De vuelta en Playoffs: El año de Memphis Grizzlies

El año pasado se quedaron en la entrada, y este año ingresaron sobre la hora. Aún así, ya es una realidad que Memphis Grizzlies volvió a Playoffs tras algunos años entre los últimos puestos de la liga.

Para ser de los equipos más jóvenes (incluso su gerente general tiene apenas 33 años), es increíble como en la temporada 2019-20, primer año de un nuevo proyecto, ya casi se clasifican a los Playoffs en el oeste. Recordemos que antes de dicha campaña decidieron traspasar a su jugador franquicia, Mike Conley para hacerle un hueco a su nuevo rookie, Ja Morant. Un movimiento que, de momento, parece extremadamente acertado.

Y ya en el segundo año de este proyecto, lograron, mediante dos victorias en el Play-in, clasificar en el octavo puesto de la conferencia oeste. En esos dos juegos vencieron, primero, a San Antonio y, segundo, a los Golden State Warriors de Stephen Curry. Nada mal.

Su récord fue de 38 victorias y 34 derrotas (el año previo fue de 34-39) y quedaron novenos del oeste, pero el nuevo formato presentó la oportunidad perfecta para que una de las peores franquicias de la historia, empiece su camino hacia la cima de la liga, de la mano de Morant, Jackson Jr, y compañía.

El futuro de la franquicia: Jamel Morant

En verdad, lo bueno de este joven equipo de Memphis es que no hay ninguna figura establecida, ya que nadie promedió más de 20 puntos por noche. Por ejemplo, Jonas Valanciunas, del cual se hablará más adelante, hizo un temporadón, así como también Dillon Brooks. Pero está más que claro que el futuro de la franquicia de Tennessee pasa por las manos del muchacho oriundo de Dalzell (Carolina del Sur), Ja Morant.

https://www.youtube.com/watch?v=0J7O0UjmMMw
Lo mejor de la carrera de Morant

Promedió 19.1 tantos por noche y 7.4 asistencias, superiores a los 17.8 puntos y los 7.3 pases para gol de su año rookie. Sin embargo, lo más destacable es el nivel con el cual afrontó el torneo clasificatorio y los Playoffs en sí.

En el cruce ante Golden State, por el octavo puesto, tuvo un enfrentamiento durísimo contra el mejor base de los últimos 10 años, en el cual cumplió perfectamente: 35 puntos, 6 asistencias, 6 rebotes y 4 robos, incluyendo dos dobles clutch en el último minuto de la prórroga.

Mientras que en los Playoffs, hizo historia, convirtiéndose en el jugador de Grizzlies con el mejor registro anotador en una única serie, con 30.2 tantos por cruce. Incluso, en el game 2 se fue hasta las 47 unidades, lo que es incluso superior a su máximo de carrera en temporada regular: 44 ante San Antonio en el primer juego de la 2020-21.

Lamentablemente les tocó bailar con la más fea, porque Utah Jazz es el mejor equipo de la liga, o al menos eso dicen los juegos de la regular season, pero la derrota 1 a 4 no va a quitar que el nivel de Morant es digno de reconocer.

El equipo: La verdadera estrella

Como se mencionó, el verdadero valor de la plantilla de Grizzlies reside en todos y cada uno de sus jugadores. El equipo convirtió 113.3 tantos por jornada (15tos en la liga) y recibió 112.3 (16tos), lo que los deja en el promedio de la liga y, más que destacable, con margen de mejora.

Además de Morant, hay que destacar a Jonas Valanciunas (17 puntos y 12.3 rebotes por jornada), que ha dejado partidazos en los que demostró su jerarquía, siendo el tercer jugador con más partidos de +20 rebotes (cuatro juegos), superando al MVP, Nikola Jokic, y a Joel Embiid. También hay que mencionar el crecimiento de Dillon Brooks, que promedió 17.2 tantos, y su defensa, que fue asfixiante en más de una ocasión. Además, tuvieron otros tres jugadores superando los 10 puntos por noche y dos con más de 9, lo que demuestra el nivel general del plantel.

La defensa de Brooks sobre Curry es uno de los motivos por los cuales Memphis clasificó

También se puede nombrar el caso de Jaren Jackson, que le da más valor a lo hecho en la temporada por toda la plantilla. El power forward es uno de los titulares de la franquicia, pero este año solo disputó los últimos 11 cruces antes de los Playoffs.

¿Ahora que sigue?

Se viene una agencia libre de poco renombre en cuanto a jugadores del calibre All-star, pero de una buena calidad cuando se trata de hombres de rol, como es el caso de TJ McConnell, Dennis Schröder, Fournier, Drummond, Danny Green, Rudy Gay, Richaun Holmes, etc. Lo que le puede dar al equipo un importante aumento de nivel.

En cuanto a los pocos que pueden ser denominados estrellas, asoman los bases Kyle Lowry y Mike Conley, y el alero DeMar DeRozan. Sin embargo, estos tres, por su edad o exigencias, son bastante complicados de conseguir, además de que no será muy probable que Memphis les haga una oferta. Quizás si a Conley, quien fue la estrella de la franquicia en su momento, pero es el point guard del mejor equipo de la liga y no se va a ir tan fácil.

La parte positiva de cara a esta postemporada es que la dirigencia tiene prácticamente a todo el equipo con contrato, pero siguen contando con margen de diferencia con respecto al máximo salarial. Poseen U$D 98 millones comprometidos, lo que los deja con aproximadamente 12 millones libres. Hay que recordar además que, siempre y cuando firmen jugadores por el mínimo posible, no afectará el tope de salarios.

*La imagen principal es de Joe Murphy, de Getty Images

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *