Daryl Morey no será más gerente general de Houston Rockets

Daryl Morey dejará su cargo como gerente general de Houston Rockets tras 13 años en el puesto luego de haber llegado a un acuerdo con el dueño del equipo texano, Tilman Fertitta, motivado por la eliminación en la postemporada disputada en la burbuja de Orlando en manos del campeón Los Angeles Lakers.

“Decidí dar un paso al costado que será efectivo a partir del primero de noviembre”, sentenció el ideólogo del más duro small ball. Agregó, además, que asesorará a su reemplazante y mantendrá vínculo con la franquicia durante la transición. “Disfruté de verdad trabajar con Daryl [Morey] y no pude haber pedido un mejor GM”, cerró Fertitta.

En marzo de 2019, el ejecutivo de 48 años había firmado una extensión de 5 años que no terminará por cumplir. Según informó el periodista Adrian Wojnarowski, el vicepresidente de operaciones, Rafael Stone, será quien ocupe el puesto vacante. A su vez, Eli Witus ascenderá a asistente de gerente general.

En sus 14 temporadas en Houston, 13 como GM, el conjunto alcanzó los playoffs en once ocasiones. Ocho fueron de manera consecutiva, racha que aún mantiene, y dos veces llegó a las Finales de Conferencia. En ambas oportunidades, cayó ante a Golden State Warriors.

Misión: Warriors

Fue para derrotar a los comandados por Stephen Curry que Morey comenzó a construir el equipo. Tras perder en segunda ronda contra San Antonio Spurs en 2017, los texanos hicieron un intercambio con Los Angeles Clippers para adquirir a Chris Paul.

La campaña siguiente fue la mejor de los entonces dirigidos por Mike D’Antoni. Con James Harden como indiscutible figura, Rockets tuvo el mejor récord de la Conferencia Oeste (65-17), de toda la NBA y de su historia. Ya en postemporada, superaron 4-1 a Minnesota en primera ronda y a Utah, en segunda.

En las Finales de Conferencia se reencontró con unos mejorados Warriors con respecto a sus verdugos de 2015: Kevin Durant se había incorporado a los dirigidos por Steve Kerr.

A pesar del resultado final, Houston fue quien más cerca estuvo de ganarle a aquél equipo de la bahía. Incluso tuvo una ventaja de 3-2 en esa serie, pero no supo aprovecharla. La lesión de Chris Paul y los 27 triples errados de manera consecutiva en el séptimo juego terminaron por hundir las esperanzas de los de Texas.

El conflicto con China

El 4 de octubre de 2019, en la víspera de la temporada que acaba de finalizar con Los Angeles Lakers campeón, Daryl Morey tuiteó una foto. “Luche por la libertad. Apoye a Hong Kong”, pregonaba la imagen. Del otro lado del océano Pacífico, la población de la ex colonia británica se manifestaba en contra de una ley de extradición impulsada por el gobierno chino.

El posteo tuvo su repercusión: Tilman Fertitta advirtió que el gerente general de su franquicia no hablaba por la franquicia. La NBA largó un comunicado en el que calificaba al tuit como “lamentable” y Nike, uno de los mayores sponsors de la liga, debió quitar de sus tiendas en China las camisetas de Houston. Hasta interfirió LeBron James, que esgrimió que pudo haberlo publicado sin haber estado bien informado.

Adam Silver aseguró más tarde que el gigante asiático pidió por el despido de Morey, pero que él no censuraría la libertad de expresión de empleados, jugadores ni dueños. No obstante, Geng Shuang, entonces subdirector del Departamento de Información del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China, negó lo anunciado por el comisionado.

Sin embargo, el país gobernado por Xi Jinping, entonces de fuertes vínculos comerciales con la NBA, suspendió todos los patrocinios que tenía en la liga. A su vez, en China no se televisó ningún partido de la interrumpida temporada hasta el quinto juego de las Finales de la NBA.

Silver estimó que la disminución de los ingresos para el ente del que es máxima autoridad alcanza los 400 millones de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *