CaNBAlache #1: Simmons, Irving y NBA 75

Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé
En el 510 y en el 2000 también
Que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafa'os
Contentos y amarga'os, valores y doblé.

En 1934, el músico bonaerense Enrique Santos Discépolo compuso y estrenó en el Teatro Maipo el tango Cambalache. Un par de décadas después, el emblemático tanguero uruguayo Julio Sosa grabó la versión más popular de la canción, que se extendió como un clásico del género.

En territorio rioplatense, el término cambalache se refiere a un intercambio, una prendería y/o un trueque, a un lugar de compraventa o a una situación de desorden y ruido. El verbo cambalachar (o cambalachear) se usa en un sentido coloquial y remite al mismo concepto: un intercambio desregulado o la confusión hecha evento.

¿Qué es el CaNBAlache? Una columna semanal que abordará las principales noticias de la semana en el mundo NBA, la competencia de básquet más fuerte del mundo. Con un poco de esto y un poco de aquello, nos propondremos semana a semana un recorrido por los recovecos de la liga estadounidense: será una especie de salpicado con lo mejor de los siete días precedentes.

En 1932, dos años antes de la publicación de Cambalache, se fundó la Federación Internacional de Básquetbol (FIBA) en Ginebra, Suiza con Argentina como uno de los ocho miembros fundadores. En 1936, transcurridas dos temporadas del estreno del tango, el básquet debutó en los Juegos Olímpicos: fue oro yankee en la Alemania nazi.

Si es lo mismo el que labura
Noche y día como un buey
Que el que vive de las minas
Que el que mata, que el que cura
O está fuera de la ley.
Índice
  • Las idas y vueltas de Ben Simmons y los Sixers
  • Kyrie Irving y la novela infinita
  • NBA 75: la élite y las (inevitables) polémicas
  • Estadísticas
  • Enfermería
  • Picadito final
Las idas y vueltas de Ben Simmons y los Sixers

Después de un cierre acalorado de los playoffs, con Joel Embiid y Doc Rivers apuntando contra Ben Simmons por su bajo rendimiento en los momentos clave, el australiano se reveló contra la organización de Philadelphia. Su decisión pintaba irreversible e inapelable: no quería jugar más en los Sixers. No obstante, la dificultad de la gerencia liderada por Daryl Morey para encontrar un trade que los dejara satisfechos prolongó la situación y el base regresó a la ciudad más grande del estado de Pensilvania.

Después de realizarse las pruebas de coronavirus correspondientes, Simmons se reintegró a los entrenamientos del equipo. A sabiendas de que había perdido más de un millón de dólares por sus semanas de ‘rebeldía’, fue listado como ‘dudoso’ para el primer partido de la temporada, pero… El martes 19 de octubre, unas horas antes del comienzo de la regular season, todo se fue por la borda nuevamente.

Rivers le pidió al oriundo de Melbourne que participara en un ejercicio defensivo del entrenamiento, pero este se negó. El entrenador se lo repitió, mas Simmons volvió a desobedecer la orden. En ese instante, con la tensión creciendo en el gimnasio, el ex head coach de los Clippers le dijo que abandonara la práctica, a lo que el tres veces All Star dejó caer la pelota y se fue del establecimiento.

Aunque el director técnico le restó importancia al suceso, la franquicia sancionó al jugador con un partido de suspensión (el debut contra los Pelicans), que se sumaba al dinero de multa (1.4 palos verdes – en total, casi 2 millones) por las reiteradas ausencias a partidos de pretemporada, reuniones y entrenamientos. Un par de jornadas después, cuando se empezaba a especular con el estreno de Simmons, otro escollo se interpuso en el camino. Los médicos le habían dado el visto bueno en lo físico, pero el número #25 le comunicó a la organización que no estaba “mentalmente preparado” para jugar.

Ante la imposibilidad de encontrar un traspaso -que consideren- justo, los 76ers mantienen la postura de reintegrar a Simmons al equipo. Morey, ex ejecutivo de los Rockets, fue tajante al respecto: “Van a pensar que estoy bromeando, pero no, podríamos estar así cuatro años (NdR: el tiempo de contrato que tiene el guardia con la franquicia por $147M). Las condiciones que establecimos no cambiaron”. La necesidad de aprovechar el prime de Embiid y el ínfimo valor de Simmons por la desidia de los meses recientes no suponen un cóctel atractivo para buscar un trade rápido.

Sin embargo, para la fortuna de los aficionados de Philly, la tensión empezó a disminuir durante los últimos días. Tobias Harris apoyó a su compañero vía Twitter, la organización dejó de sancionarlo (el CBA de la liga protege el sueldo de los jugadores ante faltas causadas por problemas de salud mental) y la gerencia mantiene su postura tranquila en torno a las negociaciones. El vienes pasado, quien figura listado como baja por ‘razones personales’ se reunió por separado con el entrenador, el personal médico y sus compañeros. Todos esos encuentros fueron catalogados como productivos y constituyeron el puntapié inicial para un proceso en el que Simmons buscará ayuda médica (en otro orden, tuvo problemas en la espalda) y eventualmente, tarde o temprano, desembocará en su debut.

Con tantos matices cruzados, resulta difícil pronosticar qué le deparará la temporada al pick #1 del Draft de 2016, pero lo más probable es que al jugar su valor aumente. “Vamos en la dirección correcta”, sentenció Morey. Con el Rookie del Año en 2018 fuera de la alineación, los 76ers ganaron dos de sus primeros tres partidos en la temporada. Aunque en diferentes momentos de la offseason Embiid, Harris y compañía exhibieron su disconformidad con la situación, hoy parecen abrir los brazos para el regreso final al grupo del jugador de 25 años.

Kyrie Irving y la novela infinita

Si con un conflicto eterno no alcanzaba, acá tenemos otro. A mediados de septiembre, con la NBA preparándose para una nueva temporada, se empezó a comentar que Kyrie Irving no quería vacunarse contra la COVID-19 e iba a perderse los partidos en condición de local por la legislación del estado de Nueva York, que exigía al menos una dosis para acudir a eventos masivos cerrados. Andrew Wiggins, en una situación similar -en San Francisco, la otra ‘ubicación NBA’ con normas sanitarias estictas-, cedió y se inoculó para no perderse los juegos en el Chase Center, pero el base de los Nets siguió firme con su decisión.

Unos días después del comienzo del conflicto, el campeón en 2016 no acudió al Media Day por los protocolos sanitarios. A fines de septiembre, la liga anunció que los jugadores no vacunados no cobrarían el sueldo correspondiente a sus ausencias, es decir, 17 millones de dólares en caso de que Irving se perdiera los 41 partidos de local ($425k por noche). La NBA no obliga a los jugadores a vacunarse, pero desde la temporada pasada flexibilizó los protocolos para quienes estuvieran inoculados (hoy día, más del 90% de los players).

Cada miembro de la organización que se expresaba al respecto, como el propietario Joe Tsai, respetaba la decisión del base, pero mostraba su disconformidad con la situación, que podría atentar seriamente contra las aspiraciones de anillo de Brooklyn. El general manager Sean Marks, por su parte, indicaba que se trataba más de un revuelo de Twitter que de un problema de vestuario, pero la determinación del otro nacido en Melbourne -en la 2020/21 se perdió varios partidos por ‘motivos personales’- empezaba a incomodar a la franquicia neoyorquina.

En primera instancia, Irving formó parte del campus que realizaron los Nets en San Diego y se ausentó en los entrenamientos de Brooklyn, aunque luego le permitieron entrenar en las instalaciones del equipo por ser consideradas un espacio privado (no así el Barclays Center). No obstante las buenas noticias, el martes 12 de octubre, a una semana del inicio de la regular season, Marks y los Nets publicaron un contundente comunicado sobre la situación de Kyrie:

Dada la naturaleza cambiante de la situación y después de una profunda deliberación, hemos decidido que Kyrie Irving no jugará ni practicará con el equipo hasta que sea elegible para ser un participante de pleno derecho. Kyrie ha tomado una decisión personal y respetamos su derecho individual a elegir. Actualmente, la elección restringe su capacidad para ser un miembro de tiempo completo del equipo y no permitiremos que ningún miembro de nuestro equipo participe con disponibilidad de tiempo parcial. Es imperativo que continuemos construyendo la química como equipo y permanezcamos fieles a nuestros valores establecidos desde hace mucho tiempo de unión y sacrificio. Nuestras metas de campeonato para la temporada no han cambiado, y para lograr estas metas, cada miembro de nuestra organización debe ir en la misma dirección.

En los días previos, Kevin Durant y Steve Nash se habían mostrado reacios ante la posibilidad de que Irving jugara solo los partidos fuera de casa, pero la declaración del gerente general fue una cruda confirmación: a menos que cumpliera con las reglas establecidas por NY, quedaría excluído del equipo. Para seguir echando leña al fuego, los ejecutivos de la organización empezaron a revaluar la idea de renovarle el contrato al siete veces All Star, cuyo vínculo expira a mediados de 2022 (planeaban ofrecerle el máximo de 187 millones de dólares).

En un vivo de Instagram, el reciente miembro del club del 50-40-90 explicó que su decisión se debe a que la gente pierde sus trabajos por los mandatos de inocularse y que no es antivacunas. “Nadie me va a quitar el poder que tengo para hablar sobre estas cosas. No crean que me voy a retirar por un mandato de vacuna. Estoy en ambos lados, respeto la decisión de todos”, afirmó quien busca ser ‘una voz para los que no tienen voz’. Para cargar más la situación, algunos fans del equipo se manifestaron afuera del Barclays Center en apoyo a Irving bajo la consigna No al mandato de vacuna, apoye a Kyrie.

Algo resignados por la resolución del ex Cavaliers y Celtics, los Nets arrancaron la temporada con 2 victorias y 2 derrotas. Durant, jugador franquicia del equipo de Nash, indicó que desearía que nada de esto ocurriera, pero que no podía enojarse por tratarse de una decisión personal: “Nosotros, como jugadores, seguiremos trabajando juntos, en el vestuario y en la cancha. La vida es increíble así que no puedo estar enfadado con alguien que toma una decisión por sí mismo”. Ya en la temporada, tras la derrota ante los Hornets, KD añadió que tenían lo suficiente para ganar sin Irving y que no lo esperaban para que los salvara, aunque reconoció que lo querían en la cancha.

NBA 75: la élite y las (inevitables) polémicas

En el marco de las celebraciones por su septuagésima quinta temporada, la NBA lanzó durante los primeros tres días de la temporada una lista con los mejores 75 jugadores de la historia, a razón de 25 por jornada. No tiene mucho sentido detenerse en cada uno de los seleccionados, que incluyen a los 50 galardonados en 1996, por lo que mencionaremos a algunos de los destacados jugadores que no ingresaron al top 76 (hubo un empate en el último puesto).

Manu Ginóbili, Pau Gasol y Tony Parker, tres de los mejores jugadores internacionales de la historia, podrían haber formado parte del NBA 75. Dwight Howard, legendario defensor y uno de los mejores jugadores de la liga hace una década, constituyó una de las ausencias más polémicas. Otra fue la de Klay Thompson, que se quejó vía redes sociales y luego fue troleado épicamente por sus compañeros de los Warriors, que le obsequiaron una camiseta con su apellido y el número 77. Ben Wallace y Dikembe Mutombo, dos de los mejores defensores de la historia, también reclamaban su lugar, como Alonzo Mourning y los primos Vince Carter y Tracy McGrady. Un poco más abajo aparecen Kyrie Irving, Joe Dumars, Alex English, Chris Bosh, Penny Hardaway, Artis Gilmore, Grant Hill y Adrian Dantley, entre muchísimos otros.

Lo cierto es que los 76 seleccionados también merecían su lugar: la NBA, una competencia con tanta historia y jugadores influyentes, estaba obligada a dejar nombres rutilantes afuera. Damian Lillard y Anthony Davis podrían protagonizar algunas de las polémicas más importantes, en tanto Dominique Wilkins y Bob McAdoo, dos controversiales ausencias del NBA 50 de 1996, fueron honrados en esta ocasión, mientras que Nikola Jokic y Derrick Rose fueron los únicos MVPs de la temporada regular que no formaron parte de la lista, algo razonable debido a sus circunstancias (uno está empezando su legado y el otro vio muy mermada su prometedora carrera por las reiteradas lesiones).

Estadísticas

★ Chris Paul se convirtió en el primer jugador en la historia con 20.000 puntos y 10.000 asistencias.
☆ Carmelo Anthony superó a Moses Malone y quedó noveno en la tabla de goleadores históricos (27,4k).
✰ Charlotte Hornets arrancó 3-0 por primera vez en su historia – Chicago Bulls encadenó 4 victorias al comienzo de la temporada por cuarta vez, pero primera sin Michael Jordan – Golden State Warriors metió un 4-0 de inicio tras cinco temporadas sin conseguirlo.
☆ Houston Rockets usó a cuatro adolescentes en el comienzo de la temporada, igualando la marca de los Suns en toda la 2016/17 como la máxima de la historia. Sin embargo, los cuatro jugaron el mismo partido, algo sin precedentes.
★ Miles Bridges marcó 30 puntos en partidos consecutivos por primera vez en su carrera. También recibió -junto a Stephen Curry- su primer premio al jugador de la semana.

Enfermería

A pesar de que varios jugadores aún no pudieron debutar por diversos problemas físicos que acarrean desde la pretemporada o de hace varios meses, como los rookies Cade Cunningham y Jonathan Kuminga o los Onyeka Okongwu, Coby White, James Wiseman, Klay Thompson, TJ Warren, Caris LeVert, Kawhi Leonard, Kendrick Nunn, Dillon Brooks, Victor Oladipo, Donte DiVincenzo, Jamal Murray, Zion Williamson, Josh Hart, Danilo Gallinari, Markelle Fultz, Jonathan Isaac, Dario Saric, Zach Collins, Pascal Siakam, Rudy Gay, Talen Horton-Tucker, Rui Hachimura y Thomas Bryant, pocas lesiones decoraron los primeros días de competencia.

Norman Powell preocupó a todos con una presunta lesión en la rodilla izquierda, pero finalmente evitó un menoscabo de gravedad. Algo similar ocurrió con Nikola Jokic, Anthony Davis y Doug McDermott, que se golpearon las rodillas y a priori esquivaron malas noticias. LeBron James se perdió un partido por sentir dolor en el tobillo derecho, pero tiene nada grave, en tanto Terry Rozier III se esguinzó el mismo tobillo, Kristaps Porzingis sufrió algunas molestias en la espalda y Jerami Grant tiene algunos inconvenientes en un codo. Jrue Holiday (tobillo) y Brook Lopez (espalda), pilares del campeón, ya debutaron y fueron baja en múltiples partidos.

Picadito final

♠ Deandre Ayton y Phoenix Suns no llegaron a un acuerdo de extensión, por lo que el pivot bahameño será agente libre restrigindo al final de la temporada. En una situación similar quedaron Miles Bridges y Charlotte Hornets, mientras que Sacramento Kings ‘marginó’ de la rotación a Marvin Bagley III. Sí renovaron, entre otros, Mikal Bridges (Suns, 4x$90M), Jaren Jackson Jr (Grizzlies, 4×105), Malcolm Brogdon (Pacers, 45×2 para 4×89.3), Grayson Allen (Bucks, 2×20), Landry Shamet (Suns, 4×43), Kevin Huerter (Hawks, 4×65), Daniel Gafford (Wizards, 3×40.2) y Jabari Parker (Celtics, 1×2.2)

♣ Gerald Green, quien jugó 12 años en la NBA, se retiró y se unió al cuerpo técnico de los Rockets como entrenador de desarrollo de jugadores. Disputó 658 partidos de temporada regular (9.7p2.5r0.9a) y 68 de playoffs. Su último equipo fue, justamente, Houston.

♦ Lance Stephenson fue elegido con el decimotercer pick del Draft de la G League y jugará en Grand Rapids Gold, equipo afiliado a Denver Nuggets. Shamorie Ponds fue la primera selección (Delaware Blue Coats, de los Sixers).

♥ China vetó a Boston Celtics tras las contundentes declaraciones de Enes Kanter, quien mediante su cuenta de Twitter empezó a pedir por la libertad del Tíbet. El pivot turco utilizó zapatillas temáticas, llamó dictador a Xi Jinping e invitó a Michael Jordan, LeBron James y Phil Knight (dueño de Nike) a visitar los campos de esclavos y revisar sus condiciones laborales.

*Se utilizaron como fuentes Espn, NBA y nbamaniacs.

Iván Fradkin

Lo que mejor hago es escribir. Escribo como el orto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *