¿Cómo llegó James Harden a Houston Rockets?

La noticia de ayer, acerca de que James Harden se marchaba a los Brooklyn Nets, causó muchísimo revuelo. Pero no nos vamos a centrar en eso en esta ocasión. Harden ya se había marchado de Oklahoma con polémica. Él quería ser la principal estrella de una franquicia y sus amigos Russell Westbrook y Kevin Durant no se lo “permitían”. Por esta razón Harden se marchó a Houston. Tras 8 años con gran éxito sin lograr un trofeo de campeón, se marcha a Brooklyn para volver a conformar un Big-Three con Durant, pero esta vez, el tercero será Irving.

James Harden fue elegido en la tercera posición del Draft del año 2009. En dicha ceremonia, se encontraban grandes talentos y futuras estrellas como Blake Griffin y Stephen Curry. James fue seleccionado por los Oklahoma City Thunder para acompañar a unos jovencísimos Kevin Durant y Russell Westbrook, quienes habían sido drafteados por la franquicia en los últimos dos años.

Con estos tres aciertos plenos seguidos, la organización de los Thunder contaba en sus filas con el mejor núcleo joven de la liga. La explosión definitiva se dio con la llegada a las finales del año 2012 frente a los Miami Heat de un Big-Three muchísimo más experimentado.

Grandes amigos dentro de la cancha, terminaron separándose. Luego los 3 fueron MVPs.

La temporada 2011-12 fue la última de “La Barba” en Oklahoma, y se llevó el premio al Mejor Sexto Hombre del Año. Por esta razón, Harden ya era considerado como una estrella, por lo cual pedía un papel más importante y una “jugosa” extensión de contrato. Sin embargo, Oklahoma no estaba dispuesto a renovarle por el máximo. Ante esto, su mejor hombre de la banca parecía alejarse.

Así sucedió el 27 de octubre del 2012, sólo tres días antes de que comience la temporada 2012-13. El traspaso de Harden a los Houston Rockets era pura realidad. Los Rockets soltaron a Kevin Martin, Jeremy Lamb, la primera ronda del Draft del 2013 que terminaría siendo Steven Adams, la primera del 2014 (Mitch McGary) y la segunda de ese mismo año (Alex Abrines).

¿Harden valía sólo esto? No, pero recordemos al año siguiente se iba gratis.

Harden no llegaría solo. Cole Aldrich, Daequan Cook y Lazar Hayward también llegaban a la Space City. No obstante, a la postre, podría decirse que “The Beard” llegó sola, ya que los dos primeros no superaron los 30 partidos, y el último fue cortado casi de inmediato.

Los acompañantes «fantasmas» de Harden.

El propósito del traspaso fue, también, debido en gran parte debido al deseo de Harden de ser la máxima estrella de un equipo. Está claro que lo consiguió, ya que fue All-Star en todas las temporadas desde el 2013 y se llevó el galardón de Jugador más Valioso en 2018.

Luego de tal vez merecerlo en 2015 y 2017, Harden se llevó el MVP en 2018.

Es de público conocimiento lo que logró Harden en Houston desde su llegada en la 2012-13. Primero acompañado por Dwight Howard, después por Chris Paul y, el último año por Russell Westbrook, metió al equipo en los playoffs en todas las temporadas tras una ausencia de tres años. No sólo fue llegar a la postemporada, sino también dejar huella. Salvo por el 2013, 2014 y 2016, los Rockets estuvieron siempre entre los cuatro mejores del Oeste, siendo finalistas de conferencia en 2015 y 2018.

Los mejores momentos de Harden entre las temporadas 2016 y 2020. Para sentarse a disfrutar.

Harden marcó una época en Houston y con total certeza es de los tres jugadores más importantes de su historia. El que haya empezado a meterse en el mundo NBA hace alrededor de tres años, recordará con mucha frescura los duelos frente a Steph Curry, Kevin Durant y los Golden State Warriors.

¿Tendría Harden un anillo de no ser por la mala fortuna? Nunca podrá saberse que hubiera sucedido de no lesionarse Chris Paul para los últimos dos partidos de las Finales de Oeste del 2018. Estaban 3-2 arriba y con ventaja de campo. Por eso, creemos que probablemente sí. 54-43 al medio tiempo del séptimo juego contra los Warriors y con unos débiles Cleveland Cavaliers de LeBron James acompañado por él mismo como rivales en las finales. Pero bueno, el encuentro terminó 101-92 a favor de Golden State y los Rockets fallaron 27 triples seguidos finalizando con un horrible 7 de 44 desde tercera dimensión. ¿Harden? Hizo lo que pudo en una desacertada noche; 32 puntos, pero solo 2 de 13 en triples.

¿Encontrará finalmente su oportunidad mudándose al Este? Es una muy buena pregunta. Creemos que tiene chances. Pero solo si logra integrar un equipo y no solamente tres grandes estrellas que brillen cada por su lado en el firmamento. De suceder esto último, los Nets tendrán que jugar cada partido con tres balones simultáneos para poder triunfar.

¿Necesitarán tres pelotas? ¿Marcarán una época? Todo está por verse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *