Dallas y el difícil desafío de subir la vara

Los Mavericks sorprendieron a toda la liga en los Playoffs 2021. Si bien se habían consolidado como un rival durísimo para todos los contendientes del Oeste durante la temporada regular, nadie los esperaba en una Final de Conferencia. El gran trabajo del staff técnico de Jason Kidd sumado a un desempeño individual de Luka Doncic los llevaron a vencer en siete juegos al equipo que había sido finalista el año anterior, Phoenix Suns. Esto no hubiese sido posible sin un supporting cast que acompañó a Doncic por encima de las expectativas. Brunson, Finney-Smith, Bullock, Kleber… todos fueron vitales para que Dallas dé la nota en aquella serie ante los de Arizona. Repasemos quiénes se quedaron, quiénes se fueron y cómo está el equipo de cara a una nueva temporada.

Puntos negativos:

La salida de Jalen Brunson

Jalen Brunson at Knicks to 'close the loop' - US Sports
Jalen Brunson, ex Dallas, presentado como flamante refuerzo de New York Knicks.

Sin lugar a dudas, Jalen Brunson fue un factor clave para Dallas en las series ante Utah y Phoenix. El base surgido en Vilanova mostró el mejor nivel de su carrera y sus puntos ayudaron a los Mavs durante las dos series que ganaron después de una década sin pasar una primera ronda. Además, JB se puso el equipo al hombro en los primeros tres partidos de la postemporada mientras Luka Doncic se recuperaba de una lesión muscular.

Ese gran desempeño de Brunson hizo que su renovación se complicara. La inflación de mercado en la NBA, el posible aumento del límite salarial en las próximas temporadas y las dudas de la franquicia sobre el desarrollo de este jugador llevaron a que el base de 25 años esté cada vez más lejos de quedarse en Texas. Dallas parece creer que ese nivel fue su techo y el jugador parecía convencido de querer mudarse a Nueva York, franquicia que tenía el espacio salarial y los flashes suficientes para seducirlo.

La conclusión es que el ex número 13 de los texanos jugará en los Knicks después de firmar un contratazo (104M por las próximas cuatro temporadas) y Dallas tendrá que ingeniárselas para extrañarlo lo menos posible, especialmente en el costado ofensivo. No se puede negar que es una baja sensible y más aún cuando los Mavs lo perdieron a cambio de nada.

La competitividad de la Conferencia Oeste

Kawhi Leonard impressed with Zion Williamson after first match-up
Zion Williamson y Kawhi Leonard, dos de los grandes regresos en la Conferencia Oeste.

El principal problema de los Mavs de cara a igualar o mejorar lo hecho en la campaña pasada no es su roster, sino el de sus competidores. Muchos equipos que en la temporada pasada eran «débiles» o al menos estaban lejos de ser candidatos, este año recuperan piezas claves que los vuelven a meter en la discusión.

New Orleans compitió muy seriamente ante Phoenix en primera ronda el año pasado y para este recuperará a Zion Williamson, su jugador franquicia y #1 del Draft 2019. LA Clippers volverá a ser contendiente al anillo con el regreso de Kawhi Leonard, uno de los mejores jugadores del mundo cuando está sano. En Portland, volverá la cara de la franquicia, Lillard. En Denver, volverán su base titular y segunda espada, Jamal Murray y uno de sus mejores anotadores, Michael Porter Jr.

Además, equipos como Minnesota, con incorporaciones importantes como la de Gobert, o hasta los propios Lakers que prometen volver renovados y en búsqueda de ser mejores que la temporada pasada son posibles amenazas. La conferencia será una carnicería y Dallas tendrá que subir la vara y ser mejor si quiere volver a ganar dos series o más en los Playoffs.

Puntos positivos:

La rotación interior

Not starting? Mavs' Christian Wood says that's news to him, but he's OK  with that
Christian Wood es la contratación más importante de Dallas para la próxima temporada.

El rebote y la protección del aro fueron dos asignaturas en las que los Mavericks 21-22 quedaron a deber. Fue la prioridad del GM Nico Harrison de cara a la pretemporada y logró reforzar los tableros con dos nombres importantes. Christian Wood llegó desde Houston en un traspaso en el que Dallas cedió su pick de primera ronda de este año y jugadores del fondo del banco (Chriss, Burke, Marjanovic y Brown). Según el entrenador Kidd, Wood comenzará la temporada como sexto hombre donde intentará ser el líder anotador de la segunda unidad. Es probable que veamos su capacidad para tirar de tres y sus buenas nociones en el rebote y en la finalización como complementos interesantes al juego de Luka Doncic.

El titular en el puesto de pivot será otro recién llegado, JaVale McGee. El experimentado interno viene de Phoenix donde como casi siempre tuvo un papel más que decente. McGee viene a sumar en el rebote y a ser un obrero más en el trabajo defensivo. Será muy importante lo que pueda generar desde el P&R con Doncic como principal armador. Veremos si será capaz de ganarse la confianza del entrenador para cerrar los partidos o si será Wood el que juegue esos minutos clutch.

Con estas dos llegadas, el equipo gana profundidad en el que fue su eslabón más débil la temporada pasada. Si Maxi Kleber y Dwight Powell sostienen su nivel, los Mavs pueden ser un equipo duro de doblegar en los tableros.

Equilibrio y profundidad

Tim Hardaway Jr. rempile aux Mavericks pour 72 millions de dollars sur 4  ans | NBA
Tim Hardaway Jr. regresa después de perderse la temporada pasada por una lesión en el aquiles.

Está claro que Dallas extrañará a Jalen Brunson, al menos un poco. Pero por otro lado es un equipo más equilibrado y profundo. El regreso de Hardaway Jr, la llegada de Christian Wood como sexto hombre y las adiciones de JaVale McGee y Facundo Campazzo para suplir las necesidades de protección de aro y manejo de pelota respectivamente, dan la sensación de que los Mavs tienen un plantel bastante completo.

Dando una breve opinión a título personal, dudo que tengan la jerarquía de Warriors, Clippers, Bucks o Celtics. Pero es verdad que tienen con qué competir a cualquiera y si Luka Doncic saca su mejor versión pueden ser muy peligrosos. La clave será la adaptación de los recién llegados, la capacidad de Hardaway y Wood para hacer sentir lo menos posible la baja de Brunson en la anotación y el funcionamiento defensivo de cualquier quinteto que Kidd ponga en cancha. Es sabido que la defensa es la clave de este equipo y todos deberán colaborar en ese costado.

Considerando todas estas cuestiones, ¿Dallas es mejor o peor equipo que el año pasado?. Tendrá que probarlo a lo largo de la temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *