Del primero al último

Philadelphia 76ers se llevó un gran triunfo en el tercer juego de la serie frente a Atlanta Hawks por 127 a 111. Con este resultado, los dirigidos por Doc Rivers se ponen por delante 2-1 luego de haberse repartido un duelo por lado en condición de local. La recuperación mostrada en el anterior compromiso pareció ratificarse ayer: el equipo demostró un buen nivel colectivo, desde el primer titular hasta el último suplente. Joel Embiid, como acostumbra, fue el líder con 27 puntos y estuvo cerca de concretar un triple-doble.

El partido

Ambos equipos presentaban los mismo quintetos iniciales: Ben Simmons, Seth Curry, Danny Green, Tobias Harris y Joel Embiid en el visitante, y Trae Young, Bogdan Bogdanović, Solomon Hill, John Collins y Clint Capela para el local. Apenas comenzado el encuentro, los Sixers se encontraban con un contratiempo: Danny Green se retiraba a los vestuarios por una molestia en su gemelo derecho. Posteriormente, la franquicia anunció que no iba a regresar al parqué.

Aún así, esta lesión permitió una mayor cantidad de minutos para suplentes como Matisse Thybulle o Furkman Korkmaz, ambos de gran rendimiento. El alero turco de 23 años cerró su noche con 14 tantos y +24 en cancha, mientras que el escolta aportó su recurrente intensidad defensiva, sumando dos robos.

Y las buenas noticias para Philadelphia no terminaron ahí: Ben Simmons pareció encontrar su mejor versión en este cotejo. Agresivo e incisivo, siempre en la búsqueda de atacar el aro y con una segunda mitad de altísimo nivel. Junto con los 22 puntos aportados por Tobias Harris, no fue necesaria una noche estelar de Joel Embiid, quien aún así dejó 27 unidades, 9 rebotes y 8 asistencias cuando estuvo en acción.

Del lado de Atlanta, no alcanzaron los destellos individuales de Trae Young y Bogdan Bogdanović para dar vuelta el resultado. A partir del tercer cuarto todo se vino cuesta abajo: el equipo no encontraba respuestas en ataque y no tenía respuestas frente a los embates del rival. Los 28 puntos y 8 asistencias del base más los 19 aportados por el escolta serbio se desdibujaron sobre el final.

Un gran dato de color: los Hawks no perdían en su casa desde el 15 de abril, en una derrota por 120 a 109 frente a Milwaukee Bucks. Desde entonces, tenían una racha de 13 encuentros consecutivos (contando temporada regular) en el State Farm Arena.

Lo que viene

Hawks y 76ers volverán a verse las caras este lunes a partir de las 20:30 horas (en Argentina). Hoy, sábado, Utah Jazz y Los Angeles Clippers disputan en California el tercer juego de su serie, con los de Donovan Mitchell y Rudy Gobert arriba por 2-0. ¿Podrán quedarse a un paso del match point? ¿O Kawhi Leonard y compañía le pondrán un poco de condimento a la definición?

*La imagen principal es de AP

Manuel Giles

Fundamentalista de Lou Williams.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *