Draft.  Además, Van Gundy fue cesado y reemplazado por Jacque Vaughn. Tras el traspaso de Lewis en 2011 y la partida de Nelson en 2013, los Magic se quedaron sin las figuras de su paso por las Finales, comenzando así un proceso de reconstrucción, de la mano del recién asumido GM, Rob Hennigan.

A partir de la temporada 2013-14 comenzó una de las peores etapas de la historia de los Magic. En la siguientes seis temporadas solo una vez consiguieron superar las 30 victorias, en la campaña 2015-16 donde consiguieron un récord de 35-47. Esta etapa está caracterizada por la inestabilidad de entrenadores, ya que en seis años pasaron cinco por el cargo, por las malas elecciones en el Draft, por ejemplo Hezonja fue elegido en la 5ta posición, y por los pésimos manejos y negociaciones de Rob Hennigan. Para ilustrar esta mala política de traspasos, podemos observar este fichaje. A comienzos de la temporada 2016-17, Hennigan intercambió a Victor Oladipo, Ilyasova y Domantas Sabonis a cambio de un expiring Serge Ibaka. 

La luz al final del túnel

Para la temporada 2018-19 se produjeron muchas modificaciones en la franquicia en busca de un cambio de rumbo. Fueron despedidos Rob Hennigan y Frank Vogel, el entrenador principal.  En su reemplazo fueron contratados John Hammond y Steve Clifford. Liderados por Vucevic, los Magic lograron clasificar por primera vez en siete años a la postemporada.

*La imagen principal es de @OrlandoMagic/Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *