Clasificará aquél que gane de local

Esta vez, el mal humor se disipó. Si el viernes Kawhi Leonard y Paul George pudieron mostrar alguna suerte de desencanto por la ausencia de un escudero que no se llame Reggie Jackson, la tarde del domingo fue la antítesis.

The Klaw brilló, sí, como es costumbre; Paul George, no tanto, pero le alcanzó para sumar 22 puntos y repartir 10 asistencias, además de sus 6 rebotes y 3 robos. No obstante, el apoyo de los (quizás mal llamados) secundarios fue lo que se llevó los flashes. Marcus Morris estuvo especialmente preciso desde el perímetro y firmó 23 tantos y Jackson sumó una quincena. Además, Terance Mann aportó 13 unidades y Nicolas Batum y Luke Kennard colaboraron con 11 cada uno. La actuación del equipo todo fue coronada con los 28 puntos, 10 rebotes, 9 asistencias y 4 robos del ex San Antonio y Toronto.

Del otro lado del parqué, la historia fue distinta. Especialmente, en la primera mitad, cuando Luka Doncic anotó 29 de los 62 tantos de Dallas. A diferencia de Leonard, a su costado no encontró tanto respaldo. Dorian Finney-Smith (18p/10r) fue quien más se le acercó en anotación y con un buen porcentaje de acierto (54%).

Kristaps Porzingis, que lejos estuvo de su mejor rendimiento en la serie, falló todos sus lanzamientos de tres puntos y Tim Hardaway Jr., el alfil del equipo los primeros seis juegos, encestó sólo uno de nueve.

Desde la banca, Rick Carlisle tampoco encontró herramientas. Jalen Brunson anotó dos puntos y Dwight Powell, cuatro. Seis unidades fue la anotación total de los suplentes.

Aún con el peso sobre sus hombros, el esloveno acabó con 46 tantos, 14 asistencias y 7 rebotes para evitar la eliminación de Mavericks en manos de Clippers por segunda campaña consecutiva, pero fue insuficiente.

Tardaron siete juegos, pero los dirigidos por Tyronn Lue se impusieron a la franquicia texana y lo único que necesitaron fue algo inédito en la serie: ganar en condición de local.

No habrá mucho descanso para los angelinos. En las Semifinales del Oeste espera un Utah Jazz mucho más entero que derrotó a Memphis en cinco juegos. El martes, la bola estará en el aire una vez más.

*Crédito foto de portada: AP Photo / Ashley Landis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *