De Jokers, remontadas y séptimos juegos

Denver Nuggets venció 111-98 a Los Angeles Clippers en un partido que lo tuvo diecinueve puntos abajo. Con mucho carácter, determinación y un Nikola Jokić espectacular, volvió a resistir la amenaza de eliminación y forzó el Game 7, cuarto consecutivo de los de Colorado. Emotiva recuperación en los veinte minutos finales, ante unos Clippers que miraron atónitos como se les volvía a escapar la posibilidad de enfrentarse a sus vecinos en las Finales de Conferencia. El martes a las 22:00hs (Argentina), estos dos equipos dirimirán el rival de los púrpura y oro. Por lo pronto, con el nivel de juego, emoción y cambios de paradigma que está ofreciendo la serie, exhibirán una más que interesante última función. One last dance, dicen algunos.

Game 6 – Los Angeles Clippers 98 (3) vs Denver Nuggets 111 (3)

A dos días de la remontada de los de Colorado en el Game 5, donde ratificaron su aguerrido carácter en los partidos de posible eliminación, ambos equipos se presentaron al AdventHealth Arena de la burbuja de Disney para disputar el único partido de la jornada del domingo. Sin bajas, dejando de lado la de larga data de Will Barton III, Michael Malone buscaba extender la vida de los suyos, mientras que Doc Rivers se trazaba como objetivo darle el golpe de gracia a Denver y plantarse en la Final de la Conferencia Oeste. Allí, a partir de la reciente victoria ante los Rockets, esperaban los Lakers, con la posibilidad de disputar un derbi angelino sin precedentes.

Un muy comienzo del dúo Nikola Jokić – Jamal Murray le dio una ventaja inicial de seis puntos a los Nuggets, que parecían dispuestos a extender su agónia hasta el martes. Sin embargo, rápidamente Kawhi Leonard empezó a guiar a los suyos, llegando sus acciones a buen puerto y marcando los Clippers un parcial de 13-2, con nueve puntos combinados de Paul George y el susodicho Kawhi. Con un Murray más apagado, Jokić se hizo cargo de la ofensiva del equipo, finalizando el cuarto con 10 puntos (5/6tc), 4 rebotes y 3 asistencias. Un buen ingreso de Michael Porter Jr colaboró con los esfuerzos del serbio, pero vastos puntos de contraataque y en la pintura y un gran Leonard (9p/3r/2a) determinaron una ventaja de 8 puntos para los angelinos (34-26) al término de los primeros doce minutos.

Un inicio furioso del segundo cuarto de los Clippers, con dos triples en igual cantidad de intentos, parecía continuar con el rumbo que llevaba el partido en el primer cuarto, pero rápidamente unos Nuggets guiados por un preciso Porter Jr (y luego por Jokić) encauzaron el cotejo y emparejaron el trámite. No obstante, los Nuggets se desconectaron al ponerse a una posesión (45-47) y, desde ese momento hasta el entretiempo, fue todo de los Clippers. Con el binomio Leonard-George a la cabeza, los angelinos pusieron un parcial de 16-2 y cerraron el cuarto con dieciséis puntos de diferencia (63-47). Dejando de lado la performance del pivot de Denver, pocos esbozos presagiaban una nueva remontada de los montañosos, que el viernes se habían recuperado de una desventaja de 16 tantos.

Con un Paul George como figura ofensiva, anotando 17 puntos, los del estado de California se acercaban a la primera Final de Conferencia de su historia. Junto al gran rendimiento de Kawhi Leonard (14 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias) y a la efectividad de JaMychal Green (9 puntos), los Clippers se mostraban avasallantes por ciertos lapsos. Con Nikola Jokić (15 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias) como líder, los Nuggets se mantenían en partido, pero los esbozos de Jamal Murray (10p) y Michael Porter Jr (9p) no parecían suficientes para equiparar lo realizado por las estrellas rivales. Ni la defensa de Gary Harris, muy activo en ese apartado, alcanzaba para reflotar lo hecho en una buena parte de los primeros veinticuatro minutos.

El comienzo del tercer cuarto parecía perpetuar las ideas previamente expuestas, con Paul George continuando su racha y anotando cinco puntos consecutivos que ampliaban la brecha a 19 puntos (68-49). Sin embargo, encarnando en un ave fénix, renaciendo de sus propias cenizas, los Nuggets cambiaron rotundamente el rumbo del cotejo de un modo terminante. Un parcial de ¡17 a 0! con anotación muy repartida, pero con un big man serbio como líder y corazón del equipo, los puso en partido nuevamente. Pero los Clippers, tras una sequía de seis minutos, se resistían a entregar el liderazgo, y rascando las piedras consiguieron irse al banquillo dos puntos arriba (79-77).

Y el cuarto final fue la hecatombe, la caída de quien parecía seguir el camino del destino, la debacle del statu quo de los primeros treinta minutos de partido. Como si los monstruos de Space Jam les hubieran sacado los poderes, los Clippers se inmolaron en el parqué de la burbuja de Orlando. Desaparecieron las ganas y la intensidad, empezaron a perder los rebotes, siguió bajísimo el porcentaje de anotación y se abrió el camino hacia el propio aro. Ni lento ni perezoso, un Jokić colosal (11 puntos con 3/3 en triples) tomó nuevamente el protagonismo del partido a su manera: lento, pensando, ajusticiando, definiendo. Un Gary Harris clutch acompañó y, lo que supo ser una desventaja de diecinueve tantos, pasó a ser una diferencia a favor de dieciséis unidades.

Finalmente, con un efecto contagio en ambos lados de la pista (y en los dos equipos), los Nuggets se llevaron el gato al agua. Fue 111-98 en el marco de una impresionante muestra de carácter, demostrando que a este equipo no se lo puede considerar muerto ni aún vencido. La posibilidad de los Clippers de avanzar a una instancia sin precedentes en su historia tendrá que esperar, mientras que los de Colorado disputarán su cuarta serie con Game 7 consecutiva, marca nunca antes vista. También se convirtieron en el primer equipo con tres remontadas de 15+ puntos enfrentándose a la eliminación en unos playoffs desde 1997, cuando se empezó a contabilizar el seguimiento por jugada. Y, finalmente, en el quinto conjunto en ganar cinco partidos de eliminación en una misma postemporada. Podría decirse que el carácter no se negocia.

En cuanto al partido, Nikola Jokić se erigió como el MVP total. Los 34 puntos, 14 rebotes y 7 asistencias del serbio no alcanzan para describir su impacto en el equipo, tanto en los momentos difíciles como en el envión impulsado por él mismo. Serie a serie, pero en este caso especialmente partido a partido, el pivot de los Nuggets confirma y reconfirma su mote de supestrella. Y con un estilo único, nunca antes visto para alguien de su talla. Asimismo, un Gary Harris clave en defensa y en los últimos minutos (16p/2r/4a/4s) y un Jamal Murray atinado de cara al aro (21p/5r/5a/2s) conformaron un gran trinomio junto a Jokić, que también tuvo un aporte limitado de Michael Porter Jr, el mejor desde la banca junto a Monte Morris.

Por el lado de los Clippers, que mucho tendrán que replantearse, Paul George fue el mejor, mas su merma en el cuarto final resintió sobremanera la estructura del equipo. El californiano anotó 33 puntos, bajó 6 rebotes, repartió 3 asistencias y robó 5 balones, pero solo estuvo acompañado por un Kawhi Leonard más impreciso que en otras ocasiones. El dos veces MVP de las Finales, que sigue persiguiendo su tercer anillo, finalizó con 25 tantos, 8 capturas, 5 servicios y 2 robos. Dando por sentado su gran partido, queda en evidencia que los angelinos necesitarán más de su guía, como también del resto de los titulares (Beverley jugó pocos minutos por problemas de faltas; en el cuarto cuarto llegó a la sexta) y de los suplentes, fundamentales durante la temporada regular.

El martes será la velada final, nuevamente se juntarán las palabras más lindas del deporte. Después del inicio de la Final de la Conferencia Este (Miami Heat vs Boston Celtics, 19:30), Clippers y Nuggets dirimirán el rival de los Lakers en la misma instancia, pero del Oeste, en un Game 7 que se antoja infartante. Lo que otrora se hacía una utopía para Denver, hoy está al alcance: disputar su tercera Final de Conferencia, tras lo realizado en 1985 y 2009, años en los que casualmente fue batido por los púrpura y oro. Los de LA, por su parte, buscarán evitar la hazaña y dejar todo listo para el derbi lagunero. La cita será el martes a las 10 de la noche de Argentina, mismo horario del Game 1 de las WCF, que se disputará el viernes. Falta conocer uno de los contendientes, pero indefectiblemente la mesa permanecerá servida.

*La foto principal es del Twitter de la NBA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *